- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Expertos
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Expertos Profesionales


Jesús Rodríguez Cortés

Licenciado en Derecho
Técnico de Protección Civil por la Escuela Nacional de Protección Civil
Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global
Diplomado en Dirección de Protección Civil
Diplomado en Dirección de Catástrofes y Emergencias

Jefe de proyectos de Protección Civil y Seguridad Pública

BELT IBERICA S.A.
rodriguezjr@belt.es

¿Se pueden prevenir los terremotos?


Aunque solamente el 8% de las tierras del planeta se encuentran sobre zonas de alta peligrosidad sísmica, es en este pequeño porcentaje donde se encuentran ubicadas algunas de las ciudades más extensas y desarrolladas del planeta, y por contrapartida, también algunas de las más pobres, vease el ejemplo reciente de la ciudad de Bam.

El tema de la predicción de los terremotos es controvertido, parte de la comunidad científica, en su mayoría geólogos, son bastante escépticos con este tema y opinan que la única “predicción” pasa por una buena ordenación territorial y un buen diseño antisísmico.

A pesar de este escepticismo inicial, tradicionalmente se han observado algunos fenómenos físicos que de alguna manera presagian un fenómeno de estas características:

Los sonidos de baja frecuencia: este tipo de sonidos a los que el oído humano no es sensible, si son detectados en cambio por algunos animales como los perros, determinados comportamientos de estos animales ante estas frecuencias hacen presagiar movimientos del terreno, o fenómenos físicos de carácter catastrófico.

Calentamiento del Suelo: los esfuerzos mecánicos a que están sometidas las masas rocosas que producen un terremoto pueden alcanzar grandes temperaturas en el interior de la corteza terrestre. Esta temperatura se refleja en superficie y puede ser detectada por satélites dotados de sensores de infrarrojos, estos envían la señal a los observatorios que posteriormente las analizan. Este efecto a su vez puede provocar una dilatación localizada de la superficie terrestre, sobre la zona donde se localizará el epicentro.

Científicos de la NASA han detectado que cuando las rocas se someten a una intensa deformación, al igual que ocurre en un terremoto, adquieren las características de los semiconductores, generando intensos campos eléctricos y magnéticos en el subsuelo, suelo, atmósfera e ionosfera. Estas Anomalías se pueden detectar y analizar por medio de satélites e instrumental que mide las variaciones de los campos eléctricos y magnéticos de la superficie terrestre. Estos fenómenos pueden llevar asociadas señales luminosas, resultado de fenómenos eléctricos y magnéticos en la ionosfera.

Actualmente algunas ciudades de especial peligro disponen de sistemas de detección de terremotos de última generación, tal es el caso de ciudad de México, donde el período de recurrencia de un terremoto no sobrepasa los diez años, se ha establecido un sistema de alerta sísmica que emite una señal por todas las radios y canales de TV aproximadamente un minuto antes del terremoto. Esta señal aprovecha la particular situación geográfica de la ciudad a 300 kilómetros de los frecuentes epicentros en la costa del Pacífico, esta señal es disparada por los sismógrafos costeros y llega instantáneamente a la capital, adelantándose un minuto a la onda sísmica. Este corto periodo de tiempo debe ser suficiente para alertar a los equipos de emergencias, centrales eléctricas, nucleares, distribuidoras de gas, poner en marcha planes de autoprotección a la población, etc.

Otro de los países fuertemente castigado por los terremotos y a la vanguardia de los estudios sísmicos, es Japón, pionero en el diseño de arquitectura antisísmica y en la redacción de normas sismorresistentes.

En el sur de California, donde está situada otra de las ciudades sismicamente activas, Los Angeles, se está ensayando un nuevo sistema diseñado en EEUU que detecta terremotos con varios segundos de antelación, capaz de determinar la localización, origen y magnitud del movimiento telúrico, este sistema se ha acoplado a 155 estaciones sísmicas denominadas “Trinet”, operativas en ese territorio.

Numerosos científicos de estas zonas de la tierra están dedicados al estudio y detección precoz de los terremotos con la finalidad de establecer unos parámetros fiables para predecir estos fenómenos con antelación suficiente para tomar medidas preventivas ante un gran desastre. Anticiparse al acontecimiento a través de una correcta planificación es la herramienta que los servicios de Protección Civil de los distintos países pueden utilizar, de modo que se puedan llevar a cabo medidas de autoprotección personal, o de evacuación de las zonas donde se prevea que los efectos del seismo serán más virulentos.

Por Jesús Rodríguez Cortés
Licenciado en Derecho
Técnico de Protección Civil por la Escuela Nacional de Protección Civil
Diplomado en Dirección de Protección Civil
Diplomado en Dirección de Catástrofes y Emergencias
Jefe de proyectos de Protección Civil y Seguridad Pública
BELT IBERICA S.A.
rodriguezjr@belt.es




Isabel Míguez Marín
Licenciada en Ciencias Geológicas
Master en Gestión de Riesgos Ambientales
Diplomada en Dirección de Protección Civil

Jefe de Proyectos de Protección Civil
BELT IBÉRICA,S.A.
imiguez@belt.es


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 28/01/2004

   Mas artículos de Jesús Rodríguez Cortés        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 8117 personas.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es