- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Expertos
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Expertos Profesionales


Christopher J Simovich


Vicepresidente Senior de U.S. Security Care, Inc. Miembro de ASIS International

Protección de ejecutivos: servir y proteger


El teléfono de un director de seguridad corporativa suena a las 9:10 de la mañana de un lunes. “Jim, tenemos un viaje próximamente a Sierra Leona con el presidente ejecutivo y el vicepresidente de desarrollo empresarial para África. Estamos saliendo el sábado, y Recursos Humanos pensó que debía llamarte para ver si había alguna preocupación que pudieras tener”.

Tan improbable que aparezca, este tipo de pedido de asesoría de seguridad de último minuto antes de un viaje potencialmente peligroso aún es bastante común después del 11 de septiembre. Aunque la seguridad está recibiendo una atención sin precedentes en el mundo de los negocios, muchos ejecutivos piensan continuamente en las ganancias antes que la protección. Depende del profesional de seguridad de la compañía asegurar que los ejecutivos y otros involucrados en organizar el viaje entiendan la importancia de tratar los asuntos de protección en los inicios del proceso de planeamiento.

Cuando surge la posibilidad de un viaje de negocios a otro país, el primer paso es realizar una evaluación de riesgos para juzgar si efectivamente la protección es necesaria y si es así, cuánta. Luego, seguridad debe recoger información sobre los sitios por ser visitados, amenazas y otros temas para instruirse a ellos mismos, al equipo de protección, y a los principales. Después, debe considerarse si se va a usar personal interno, contratistas externos o una combinación de ambos. También deben abordarse el entrenamiento y la logística.

Evaluación de riesgos.

Los principios generales adoptados en la Norma para la Evaluación de Riesgos de ASIS International también son aplicables al proceso de evaluación de riesgos para la protección de ejecutivos. Con respecto a los ejecutivos que viajan, esto incluye identificar a los ejecutivos que estarán en el viaje, los eventos de riesgo históricos y los posibles en el futuro, y la probabilidad de que tales incidentes u otros problemas ocurran mientras los ejecutivos de la compañía se encuentren en el lugar. El equipo debe determinar el impacto probable de dichos eventos, desarrollar opciones para mitigar los riesgos y estudiar su factibilidad, y realizar un análisis de costo-beneficio.

Una de las decisiones es quién amerita protección. En algunos casos, solo tiene sentido para gerentes de alto nivel. Sin embargo, otros gerentes o personal de menor rango en la cadena de mando podrían ameritar protección si el lugar es particularmente peligroso, sus itinerarios son problemáticos, o ellos son particularmente importantes para la culminación exitosa del viaje. Por supuesto, los secuestradores pueden atacar indiscriminadamente, sabiendo que cualquier empleado de una empresa occidental es una baza importante en las negociaciones. Determinar la extensión de cualquier protección para este tipo de personal requiere un análisis de los riesgos y costos, como se examina luego.

Legajos.

Si aún no se ha hecho, seguridad debe recopilar legajos de los ejecutivos que viajarán. Como mínimo éstos deben incluir copias de los pasaportes, fotos, una indicación de tipos de sangre y alergias, e información sobre contacto de emergencia para los familiares. Al evaluar amenazas y vulnerabilidades y la probabilidad de cualquier suceso futuro, la seguridad corporativa debe considerar la historia del lugar, el país y la región, específicamente con respecto a la estabilidad política y el crimen y la violencia en general. También debe examinar la historia y la futura probabilidad de desastres naturales.

Las evaluaciones específicas de un país provenientes del Departamento de Estado y de compañías privadas, como IJet Travel Risk Management, son buenas fuentes de esta información. Estas evaluaciones pueden ofrecer incluso un detalle tan pequeño como los promedios de precipitación pluvial para dejar que las compañías consideren la amenaza de tormentas e inundaciones. Son especialmente útiles para alertar a las compañías sobre amenazas en desarrollo generadas por la mano del hombre, como crímenes e inestabilidad política.

La información correcta puede ayudar a una compañía a decidir si se debe incrementar la seguridad, modificar los planes de viaje o restringir las operaciones antes de que una situación peligrosa se convierta en una crisis. Por ejemplo, una de las compañías clientes del autor, que tenía fábricas en Sierra Leona, en un primer momento sacó del área a todos sus trabajadores que no eran nativos del lugar cuando se desató una guerra civil. Finalmente, la inestabilidad política llevó a la compañía a evacuar y cerrar las instalaciones del todo. Debido a que la compañía estuvo atenta a la situación mientras progresaba, pudieron cambiar sus planes como correspondía y sacar al personal con seguridad antes de que fuera demasiado tarde.

