- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Expertos
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Expertos Profesionales


Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

La omnipresente Seguridad


La reciente Cumbre Europea ha tenido un escaso día de presencia en los medios, olvidada rápidamente por el apresamiento del dictador iraquí Saddam Hussein. Todas las noticias se centraron en el fracaso de la citada Cumbre por no aprobarse el principal orden del día, la futura Constitución Europea, a la que habría que apostillar que no se debió a la intransigencia de España y Polonia, principales países perjudicados por el reparto de poder, sino a la soberbia de Francia y la de su acólito alemán. Dentro de esas escasas veinticuatro horas de noticia en primera plana, con un leve trasfondo, se ha narrado la aprobación las futuras sedes de las distintas agencias europeas, metidas de prisa y corriendo, por Italia, en el orden del día, con el único objeto de dejar fuera a los países candidatos a entrar en la Unión Europea.

Como espectador de la política europea, pienso que si las sedes son fuentes de riqueza para la ciudad correspondiente, hubiera sido bueno que al ser los países candidatos, más pobres que los que componen en la actualidad la Unión, les debería de haber correspondido alguna de ellas, como signo de solidaridad. Mal presagio para la futura Unión a veinticinco miembros.

Si nos fijamos en las distintas agencias creadas, cuyos cometidos específicos aún habrá que definir, todas menos una, la que ha correspondido a España: “Gestión de Recursos Pesqueros”, todas las demás se refieren a temas de seguridad.

La agencias son organismos ya existentes en la OTAN y en menor medida en la Unión Europea Occidental, ambas de carácter defensivo, que se constituyen como órganos de planeamiento y ejecución en sus parcelas concretas.

Estimándose, a juicio de este expectador, que es una cesión de soberanía de los distintos Estados en aras de la comunidad global europea. Pero no olvidemos que se avanza a pasos agigantados, con los retoques necesarios a causa de los años, a la “idea imperial de Carlos V (I de España)”.

Las agencias creadas son: de Seguridad Alimentaria, con sede en Parma (Italia), que fijará a buen seguro: las normas de calidad alimentaria, los alimentos transgénicos, la ingeniería alimentaria y otros aspectos que es necesario controlar, porque la manipulación alimentaria actual, aunque no se perciban sus efectos a corto plazo, podrían tener repercusiones genéticas en dos o tres generaciones; Control de Productos Químicos, con sede en Helsinki (Finlandia), muy en boga hoy día, ya que no en balde se le empieza a denominar al siglo XXI, como el de la biotecnología; de Seguridad Marítima, con sede en Lisboa (Portugal), con objeto de controlar las rutas marítimas europeas y establecer las pautas constructivas de todo lo que pueda navegar; de Seguridad Aérea, con sede en Colonia (Alemania), configurando como único el espacio aéreo europeo, dejando de tener sentido a partir de ahora, las zonas de influencia aérea de los distintos Estados; de Seguridad de la Información, con sede en Grecia, verdadero caballo de batalla, por la fluidez, rapidez y vulnerabilidad de los sistemas de información, de tal forma que algunos analistas, dado lo intrincado de las redes de información, ya vaticinan, si no se pone remedio, un Pearl Harbour informático; de Seguridad del Ferrocarril, con sede en Francia, en donde se fijarán las grandes líneas europeas, se liberalizará el transporte ferroviario y se independizará la propia red de los medios móviles de transporte; el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades Transmisibles, con sede en Suecia, que marcará las pautas sanitarias para que todos los europeos alcancen mejoras sustanciales de vida; la Escuela de Policía, con sede en Londres (Reino Unido), que fijará los estándares que deben tener todas las policías europeas y que podría obligar a modificaciones sustanciales en algunos cuerpos policiales de Portugal, Francia, Italia y España; y por último el Eurojust, con sede en La Haya (Holanda), creando un espacio de justicia común y homogéneo, siendo necesario para comprender este espacio, escuchar con detenimiento las palabras del profesor y magistrado emérito del Tribunal Constitucional, don Rafael de Mendizabal.

Esta es la Europa en la que iniciaremos nuestra andadura en los albores del presente siglo, un siglo que aunque se le dé distintas denominaciones, habría que apellidarlo con mayúsculas, el de la Seguridad, porque se encuentra presente en todas las actividades.




Sedes de las Agencias Europeas


  • Agencia Europea de Gestión de Recursos Pesqueros, con sede en Vigo.

  • Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, con sede en la ciudad italiana de Parma.

  • Agencia Europea de Control de Productos Químicos, cuya sede estará en la capital finlandesa, Helsinki.

  • Agencia Europea de Seguridad Marítima, con sede en Lisboa, la capital portuguesa.

  • Agencia Europea de Seguridad Aérea, con sede en la localidad alemana de Colonia.

  • Agencia Europea de Seguridad de la Información, con sede a instalar en Grecia.

  • Agencia Europea de Seguridad del Ferrocarril, con sedes a repartir entre Lille y Valenciennes (Francia)

  • Centro Europeo para el control y prevención de las Enfermedades Transmisibles, que será instalado en Suecia.

  • Escuela Europea de Policía, con sede en al capital británica, Londres.

  • Eurojust, cuya sede ha sido ratificada en La Haya (Holanda. )


    Fuente: Belt Ibérica S.A.
    Fecha: 22/12/2003

       Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

    Este experto ha sido visto por 3225 personas.

  • © BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es