- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Expertos
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Expertos Profesionales


David Vicente Montejo

Ingeniero Técnico Industrial
Departamento Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio
BELT IBÉRICA S.A.

Detección en exteriores. Sistema de detección de intrusión


Se trata de dispositivos electrónicos de seguridad que actúan como iniciadores de la alarma y cuya función es vigilar un área determinada y transmitir una señal al equipo de seguridad. Su elección dependerá del área a controlar y del previsible agente causante de la intrusión.


Los detectores se pueden clasificar según el área de cobertura:


Lineales: protegen una línea de puntos. Por ejemplo: infrarrojos.


Superficiales: protegen una superficie. Por ejemplo: los sistemas basados en vibración sobre el vallado y los de presión sobre el suelo.


Volumétricos: protegen un volumen. Por ejemplo: microondas, láser. A continuación se comentarán algunos de los dispositivos perimetrales de detección de intrusos.


Barreras de rayos infrarrojos:


• Se basan en el establecimiento de un rayo infrarrojo que, en caso de ser interceptado, generará una señal de alarma.


• Debido a la facilidad de eludir un único rayo, se emplean varios conjuntos de transmisor-receptor montados los transmisores en un poste y los receptores en otro.


• Criterios para la elección del tipo de infrarrojo:


 Nº de haces a instalar: si se aumenta el nº de haces, aumenta la superficie cubierta y la seguridad obtenida. Además se puede configurar la activación de la alarma cuando se intercepta más de un haz (disminución de falsas alarmas).


 Alcance de la barrera: se determinará por la distancia a cubrir.


 Las barreras deben disponer de circuito de descalificación, el cual frente a fenómenos climatológicos desfavorable (disminución de la potencia del rayo obtenido) efectúa la salida de servicio de las barreras para informar al personal de seguridad.


 A mayor alcance de la barrera menor será el ángulo de apertura de los transmisores para que no incida el rayo en más de un receptor.


• El terreno sobre el que se instala debe ser estable y libre de vibraciones para evitar problemas de desalineamiento


• Falsas alarmas: producidas por animales, objetos movidos por el viento, por desalineamientos.


• Sabotaje: saltando la barrera por los postes.


Barreras de microondas:


• Se basan en la creación de un campo electromagnético por medio de un transmisor que trabaja en la banda radar y mediar la potencia incidente en un receptor alejado del mismo. Si un objeto atraviesa dicho campo, la potencia recibida por el receptor disminuye generando una señal de alarma.


• Debido a la facilidad de eludir un único rayo, se emplean varios conjuntos de transmisor-receptor montados los transmisores en un poste y los receptores en otro.


• Criterios para la elección del tipo de infrarrojo:


 Cerciorarse de la no existencia de depresiones en el terreno que permitan el paso por las mismas.


 Si se usa más de una barrera se debe elegir de distinta frecuencia para evitar que interfieran mutuamente.


 El terreno debe estar despejado de objetos que puedan desplazarse de forma fortuita


• Ventajas: libres de problemas de alineamiento y de perturbaciones climatológicas.


• Falsas alarmas: producidas por animales, objetos movidos por el viento, por transmisores próximos en frecuencia.


• Sabotaje: saltando la barrera por los postes. La solución a dicho problema sería instalarlos cruzados.


Cable microfónico:


• Este sistema permite detectar los intentos de intrusión a través de cercas de malla o bien en los cortes de las mismas


• La cerca sobre la que se instala el cable sensor debe asegurar una correcta sujeción de la malla a los elementos que la soportan tanto a los postes como a los tirantes de refuerzo.


• En el caso de existencia de puertas se debe utilizar una unidad de derivación cuya misión es anular la parte de cableado fijado en las puertas


• Consta de:


 Cable sensor con resistencia final de línea.


 Procesador de señal que analiza la señal dada por el cable sensor, proporcionando dos salidas a través de relés, una correspondiente alarma y otra a sabotaje.


 Se puede incorporar una señal de audio para escuchar los sonidos captados por el cable detector. • Longitud del cable sensor:


 Longitud máxima 300 m.


