Ver Suplemento Temático...


Dirección y Gestión de la Seguridad Global.

 

 Expertos

Universidad Politécnica de Cataluña


Universidad pública española de la Generalidad de Cataluña, especializada en los ámbitos de ingeniería, arquitectura, y ciencias

¿Tienes autoridad o poder?


Entendiendo cómo una persona puede influir en otras

Para explicar la influencia que una persona pueda ejercer en otras es necesario considerar los conceptos de poder y autoridad. El poder hace referencia a la facultad o potencia de hacer algo (influir sobre otras personas) mientras que la autoridad es el prestigio y crédito que se reconoce a una persona o institución por su legitimidad o por su calidad y competencia en alguna materia. En la empresa, el poder suele venir dado por la propiedad, por la posibilidad de adquirir sus derechos políticos, y la autoridad depende de que terceros te la concedan. El primer concepto hace referencia al gobierno y el segundo a la gestión.


Tipos de poder según la fuente de influencia y conductas esperadas en los subordinados

El poder, a su vez, puede ser de distintos tipos:

  • Poder de Experto: la influencia se obtiene como resultado de la experiencia, habilidad especial o conocimiento de la persona.
  • Poder de Referencia: la influencia se obtiene por identificación de los seguidores con la persona, al poseer los recursos o rasgos deseables. Surge de la admiración del otro y del deseo de ser como esa persona. Los individuos carismáticos, gerentes o no, puede influir en superiores o subordinados, que se identifican con ellos.
  • Poder de Recompensa: la influencia proviene de la capacidad de una persona para premiar a sus seguidores por cumplir órdenes o alcanzar metas propuestas.
  • Poder Coercitivo: la influencia proviene del temor o castigo infundido en los seguidores.
  • Poder Legítimo o del puesto: la influencia proviene de la posición de la persona en la jerarquía de la organización.

Por otra parte, sin la noción de autoridad sería inconcebible el funcionamiento de cualquier organización. La autoridad conlleva un proceso largo en el tiempo dónde se demuestra la capacidad y la valía de las personas en la gestión empresarial. Los empresarios deben por tanto ser capaces de equilibrar el binomio poder-autoridad, rodeándose de aquellos profesionales capacitados para la dirección de la empresa.

La verdadera finalidad del poder, en el sentido positivo de búsqueda de eficiencia, debería ser facilitar los procesos de aprendizaje para que las personas pudieran desarrollarse humana y profesionalmente, obrando con libertad y capacidad de decisión, y por tanto, aportando toda su capacidad creativa.

Lamentablemente, muchos de los que tienen poder, cuidan de mantenerlo y no facilitan que otros lo puedan ejercer. Esta instrumentalización defensiva del poder solo podría tener validez excepcionalmente, y por un muy corto periodo de tiempo, si tuviera como objetivo garantizar la seguridad de un colectivo frente una agresión externa. 

Suplemento Temático: Los nuevos retos del Director de Seguridad

 


Fuente: Prevención Integral
Fecha: 2017

   Mas artículos de Universidad Politécnica de Cataluña        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 168 personas.