Ver Suplemento Temático...


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional.

 

 Expertos

Vicente Díaz de Villegas y Herrería


General de División

Comandante de las Operaciones de la ONU en Congo y jefe del Primer Contingente Español en Kosovo

Defender a España y defender a los españoles


El ser humano, desde su creación, tiene vocación revelada de eternidad y, en consecuencia, ganas de seguir y de transmitir para progreso, el fruto de lo que va haciendo en su vida. Los años pasan y la vida en este mundo solo se puede prolongar a través de los hijos y de los proyectos comunes.

La Segunda Guerra Mundial, guerra civil europea, relevaba en 1939 a la guerra civil española y terminaba en 1989 con la caída del muro. Gracias a la caída del telón de acero, pudimos ver y comparar lo que dejaron los comunistas locales y sus jefes soviéticos en Rumanía, Albania, Bulgaria, Hungría, Checoslovaquia, República Democrática Alemana,… con lo ocurrido en España. Al otro lado del muro se buscó internacionalizar los estados rompiendo sus historias y valores.

La España de 1978 heredó una situación privilegiada en todos los ámbitos, morales y materiales. Sin embargo, la dejación en el cuidado del jardín moral y el oscurecimiento de la luz de la verdad fueron atacando la roca de los valores, debilitándola con juegos, complejos y mundanidades pasajeras.

En esta época en la que nos toca vivir, como diría mi nieta repitiendo los dibujos de Robin Hood, “hay tiempos bien y tiempos mal …. aquí en Nottingham”.

En el tiempo de la información y la velocidad, es paradójico que la falta de cultura sea mucho mayor que en el pasado, cuando no había televisión ni siquiera radio en todos los hogares. El depósito de valores, la tradición oral y el sentido común eran superiores.

Entre la pérdida de valores que tienen un origen natural está el de la Justicia, inmerso en la dignidad de la persona.  El aprecio a los derechos de las personas parte de unas leyes civiles justas, comenzando por las que defienden el primer derecho que es el derecho a vivir, el respeto a la fidelidad, a la verdad, a la responsabilidad, a la buena preparación, a la laboriosidad, a la honestidad, al riesgo

Los partidos marxistas y populistas ocultan sus intenciones bajo promesas, que tratan de debilitar las estructuras sociales, incluida la Familia, los Ejércitos y la Iglesia, para, alcanzar el poder. También forman parte de los que tienen como meta el becerro de oro.

El dinero, y el “tanto tienes tanto vales” enterró al tanto “eres tanto vales”. Se cambió el SER por el TENER. El resultado de esta ambición por ganar son:

– La falta de solidaridad y generosidad familiar cuya consecuencia son familias cada vez más reducidas con menos hijos en aras del bienestar material.

– La falta de solidaridad en el ámbito social, que inició su carrera con la venta de las empresas públicas más punteras, la creación de una mastodóntica y artificial administración regional y se aceleró con la caída del muro de Berlín y el Telón de Acero.

De la sangre, sudor y lágrimas de nuestros predecesores se han filtrado las gotas y los ríos de nuestro progreso. Con mirada limitada y pensamiento corto, apenas llegamos a acordarnos del esfuerzo de nuestros abuelos como para acordarnos de sus antecesores y, sin embargo, vivimos gracias a ellos. Ellos y sus obras son España. No solo la geografía física, ni la juerga, ni la casa en que vivimos, ni el coche…

España es la casa material y moral de todos los españoles, de los buenos y de los malos, de los ricos y de los pobres, de los altos y bajitos, guapos y feos, de los tontos y de los listos, de los vagos y de los trabajadores, de los optimistas y pesimistas, de los oportunistas y de los caraduras… de los canarios y de los catalanes. Y todos dependemos de todos.

Llama la atención observar que, destruido y ridiculizado el sentido de lo español por nuestra inacción acomplejada, son los enemigos de España, sin más mérito que la debilidad de nuestra democracia, los que la pretenden atracar insultándonos y robando lo que es nuestro para levantar pretendidas naciones.

Y es que el vacío tiende a llenarse con cualquier cosa y la falta de valores morales son ocupados por el cinismo de lo fácil.

 El predominio de lo singular y tribal sobre la mayoría nos retrotrae a la oscura edad media y al feudalismo. En ninguna nación desarrollada existe una administración tan cara, desleal y corrupta como la de las autonomías españolas. Nos hemos pasado tres pueblos con un modelo poco eficiente para servir al ciudadano y al progreso.

En el mundo hay casi 200 naciones, más de un 75% de ellas con un estado del bienestar inferior al de España, pero muy probablemente muchas de las naciones que están por debajo en el ranking tienen mayor sentido de familia, de sociedad cohesionada, de Estado.

