- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Expertos
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Expertos Profesionales


Rafael Vidal Delgado

Coronel de Artillería(R)
Diplomado de Estado Mayor
Doctor en Historia por la Universidad de Granada

Diplomado y profesor del Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global (MEDSEG)
Diplomado y profesor principal del Master Ejecutivo en Dirección de Sistemas de Emergencia (MEDSEM)
Asesor de Planificación Estratégica de Belt Ibérica, S.A.

BELT IBÉRICA S.A.
rvidal@belt.es

La Logística en grandes catástrofes (y III)


Terminábamos el artículo anterior de esta trilogía con la necesidad de incorporar el planemiento logístico a cualquier Plan de Protección Civil, veamos de forma sucinta la metodología para llevarlo a cabo. La Logística debe prever y propociornar medidas, de acuerdo con los principios logísticos, ante lo que se llaman “efectos de los desastres” y que hay que analizar concienzudamente: “Reacciones sociales”, canalizando la ayuda desinteresada, impidiendo los comportamiento antisociales y precaviendo las posibles oposiciones de la población a ser atendida; “Enfermedades transmisibles”, que pueden originarse con posterioridad al desastre; “desplazamiento de población”, hoy día cuestión normal, sea por desastres naturales o causados por la acción del hombre; “exposición a la intemperie”, de acuerdo con la climatología de la zona; “alimentación y nutrición”, conociendo los hábitos alimenticios, sus necesidades y las posibilidades de los recursos locales; “abastecimiento de agua”, uno de los problemas principales ante cualquier desastre, debiéndose calcular unos 18 litros de agua por persona, tanto como bebida, confección de comida e higiene personal; “servicios de saneamiento”, como preservación de enfermedades; “salud mental”, como ansiedad, neurosis, depresión, etc.; “daños a la infraestructura”, con la necesaria rehabilitación de la que se considera esencial; etc. Analizadasy evaluadas las cuestiones anteriores, debemos dar respuesta a las preguntas siguientes: ¿qué se necesita?, ¿cuanto se necesita?,¿cuando se necesita? y ¿donde se necesita?, debiéndose de tener en cuenta que la logística debe de dirigirse a dos colectivos, unos los afectados y otro el que necesitan los equipos de intervención. La coordinación de todos los participantes para ayudar en una tragedia es uno delos aspectos más controvertidos y difíciles, acarreando problemas políticos, sociales y morales. Los actores a controlar son: población local; comunidades vecinas que dan una respuesta inmediata; gobierno nacional y/o local, en donde debe residir oficialmente la autoridad de coordinación; gobiernos extranjeros; agencias multilaterales, como las de las NN.UU.; ONG,s; instituciones especializadas; y organizaciones militares. Para darnos una idea de la dificultad de coordinación ante un desastre como el maremoto del Índico, veamos a título de muestra algunas de las agencias y organismos internacionales que pueden haber concurrido a la superación del desastre: Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Oficina de las NN.UU. para Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA); Equipo de Evaluación y Coordinación ante Desastres (UNDAC); Programa Mundial de Alimentos (PMA); Alto Comisionado de las NN.UU. para los Refugiados (ACNUR); Fondo de las NN.UU. para la infancia (UNICEF); Organización Mundial de la Salu (OMS); etc., visto que solo se han relacionado las que pertenecen a la ONU, sin haber relacionado las agencias de otros organismos internacionales y las ONG,s, entre ellas, por ejemplo: Cruz Roja, Médicos sin Frontera, Cáritas, etc. Cada función logística, exige un planeamiento específico y al mismo tiempo coordinado con las demás funciones. Por ejemplo los almacenes tienen que estar coordinados con las rutas de suministros y con los medios de transportes. Al mismo tiempo y dada la complejidad de la ayuda logística, hay que crear una burocracia para sostenerla, con sus formularios de pedido, guías de transportes, documentos de entrega, etc., con un sistema informático que facilite el control y seguimiento. Todo este conjunto de actuaciones son necesarias, no sólo para optimizar el despliegue de recursos y la ayuda a los necesitados, sino también para proporcionarle cobertura legal, porque pasada la tragedia, de forma inevitable empezarán los interrogantes y las preguntas de cuestiones determinadas, y se nos exigirá que demos cumplidas respuestas y con datos fehacientes a todos. A título de ejemplo, aconsejo a los que tienen responsabilidades en protección civil que hagan el cálculos de los que necesita una población desplazada, evaluemos el número de personas en 10.000, número normal ante cualquier desastre natural, pues bien si les tenemos que proporcionar comida (¿preparada o no?), alojamiento (¿tiendas de campaña o de infraestructura permanente), ropa de abrigo, utensilios de cocina, etc., pero calculemos las necesidades diarias de agua: hemos dicho que el ideal es 18 litros, tenemos en total 180.000 litros, ¿cómo transportaremos esta cantidad?, y después de hacerlo, ¿cómo la distribuimos para que no sea necesario un gran número de horas para retirarla los afectados?, ¿cómo mantendremos el flujo diario de agua?, ¿cuánto tiempo podríamos mantenerlo?. Pues bien un cálculo similar habría que hacer para la comida, y otras necesidades básicas, al mismo tiempo que habría que atender a esa población psiquica, moral y religiosamente, así como otras cuestiones como que puedan llamar por teléfono a sus familiares, y bastantes cosas más, que es necesario pensar a priori, planear en su momento y posteriormente ejecutar. El pensamiento logístico para las tragedias es primordial. Hasta la fecha en los desastres en el extranjero se ha recurrido a la logística militar. Gracias a Dios no hemos sufrido en España grandes catástrofes naturales, por lo que el planeamiento logístico no lo hemos considerado imprescindible, pero ¿qué ocurriría si nos suceden unas inundaciones, como las de la República Checa, en donde hubo cerca de cien mil desplazados? ¿Añoraríamos el saber logístico?.


Suplemento Temático: Sistemas de Emergencia


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 13/02/05

   Mas artículos de Rafael Vidal Delgado       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 5305 personas.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es