El equipo de seguridad también debe evaluar si el país, región o ciudad por visitar tiene un historial de actos de violencia dirigidos contra la compañía, su industria, o viajeros extranjeros y compañías extranjeras en general. Una pregunta relacionada es si la compañía en cuestión ha sido un blanco más frecuente que otras compañías.

Se puede conseguir algo de esta información de informes noticiosos públicos. Los profesionales de seguridad también deberían preguntar a sus homólogos de otras corporaciones acerca de sus experiencias dentro del país que pueden no haber sido reportadas en las noticias.

El equipo de seguridad también debe considerar si hay algunos factores o asuntos nuevos relacionados a la región o al negocio que hagan de la corporación o la industria un blanco más probable de la violencia futura. Por ejemplo, la firma del autor representaba una empresa con sede en los EEUU que estaba operando en Belice, en la frontera con Guatemala. La firma utilizó los Servicios Electrónicos de Información Jane´s (Jane’s Electronic Information Services) para obtener estadísticas y ubicaciones de violencia política contra extranjeros de varias nacionalidades. La información mostró que guerrilleros guatemaltecos habían estado entrando a Belice, cerca del emplazamiento del cliente, para secuestrar a occidentales y obtener pagos por rescate. Desafortunadamente, el cliente decidió ignorar esta información, y posteriormente un miembro de la familia del dueño fue secuestrado y llevado a Guatemala.

La persona estuvo cautiva por tres semanas, tiempo durante el cual el cliente tuvo que llamar a los militares y a otras fuerzas para ayuda. Si bien en este caso la familia pudo salvar a su pariente pagando un alto rescate, todos los involucrados sufrieron una considerable tensión que pudo haber sido evitado. El cliente ahora utiliza habitualmente la protección de ejecutivos, y esta situación es utilizada por la firma del autor como un estudio de caso para educar a otros clientes.

Con respecto a incidentes históricos, el equipo de seguridad debe identificar quién estuvo detrás de ellos, cómo se llevaron a cabo y cualquier otra información que pudiera ser útil

Seguridad también debe preguntar si se requiere que el personal en el extranjero resida dentro de un “Área Azul”o alguna otra zona protegida. Eso significa un ambiente más peligroso. Si ese es el caso, seguridad también debe preguntar como se coordina la seguridad dentro y fuera de las zonas protegidas.

Opciones

Si es estrictamente necesario que los ejecutivos corporativos hagan su trabajo en una región de alto riesgo, se les debe brindar diferentes opciones que disminuirán su vulnerabilidad frente al riesgo de ir a tal ubicación. Una de las opciones es reubicarse en un lugar cercano más seguro. Por ejemplo, una reunión de negocios a la cual iban a asistir un presidente y personal de alto nivel—respecto al mejoramiento de la infraestructura iraquí—que estaba programada Bagdad a comienzos de 2004, fue reubicada a un lugar más seguro en la cercana nación isleña de Bahrein en el Golfo Pérsico. Esta alternativa les permitió a los ejecutivos corporativos demostrar que se encontraban comprometidos con sus esfuerzos de negocio con sus socios extranjeros mientras se mantenía a los ejecutivos fuera de una zona de guerra de facto.

Otra opción es que varias empresas con las mismas necesidades unan sus esfuerzos para ayudar a hacer que la seguridad sea costo-efectiva. Incluso miembros de corporaciones rivales han juntado sus recursos cuando operan en un ambiente de alto riesgo, como en el caso de dos grandes corporaciones petroleras que operan desde la costa del norte de Marruecos que compraron y aseguraron una casa de campo de 10 habitaciones y la propiedad para el uso de sus altos ejecutivos mientras dirigen los negocios en sus viajes a la región. La villa es parte de un complejo de residencias y edificios occidentales protegidos por fuerzas de seguridad estadounidenses, británicas y francesas.

Logística

Debido a que un ejecutivo normalmente se encuentra desplazándose cuando está siendo protegido, la logística es una consideración importante. La mayor parte del planeamiento para la logística se puede hacer con un procedimiento anticipado de 11 puntos al estilo del Servicio Secreto de los EEUU, el cual sería supervisado por el gerente de seguridad. Mucho de esto puede ser considerado un “preavance”, pues no requiere que el gerente de seguridad esté físicamente en el país extranjero. Sin embargo, otros elementos sí requieren estar en el país.

Estos deberes incluyen establecer puntos de contacto, puntos de llegada y de salida de convoyes, los movimientos y el programa del protegido, y los cuartos y el alojamiento. Este trabajo también debe encargarse de la colocación y la asignación de agentes, procedimientos de emergencia, consideraciones técnicas de seguridad, las insignias de identificación para los miembros del equipo de protección, el transporte, y los procedimientos para que los agentes presenten los informes al agente líder o al gerente de seguridad.