 La longitud de cable necesario será el 10% superior a la longitud del cercado.


 Casos especiales: cuando en el cercado existe puertas.


• La sujeción del cable se efectúa por bridas de cremallera de plástico.


Detección perimetral GPS (Ground Protection System):


• Este sistema permite detectar los intentos de intrusión a través de cercas de malla o bien en los cortes de las mismas.


• Estos sistemas se instalarán en terrenos de grava, arena, asfalto, pavimento, etc., siempre y cuando exista una profundidad óptima para la colocación del tubo sensor.


• El elemento sensor debe situarse en la cota más alta del perímetro para facilitar la purga de aire del tubo sensor.


• Se debe dar un buen mantenimiento de la instalación debido a las plantas y los roedores


• Consta de:


 Tubo sensor. Formado por goma flexible llena de agua (y anticongelante si es preciso) a presión.  2 válvulas de compensación. Comunican entre sí los dos tipos de una misma zona manteniendo la igualdad de presión y compensando las diferencias de presión con un constante de tiempo.


 Un grupo sensor. Convierte las variaciones de presión en señal eléctrica.


 Un analizador. Procesa las señales enviadas y en función de la intensidad y el nº de impactos recibidos en un intervalo de tiempo, generará una señal de alarma mediante la excitación de un relé.


 Cable de conexión entre grupo sensor y analizador. Cable multiconector y multiapantallado, dotado por una cubierta para ser enterrado


• Longitud del tubo sensor:


 Longitud máxima de protección 180 m.


 Se enterrarán en dos zanjas paralelas.


 El área máxima de cobertura será una franja de 180 m. de longitud por 3 a 5 m. de ancho.


• Sabotaje: difícil.


• Falsas alarmas: vibración del terreno.


• Coste alto.


Fibra Óptica:


• Se basa en la conducción interior de un haz luminoso a través de un conductor, creando una línea de protección continua.


• En caso de instalación en vallados, se protegerá el cierre perimetral contra el corte, trepa y levantado del mismo.


• Si se trata de muros se protegerán contra vibraciones causadas por martilleo, cincelada, etc. que se produzcan durante los intentos de penetración.


• Cualquier perturbación en la valla produce un cambio en la señal luminosa, variando la luz recibida, la cual es analizada electrónicamente por el receptor óptico y se generará un señal de alarma por relé.


• El cable debe estar asegurado a la valla o entrelazado al tejido de la misma.


Campo Eléctrico:


• Se basan en detectar la intrusión, por medio de la creación de un campo eléctrico entre un cable de tierra y dos conductores.


• La sección del cableado debe soportar la tensión del sistema, el peso y las posibles incidencias provocadas por perturbaciones climatológicas.


• El nivel de tensión de los muelles debe ser tal que el sistema no resulte vulnerable a las falsas alarmas.


• Ante un intento de corte o deficiencia del sistema, se debe generar una alarma.


• Al ser un sistema diferencial, es inmune a perturbaciones ambientales.


• Consta de:


 Cable emisor.


 Cables sensores.


 Unidad de control. Se trata del núcleo operativo del sistema donde se incluye el generador de campo, evaluador de señales y dispositivos de ajuste.


 Unidad terminal.


• Cada tramo de cable sensor tendrá un máximo de 125 m. y la separación mínima entre cables 1 m.


• El nivel mínimo de la tensión de los muelles será fijado por los fabricantes.


Campo Eléctrico (enterrado):


• Se basan en detectar la intrusión, por medio de la creación de un campo eléctrico entre un cable de tierra y dos conductores.


• Ante un intento de corte o deficiencia del sistema, se debe generar una alarma.


• Se debe dar un buen mantenimiento de la instalación debido a las plantas y los roedores.


• Al ser un sistema diferencial, es inmune a perturbaciones ambientales.


• Consta de:


 Cable emisor.


 Cables sensores.


 Unidad de control. Se trata del núcleo operativo del sistema donde se incluye el generador de campo, evaluador de señales y dispositivos de ajuste.


 Unidad terminal.


• Profundidad de enterramiento de los cables: 15 cm. y la distancia entre cables: 1,2 m.


