- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Expertos
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Expertos Profesionales


Rubén Sánchez Niño

Licienciado en Ciencias Políticas y de la Administración
Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales

Técnico del Departamento de Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio
Belt Ibérica S.A.
rsanchez@belt.es

Las puertas RF pueden salvar vidas


Hemos pasado a través de ellas en infinidad de ocasiones, en un parking, en centros comerciales y un sinfín de espacios públicos, sin embargo casi nunca les prestamos la atención que realmente se merecen. Una puerta RF (Resistente al Fuego) no es tan llamativa como un extintor cuyo color rojo hace que sobresalga por encima del resto del decorado; o bien como una BIE (Boca de incendio equipada) cuya aparatosidad con su lanza, la manguera enrollada en su devanadera y ese armario también en color rojo o cristal con pegatina adosada rezando “Romper en caso de incendio” la hacen la reina de los medios de protección contra incendios.


Es normal, la puerta RF al fin y al cabo no es más que una puerta, distinta sí, pero una puerta que no deja de ser un elemento de pase y cierre como las que podamos tener en nuestros hogares o lugares de trabajo. Pero no, una puerta RF no sólo es un elemento de pase y cierre, también tiene la importantísima misión de cortafuegos, por lo que una puerta RF pueden salvar vidas en un grado mucho mayor de lo que pueden llegar a hacerlo un extintor, una BIE o un pulsador manual por poner un ejemplo. En una situación de emergencia donde el fuego es el causante de la misma, el hecho de tener una puerta RF ejerciendo correctamente las funciones para las que fue fabricada puede ser determinante a la hora de poner a salvo vidas humanas.


En recintos de gran volumen de ocupación donde la premisa es evacuar inmediatamente a todo el personal ocupante del modo más seguro posible el hecho de tener varios sectores de incendio correctamente conformados puede ser un hecho suficiente como para poner a salvo a las personas que puedan verse afectadas por el incendio. Simplemente, aunque no haya evacuación a espacio exterior seguro, con el mero hecho de pasar al personal ocupante a un sector de incendio independiente distinto de donde se ha producido el incendio nos está garantizando una estanqueidad a las llamas, al humo, al calor y los gases durante un tiempo suficiente como para que puedan acudir a rescatar al personal atrapado.


Sin ir más lejos hace unos años en el madrileño Paseo de la Habana hubo un incendio en la última planta de una vivienda. Varios miembros de una familia quedaron atrapados en su hogar por el fuego. Algunos de las personas atrapadas se aventuraron a intentar salir por la escalera y fallecieron tristemente como consecuencia de la intoxicación por respirar los gases emanados de la combustión. Sin embargo los miembros de la familia que se quedaron en la vivienda aguardando a las ayudas exteriores sobrevivieron y las puertas que protegían la vivienda no eran del tipo RF. Con esto quiero hacer destacar el importante papel que puede jugar una puerta RF en una emergencia a la hora de salvar vidas y que es preferible quedarse protegido en un recinto por una puerta RF antes que realizar una arriesgada evacuación por una zona contaminada por humo, gases, calor y llamas. La puerta RF tiene unas características tales que por su diseño son capaces de aislar al otro lado de ellas del humo, la llama, el calor y los gases durante un tiempo determinado el cual viene fijado tras someter a estas puertas a exigentes pruebas de laboratorio con su posterior homologación. Las puertas RF que nos podemos encontrar en el mercado son capaces de resistir al fuego durante 30, 60, 90, 120 ó 180 minutos y las escogeremos dependiendo del uso que le vayamos a dar. No es lo mismo poner una puerta RF para sectorizar un Centro de Transformación que para sectorizar una escalera de evacuación. Para realizar dicha elección tendremos que acudir a la norma vigente que tengamos en nuestras respectivas comunidades autónomas.


Pero una puerta RF no es simplemente instalarla sino que requiere estudiar los posibles accesorios que pueda necesitar, por ejemplo:


- Barras anti-pánico: siempre y cuando preveamos que en el lugar donde se instale la puerta RF puede ser una vía de evacuación con una considerable afluencia de gente en caso de emergencia instalaremos este dispositivo.


- Retenedores electromagnéticos: se instalarán siempre y cuando la puerta se instale en un lugar donde habitualmente el tránsito de gente sea de un volumen considerable. En este caso para que la puerta no se esté abriendo y cerrando continuamente con el fin de preservar las características de la puerta y para evitar que ésta quede abierta permanentemente por otros medios que en caso de emergencia eviten cumplir su función a la puerta, por ejemplo calzas, es recomendable instalar este dispositivo.


Finalmente hay que apuntar que para que la utilidad de las puertas RF no varíe con el paso del tiempo hay que usarlas, repararlas y mantenerlas correctamente. Para ello existe “La guía de instalación, reparación y mantenimiento de puertas cortafuegos” la cual puede ser muy útil e ilustrativa para poder llevar a cabo satisfactoriamente dichas operaciones y de este modo podamos lograr que las puertas RF sean efectivamente capaces de salvar vidas.


Suplemento Temático: Centros Comerciales


Fuente: Belt Ibérica S.A.
Fecha: 05/09/05

   Mas artículos de Rubén Sánchez Niño       Otros Expertos   

Este experto ha sido visto por 6376 personas.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es