Un reto para la seguridad durante esta etapa será asegurar que mientras la empresa desarrolla el itinerario de viaje del ejecutivo, considere las consecuencias de seguridad de las opciones. Por ejemplo, las compañías están usando cada vez más servicios de viaje por Internet para conseguir las tarifas más bajas. Pero hacer esto frecuentemente elimina el control de la compañía sobre la ruta de viaje. Puede ser más barato llegar a Bagdad a través de Kuwait que a través de Jordania, por ejemplo, pero ello también pondrá a los ejecutivos en una ruta por tierra mucho más peligrosa hacia esa ciudad.

Una vez sobre el terreno del país de destino, un equipo de avanzada debe revisar el ambiente y los lugares donde planea estar el ejecutivo durante su viaje. Idealmente, la avanzada en el lugar igualará el tiempo de estadía del ejecutivo; esto es, una avanzada de cinco días debería preceder inmediatamente a un viaje de cinco días. Sin embargo, pocas compañías están dispuestas a dedicar recursos tan liberalmente a una avanzada. Los equipos de avanzada rara vez reciben más de dos días para realizar su trabajo.

Los agentes de avanzada deben visitar físicamente cada uno de los lugares donde es probable que vaya el ejecutivo. También deben hacer preguntas detalladas a los hoteles y otros lugares sobre los procedimientos de seguridad y observarlos si es posible.

Además, durante la avanzada, se deben planear las rutas para que coincidan con el itinerario del ejecutivo, poniendo atención a cualquier peligro que pueda encontrarse en estas rutas. El equipo debe tomar nota de la ubicación de hospitales, embajadas de los EEUU, y “zonas de seguridad” y su relación con los sitios donde se encontrará el ejecutivo en varios momentos. Se deben planificar y analizar rutas alternas entre el equipo de protección.

Se debe preparar un plan de salida de emergencia si el ejecutivo y el equipo de protección intentan visitar países en ambientes de extremo alto riesgo o países envueltos en conflictos. Este plan de salida debe incluir posibles puntos de recuperación, puntos de cruce de frontera, y procedimientos de comunicación. También debe identificar a los proveedores (como negociadores, servicios de evacuación médica y firmas de transporte aéreo) que podrían ser usados si el plan de evacuación tuviese que iniciarse.
Algunas empresas pagan honorarios periódicos a dichas compañías para asegurar que sus recursos o servicios estarán disponibles durante una crisis.

Licencias

El gerente de seguridad también debe asegurar que el equipo de protección ha obtenido las licencias necesarias o el permiso escrito del gobierno para operar en la nación anfitriona. Un equipo de protección que ingresa armado a una nación anfitriona pero sin la licencia o el permiso adecuado solo pondrá en peligro a los ejecutivos que debe proteger. Por ejemplo, podría terminar siendo detenido al llegar, y separado del ejecutivo principal o dejar al ejecutivo en el ambiente público y en gran medida descontrolado del aeropuerto, por más tiempo de lo necesario.

El gerente de seguridad tiene que solicitar con bastante anticipación tales licencias para el personal propio y debe garantizar que el contratista también tiene las licencias necesarias.

Oficiales regionales de seguridad. Cuando un empleado se encuentra con problemas en una ambiente desconocido, no hay nada mejor que ver una cara amigable. Por tanto, los gerentes de seguridad deben cultivar contactos en el extranjero que pueden ir a la ayuda del personal. Uno de los mejores recursos son los empleados del gobierno de EEUU que trabajan en el país. Ellos son los Oficiales Regionales de Seguridad (RSO, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado de EEUU asignados a los consulados y embajadas alrededor del mundo. Son una fuente de información y perspicacia sobre la situación política, económica, social y de seguridad de la región. Es importante coordinar con los RSO antes de un viaje y decirles dónde estarán los ejecutivos, cuándo y por cuánto tiempo. También es crítico establecer contacto entre el agente principal de protección y el RSO, ya que trabajarán juntos en el lugar.

Según la experiencia del autor, los RSO brindan cooperación y interés excepcionales. Por ejemplo, mientras viajaba en una misión de protección de alto riesgo en el Medio Oriente, el contacto y la coordinación de la compañía con el RSO valieron la pena considerablemente. El RSO llamó para alertarnos de una fuerte protesta antiestadounidense de 20,000 personas, donde se esperaba que hubiera tiroteos, en un lugar que los ejecutivos pensaban visitar esa misma tarde. Pudimos modificar nuestra agenda para evitar el lugar de los disturbios.