La salida de más de 4.000 empresas de Cataluña es un índice de lo que ocurre cuando a gran parte de los españoles se les roba los derechos sobre su historia, territorio y economía. No hace falta ir a Irak, Somalia, Libia, Venezuela o Ucrania para ver la ruina.

Imaginen una España en la que nos roben Cataluña y Vascongadas. Pensemos en algo sencillo:

  • en las comunicaciones terrestres con Europa, con sus trenes y carreteras, y en las comunicaciones estratégicas marítimas desde Bilbao, Barcelona o Tarragona,…
  • en el tejido industrial vasco y catalán fruto del esfuerzo y proteccionismo de todos los españoles a lo largo de los años.
  • en los intercambios de energía eléctrica de la que son deficitarios.
  • en las reacciones de las demás autonomías, en una división en las administraciones municipales, comarcales, provinciales, con autonomía legislativa propia y un presupuesto sin cortapisa…ya ha ocurrió, basta recordar aquel ¡Viva el cantón de Cartagena! y como su escuadra bombardeó Alicante (estos sucesos son desconocidos por la mayoría de españoles, pero ocurrieron y puede volver a ocurrir).
  • en las reacciones internacionales para aprovechar y sacar astillas del árbol caído.
  • en que la España y los españoles de ahora son el fruto de la España y de los españoles desde hace más de 500 años, por lo que ahora solo somos un eslabón.
  • en el valle de Aran.

No obstante, si solo nos quedamos con la economía de lo material, nos encontraremos en el mejor de los casos en manos de mercachifles carentes de solidaridad y escrúpulos que ignorantes de nuestra dignidad nos irán ahogando. La economía tiene sus propias leyes y mecanismos, pero esas leyes no son suficientes ni supremas, ni sus mecanismos son inamovibles.

Nuestra miopía intelectual nos lleva a la defensa acérrima de nuestra pertenencia a equipos deportivos como los de fútbol y baloncesto (pan y circo) pero no a la defensa de nuestro principal e histórico equipo, ESPAÑA en todos sus ámbitos, desde la religión, pasando por la sanidad, la enseñanza, el trabajo, … hasta la defensa física

En aras a su venta por parcelas -balkanización- ha habido un voluntario desarme de valores a lo largo de los años y entre ellos está el valor España y con ella ser español (solo en campeonatos de fútbol se veían las banderas).

Después de años de cobarde silencio y complicidad de los gobiernos nacionales en Madrid, incluyendo los dialogantes balones de oxígeno al ya agonizante terrorismo etarra -auténtico proxy del PNV-, la agresión secesionista catalana ha hecho sonar el timbre de alarma.

La falta de unidad lleva al Estado fallido (Somalia, Libia, Venezuela…) y a la pérdida de vidas y de generaciones de esfuerzo.

La defensa de España es la defensa de los españoles, de sus empresas, de sus puestos de trabajo, la de su sanidad, de su enseñanza, de su paisaje, de nuestra VIDA.

El mundo está lleno de riesgos, amenazas y agresiones, por lo que la falta de defensas en una Nación, como ocurre en una persona, se convierte en inmunodeficiencia, SIDA, y cualquier mínima enfermedad es mortal. Basta con mirar a Ucrania.

Vale la pena leer historia y mirar alrededor hacia aquellos modelos que nos gustarían para decidir en consecuencia.

En el reino animal, simplemente por instinto, las alarmas y la solidaridad garantizan la supervivencia de la especie.

Lo barato es caro y la medicina, defensa, preventiva es la base de la salud, la que permite reducir el número de acciones agresivas internas o externas sobre las que tener que actuar con la medicina curativa y la cirugía DEFENSA militar.

Mientras en Europa, Austria, Grecia, Dinamarca, Suecia, Chipre, Estonia y Finlandia mantienen el servicio militar y en otros países como Francia, Alemania, Italia y Marruecos se va considerando la vuelta al servicio militar, con el fin de promover entre los ciudadanos la integración, cohesión, concienciación, disuasión  -si es necesario llegar a la nación en armas-, en otros teatros se considera la posibilidad de contratar ejércitos de empresas.

Vale la pena recordar que el bienestar tiene mucho que ver con la Defensa de España en todos los ámbitos, externos e internos, y que para sostenerse es clave la unidad que se nutre de la solidaridad para combatir el desapego y la apatía.

Defender a España es nuestro seguro y el de nuestros nietos. ¡Cuidado! quienes nos atacan no se desarman.

 


Fuente: Blog General Dávila
Fecha: 2018-09-09

   Mas artículos de Vicente Díaz de Villegas y Herrería       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 201 personas.