NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Viernes, 2 de noviembre de 2001


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

aumenta la aplicación de las nuevas tecnologías en seguridad tras los atentados del 11-s

La inquietud de las empresas en todo el mundo por los problemas de seguridad ha crecido tras la tragedia de Nueva York el 11 de septiembre. Mes y medio después de los atentados, el mercado de las nuevas tecnologías ha visto notablemente incrementada la demanda de sistemas biométricos y de duplicación de bases de datos.

El efecto de los atentados en el desarrollo de tecnologías de última generación relacionadas con la seguridad es irrefutable. En la misma tendencia, se espera que el mercado mundial de la seguridad experimente un incremento global de entre el 6% y el 8% de media anual en los próximos años. En concreto, el sector europeo de seguridad crecerá una tasa del 28% anual hasta 2005 y en España en torno al 32% anual, según un estudio recientemente publicado por la consultora IDC.

En lo que se refiere a las nuevas tecnologías aplicadas a la seguridad, los expertos son optimistas sobre el desarrollo y utilidad a muy corto/plazo de, especialmente, sistemas de reconocimiento de rasgos personales, esto es, de la biometría, que ofrece un grado de identificación de masas rápido, efectivo y limpio.

El sistema de seguridad biométrico consiste básicamente en la sustitución del tradicional password o clave personal por una identificación en base a alguna parte del cuerpo humano, que, en una primera evaluación, es más fiable y reduce los riesgos de sabotaje interno.

Los sistemas biométricos de reconocimiento permiten la identificación de personas a partir de características anatómicas (como huellas dactilares, rostros e iris) o de comportamiento (como la firma o gestos faciales, que son características menos estables en el tiempo). Así, se digitalizan y analizan características biológicas de los individuos como forma de determinar su identidad con una precisión muy alta.

Además, la tecnología biométrica ofrece soluciones integradas de seguridad en red y mejora la fiabilidad de la transferencia de datos a través de Internet.

Nuevas tecnologías en práctica

Aunque aún quedan aspectos legales por resolver, como los que afectan al derecho de la intimidad de las personas, ya hay proyectos experimentales, como la instalación del nuevo sistema de identificación de pasajeros a través del iris, en el aeropuerto de Schiphol (Amsterdam) o el rastreador humano mediante rayos X que la Administración Federal Estadounidense (FAA) ha colocado en algunos aeropuertos estratégicos de su territorio.

El rastreador humano basado en rayos X sirve como refuerzo a las medidas de seguridad tradicionales que se han venido implementando después de los actos terroristas del pasado 11-S que, en palabras del presidente ejecutivo de la compañía que ha desarrollado este dispositivo, Ralph Sheridam, tiene la "habilidad de escanear un cuerpo humano e identificar materiales orgánicos y metálicos escondidos debajo de la ropa o entre la piel".

El rastreador de cuerpos tiene por tanto un alto grado de fiabilidad en el lucha contra actos terroristas, por ejemplo, porque detecta de forma rápida y segura objetos metálicos y orgánicos, como drogas, armas de plástico (como cuchillos) o explosivos que podrían no ser descubiertos por los clásicos detectores de metales.

Además, el potencial de esta tecnología se puede aplicar a otro tipo de actividades como ataques contra ciertas compañías, actos políticos o eventos públicos determinados, lucha contra la droga o actividades de contrabando.

Necesidad de proteger la información

Otro de los campos de aplicación de la nueva tecnología en relación con la seguridad es la protección de la información (centrada en la duplicación de bases de datos, en la copia de seguridad en varios lugares separados físicamente), que se ha convertido en una necesidad para las empresas tras los atentados en las Gemelas. De hecho, muchas de las 435 empresas ubicadas en el World Trade Center salvaron su información gracias a que tenían los datos replicados.

Por ejemplo, Morgan Stanley, con 21 plantas en la Torre Gemela Sur, pudo funcionar el 12 de septiembre porque además de contar con copias de seguridad ("back-ups") normales que se realizan de forma interna y periódicamente, creaba copias instantáneas en otras oficinas a kilómetros de distancia. De esta forma, si los datos en la ubicación original son destruidos, existe otra base de información con la que no interrumpir el trabajo.

En las últimas semanas, la preocupación de las empresas por su seguridad se ha traducido en un reforzamiento de las medidas de protección. Por un lado, extremando la seguridad de entrada y acceso a edificios, despachos, zonas sensibles de la producción de datos; por otra parte, la protección de la información, que incluye además de los sistemas de almacenamiento y copias de seguridad, la encriptación de datos, autentificación de identidades, identificación de usuarios remotos, antivirus y software relacionado con administración, autorización  y autentificación.

Fuente: La Gaceta de los Negocios
02.11.01
Cinco Días
31.10.01
29.10.01
www.belt.es

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es