Otros contactos útiles. Los gerentes de seguridad también deberían coordinar con sus homólogos profesionales que trabajan en la misma región. Muchas corporaciones asignan gerentes en el país anfitrión con la función de proteger a los ejecutivos visitantes. Establecer una sólida relación con los gerentes regionales antes de que los ejecutivos viajen al mismo país hará mucho más fácil obtener el apoyo de estos gerentes cuando llegue el momento de que los ejecutivos hagan un viaje. Idealmente, el agente principal de protección también habrá desarrollado una compenetración con estos gerentes regionales. Un esfuerzo apresurado por iniciar contacto con estos administradores en el último minuto puede no ser suficiente.

Servicios propios vs. contratados. Cuando se trata de los trabajos reales de avanzada y de protección para un trabajo específico de protección de ejecutivos, los profesionales de seguridad pueden utilizar personal interno o contratar a expertos externos. Mantener un equipo dedicado a la protección de ejecutivos no es factible para las empresas más pequeñas, por supuesto, pero algunas grandes corporaciones han desarrollado un equipo interno y evitado los costos y dificultades que involucran el servicio contratado. Por ejemplo, una importante compañía de teléfonos ha desarrollado un excelente programa interno de protección de ejecutivos desde el 11 de septiembre.

Algunos directores de seguridad descubren que agregar la protección de ejecutivos a los servicios que brinda su departamento mejora el valor general de su equipo a ojos de la administración. Con frecuencia, estos directores de seguridad asumen el papel de “agente principal de protección”—cuando acompañan a los ejecutivos—durante viajes a zonas de alto riesgo. Pero esa no es generalmente una buena idea. Si bien existe una inclinación natural por parte de los administradores de seguridad de controlar el entorno de sus ejecutivos, un destacamento de protección en un ambiente de alto riesgo no es ni el momento ni el lugar para hacer esto.

Los directores de seguridad corporativa podrían unirse de manera provechosa al grupo de viaje de un ejecutivo si se les permite hacerlo y deberían incluso brindar asesoría al equipo de protección. Pero estos directores deben confiar en los agentes de protección, permitirles libre control sobre su operación, y mantenerse fuera del “perímetro de protección” mientras los ejecutivos se están desplazando de un punto a otro.

Otra consideración es qué tanto confiar en los recursos (de campo) del país. El mejor enfoque es mantener un amplio control corporativo pero aprovechar los recursos de campo

Si la compañía está utilizando servicios contratados de protección de ejecutivos, debe solicitar que uno de los agentes del proveedor provenga de una oficina de la empresa en el propio país del ejecutivo que está siendo protegido para incrementar el nivel de comodidad del ejecutivo con ese agente; otros agentes deben ser naturales del país a donde viajará el ejecutivo.

Para agregar control corporativo sobre el entorno, la seguridad corporativa debe asignar al equipo de protección contratado a un miembro del personal interno con habilidades y entrenamiento en protección de ejecutivos. El miembro interno debe ser el principal contacto o enlace entre el ejecutivo y el resto del equipo, comunicando al equipo las preocupaciones del ejecutivo y viceversa.

Entrenamiento

Ya sea que los miembros del equipo de protección son personal interno o personal contratado, deben estar adecuadamente entrenados para el trabajo. El entrenamiento general de seguridad no es suficiente.

El personal asignado con servicios de protección debe recibir entrenamiento específico tanto en métodos de protección individual como en equipo. Deben ser competentes con armas de fuego y con dispositivos no letales, como el espray de pimienta (OC) y bastones (ASP), pertinentes a las operaciones de protección. Deben tener al menos una competencia mínima en primeros auxilios con una certificación de primera respuesta y entrenamiento de seguimiento de lesiones traumáticas.

Si se espera que el agente de protección sirva como conductor, él o ella también debe ser graduado de una escuela reputada que se especialice en conducción de protección. Las destrezas en artes marciales son útiles, pero son las maniobras más sutiles las que son pertinentes para este tipo de trabajo, no los movimientos llamativos que se muestran en las películas. Se espera que los agentes de protección sean discretos, por lo que las técnicas silenciosas, como aplicar presión a los puntos de presión de un adversario, son las más apropiadas para el trabajo.

También es importante para el personal contratado y para el interno el entrenamiento anual de seguimiento así como entrenamiento específico para llevar a cabo operaciones en un ambiente de alto riesgo. Los temas de entrenamiento deben incluir inteligencia de protección, medicina de emergencia, armas de fuego avanzadas, cumplimiento de leyes, y comunicaciones radio/satelitales, por nombrar unos cuantos.

