NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Miércoles, 7 de noviembre de 2001


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

alemania ofrece a ee uu 3.900 soldados e
italia 2.700 para intervenir en afganistán

 

Alemania pondrá a disposición de Estados Unidos 3.900 soldados para su hipotética intervención en la guerra contra Afganistán. Este histórico anuncio realizado ayer por el canciller Gerhard Schroeder, que supondrá la mayor operación militar alemana desde el final de la II Guerra Mundial, será aprobado hoy por el Consejo de Ministros alemán y mañana entregado al Parlamento para su votación, probablemente, la próxima semana, aunque los dos principales partidos de la oposición ya han anunciado su apoyo a esta medida.

Alemania responde así a la petición de apoyo militar realizada ayer por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que advirtió durante la visita del presidente francés, Jacques Chirac, que "los socios de la coalición deben hacer algo más que expresar sus simpatías, los socios deben actuar".

La contribución militar alemana se concretará en tecnología para detectar armas atómicas, biológicas y químicas -incluyendo carros blindados de rastreo Fluchs- y 800 expertos capaces de detectar la presencia de estas armas en tierra y aire, unidades para evacuar heridos (250 efectivos), unidades aéreas sanitarias de y transporte (500), unidades de la Marina para la protección de buques de transporte y puertos (1.800) y unos 100 soldados de las unidades comando KSK.

Una vez que este apoyo militar sea aprobado por el Bundestag, el contingente estará disponible y podría ser enviado de inmediato a la zona en conflicto. Schroeder destacó que no es preciso que estas unidades intervengan de forma simultánea y siempre en suelo afgano, ya que la mayor parte de ellas actuarán en regiones limítrofes con Afganistán. Esta participación se prolongará por un tiempo máximo de un año que, en caso de prorrogarse, deberá ser sometido a una nueva votación del Parlamento.

Francia e Italia se suman

También Chirac recogió el guante lanzado por Bush y anunció ayer, durante una rueda de prensa ofrecida en la sede de la ONU, que Francia está preparada para enviar a Afganistán sus fuerzas especiales, al tiempo que recordó que "2.000 soldados franceses ya trabajan en la lucha contra el terrorismo" en este país. Pero Chirac condicionó este apoyo a que Francia sea plenamente informada de las misiones a desarrollar y a participar en la planificación de estas operaciones militares.

También Italia ha concretado su aportación a la coalición militar en Afganistán: unos 1.000 soldados profesionales, que serán en total unos 2.700 teniendo en cuenta los relevos, según anunció el ministro de Defensa italiano, Antonio Martino. Esta medida será sometida hoy a votación en el Parlamento italiano, aunque su aprobación parece segura ya que la mayor parte de la oposición de izquierda, salvo los comunistas y los Verdes, han anunciado que la apoyarán.

Estos soldados italianos estarán bajo la autoridad del jefe del Estado Mayor italiano, aunque ciertas misiones serán delegadas en el comandante estadounidense, señaló Martino.

Ayer, el general italiano Mario Buscemi advirtió de que, con esta aportación y las fuerzas italianas desplegadas en los Balcanes (unos 7.200 efectivos, que se elevan a unos 23.000 para asegurar los relevos), Italia se encuentra casi al límite de su capacidad de movilización.

Esta entrada en el conflicto ha provocado que las autoridades italianas extremen las medidas de seguridad en todo el país, ya que consideran que el riesgo de padecer un atentado ha aumentado. En el dispositivo de vigilancia nacional ahora participan 4.000 militares que se suman a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Estos dispositivos se ven reforzados en objetivos sensibles, como son las bases de la OTAN en el país, puertos, aeropuertos, estaciones de ferrocarril, centrales eléctricas, puentes, lugares turísticos y la residencia del rey afgano Mohamed Zahir Shah, que vive exiliado en Roma desde 1978.

Estas propuestas de apoyo militar se suman así a la intervención en el conflicto de Afganistán del Reino Unido, que ya dispone de misiones de reconocimiento y aviones de apoyo y recarga en Afganistán e incluso un submarino británico ha disparado misiles Tomahawk desde el mar Arábigo. Canadá también ha aportado buques, aviones, fuerzas especiales y hasta 2.000 efectivos. Igualmente, han ofrecido su ayuda militar Australia, Nueva Zelanda y Turquía.

 

Fuente: ABC
El País
El Mundo
Diario 16
La Razón
Efe
www.elmundo.es
07.11.01

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es