• La zona protegida tiene una altura entre 0,5 y 1 m. sobre el terreno sobre el que se encuentran. • Campo Magnético:


• La sección del cableado debe soportar la tensión del sistema, el peso así como las posibles incidencias provocadas por perturbaciones climatológicas.


• Ante un intento de corte o deficiencia del sistema, se debe generar una alarma.


• Una carga móvil crea a su alrededor un campo magnético sensible y ejerce una fuerza sobre otra carga móvil que se desplace en ese entorno.


• Funciona con la variación capacitiva del cable, por ejemplo, cuando se escala, se corta o se abre el alambrado.


• Dicha variación provoca una señal de alarma, las cuales son analizadas por un elemento analizador.


Barreras Láser:


• Se basan en el establecimiento de un rayo láser que, en caso de ser interceptado, generará una señal de alarma.


• Debido a la facilidad de eludir un único rayo, se emplean varios conjuntos de transmisor-receptor montados los transmisores en un poste y los receptores en otro.


• Criterios para la elección del tipo de infrarrojo:


 Nº de haces a instalar: si se aumenta el nº de haces, aumenta la superficie cubierta y la seguridad obtenida. Además se puede configurar la activación de la alarma cuando se intercepta más de un haz (disminución de falsas alarmas).


 Alcance de la barrera: se determinará por la distancia a cubrir.


 Las barreras deben disponer de circuito de descalificación, el cual frente a fenómenos climatológicos desfavorable (disminución de la potencia del rayo obtenido) efectúa la salida de servicio de las barreras para informar al personal de seguridad.


 El terreno sobre el que se instala debe ser estable y libre de vibraciones para evitar problemas de desalinamiento.


• Elección de la barrera: según su alcance y el nº de haces.


• Ventajas respecto a los infrarrojos:


 Mayor cobertura de detección.


 Mayor grado de precisión técnica.


• Aplicación a ámbitos de protección muy concretos donde se requiera tales alcances.


• Falsas alarmas: producidas por animales, objetos movidos por el viento, por desalineamientos.


• Sabotaje: saltando la barrera por la parte de los postes.


• Coste alto.


Videovigilancia Exterior:


• El sistema se basa en el empleo particular de la señal de video de una cámara como activador de alarma tras el análisis de las señales de video y sus entradas, analizando si su contenido ha cambiado en el campo de observación de la propia cámara.


• Se debe vigilar todo el perímetro a través de las cámaras sin dejar puntos muertos, donde se puedan realizar una intrusión.


• Toda la zona protegida por dicho sistema debe estar iluminada en su totalidad para poder obtener la mayor información posible de la incidencia producida.


• Tipos de funcionamiento:


 Por evaluación de las variaciones de la intensidad lumínica a partir de un nivel medio fijado en el campo. Las variaciones que superen el 6 % el nivel considerado normal, harán activar una alarma.  Por procesamiento de una “imagen tipo” que será registrada en el sistema. La aparición de un objeto en el campo visual será analizada de forma secuencial en el procesador y generará alarma si responde a los niveles establecidos como tal.


• Elevado coste.


• Buena aplicación junto con otros sistemas perimetrales para confirmar falsas alarmas.


• Tiempo de procesamiento: igual o menor que 1/50 seg. para obtener imágenes en tiempo real. Estos dispositivos electrónicos avisan electrónicamente de la intrusión. Por lo tanto, van acompañados de una serie de medidas que se complementan unas con otras. Dichas medidas son: • Dispositivos mecánicos (puertas, torniquetes, etc.).


• Elementos de protección pasiva (cristaleras, rejas, muros, etc.).


• Medidas humanas (vigilantes).


• Medidas organizativas (procedimientos). Las operaciones de instalación, mantenimiento y reparaciones de instalaciones de seguridad serán realizadas por empresas registradas en el Ministerio del Interior como “Instaladora de Seguridad” en virtud de la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada.


Suplemento Temático: Centros Comerciales


Suplemento Temático: Videovigilancia


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 04/07/05

   Mas artículos de David Vicente Montejo       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 12018 personas.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es