Los entrenamientos deben incluir ejercicios basados en situaciones hipotéticas, utilizando modelos del mundo real. Estos ejercicios deben probar la capacidad de un agente para responder a ataques contra ejecutivos y a emergencias médicas en ambientes de alto riesgo mientras está bajo tensión o bajo fuego.

Muchas compañías contratistas exigen que sus agentes reciban 80 horas anuales de formación en el servicio, además de entrenamiento médico actualizado para mantener la certificación como especialista en primera respuesta. Las empresas deben preguntar específicamente a los proveedores contratistas sobre los niveles de entrenamiento y experiencia de los agentes que les serán designados.

Análisis costo-beneficio. Mientras que es algo frecuente tener un especialista en seguridad de información como parte del personal a tiempo completo, tener un profesional dentro de la empresa solamente para servicios de protección es difícil de convencer al momento de hacer el presupuesto, incluso en un mundo posterior al 11 de septiembre. Y, aunque los ejecutivos son más receptivos hoy que en el pasado a tener un equipo de protección que se les una en un viaje, en este caso también se puede exigir una justificación para el presupuesto.

Una manera efectiva de demostrar el beneficio final de un equipo de protección es ir más allá de la seguridad que él brinda, resaltando cómo puede aumentar la productividad del ejecutivo. La cosa funciona así: Primero, determine el paquete total de compensación anual para ejecutivos. Para nuestros propósitos, la edición del 10 de mayo de 2004 de la revista Forbes enumera los salarios de los altos ejecutivos en cada una de las compañías Fortune 500. Los diez ejecutivos más altos promediaban un paquete anual de compensación total de $58.5 millones por año. Asumiendo que el ejecutivo trabaja la semana promedio de un CEO de 65 horas, él o ella gana $17,308 por hora.

La compensación anual media de los 500 CEO de Standard and Poor es alrededor de $4.6 millones. En una semana de 65 horas, eso llega a unos $1,360 por hora

Uno de los objetivos de un equipo de protección es facilitar y acelerar los movimientos, como por el proceso de la aduana. Eso es porque mientras más rápido son trasladados los principales de un lugar seguro a otro, menos exposición al riesgo enfrentan. Pero esta minimización del tiempo perdido también maximiza el tiempo de labor disponible de un ejecutivo. Mostrar cómo un equipo de protección de ejecutivos puede maximizar el uso del tiempo de un ejecutivo aclara la función del rendimiento de la inversión de seguridad.

Una institución financiera japonesa utiliza servicios de protección justamente por esta razón. Además de proteger a sus ejecutivos exitosos, esta compañía ha descubierto que, en promedio, le ahorra al ejecutivo 2.5 horas por día debido a la capacidad del agente de protección de acelerar su paso a través de puntos de control y puestos de inmigración. Con base en los promedios recién mencionados (la cantidad real de compensación no es de conocimiento público), esto se traduce en ahorros que van de $3,400 a $43,269 por día.Por supuesto, el valor mucho más importante es el de asegurar los recursos humanos más importantes de la compañía. Aunque el valor de un ejecutivo parecería obvio, especialmente para los mismos ejecutivos, los gerentes de seguridad pueden hacer entender la realidad del riesgo y el verdadero costo de ignorarlo al citar casos reales en los cuales las compañías han perdido un alto funcionario por un acto de violencia, secuestro, o desastre natural, y cómo eso afectó la compañía económicamente.¿Necesitan los encargados de hacer los presupuestos un convencimiento adicional? Seguridad debería conseguir cifras del gerente de riesgo corporativo sobre la cantidad que la compañía paga anualmente por seguro contra secuestro y recuperación (K&R) y seguro de viaje. Existen típicamente unas substanciales reducciones en las primas para las compañías que mantienen equipos de protección para sus ejecutivos, poseen contratistas de K&R en el lugar, y han organizado planes de extracción para sus ejecutivos en el extranjero.

La mejor forma de vender un plan de protección a los ejecutivos es a través de la educación. Al proporcionar a los ejecutivos información pertinente sobre el ambiente en el cual intentan operar, el gerente de seguridad estará en mejor capacidad de influenciar su actitud sobre los servicios de protección.

Algunas de las mejores vacaciones son las espontáneas, pero eso casi nunca es cierto en un viaje de negocios. Los viajes de negocios se benefician de un planeamiento minucioso y de atención a los detalles, y el elemento de protección de ejecutivos no es la excepción.


Fuente: Security Management
Fecha: Octubre de 2004

   Mas artículos de Christopher J Simovich        Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 5487 personas.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es