NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Miércoles, 3 de octubre de 2001


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

Seguridad Alimentaria y Protección Biotecnológica

la onu se suma a la advertencia sobre
el riesgo de posibles ataques
bioterroristas

Tras mostrar su vulnerabilidad,
 EE UU se cuestiona su sistema de defensa

El secretario de Naciones Unidas, Kofi Annan, ha pedido a la Asamblea General de la ONU medidas más estrictas contra las armas nucleares, biológicas y químicas, ante el peligro de un posible ataque de estas características.

Estas declaraciones cobran especial importancia en un momento en el que el ímpetu suicida de 19 kamikazes, su perfecta preparación y su profundo odio contra los EE UU dejan poco margen de duda de que pueda aumentar la oleada de ataques con armas mortíferas, según The New York Times, y después de que el propio presidente de los EE UU, George W. Bush advirtiera de posibles nuevos atentados "a mayor escala, más crueles y apabullantes".

En el contexto de la actual coalición internacional anti-terrorista, la Asamblea General aprobó el pasado sábado por unanimidad una resolución que pide en tono vinculante y conminatorio a los 189 países miembros que congelen los medios de financiación de las organizaciones terroristas, nieguen el apoyo político, diplomático o logístico a cualquier grupo sospechoso y aceleren el intercambio de información.

Por otro lado, con el fin de evitar la proliferación de armas químicas o bacteriológicas, Annan pidió "redoblar los esfuerzos para asegurar la universalidad, la verificación y el cumplimiento de los tratados más importantes", y "fortalecer las legislaciones nacionales sobre exportaciones de productos y tecnologías necesarias" para la fabricación de estos arsenales.

Temores fundados

Estos temores expresados en la Asamblea de la ONU están fundados en las conclusiones de diferentes investigaciones y en datos descubiertos tras los atentados de EE UU. Se sospecha que "células dispersas" relacionadas con los terroristas del 11 de septiembre han podido adquirir avionetas para diseminar virus y bacterias con los que provocar una masacre. De hecho, la Policía Federal de EE UU (FBI) sospechaba que se podía estar gestando un ataque de estas características después de haberse incautado de unos manuales sobre fumigación a Moussaoui, un marroquí arrestado en Mineápolis el 17 de agosto por tenencia de visados falsos.

Por otra parte, un mecánico de avionetas de fumigación agrícola de Florida informó de que el suicida Mohamed Atta y otro hombre de aspecto árabe se acercaron a sus campos en dos ocasiones para informarse sobre el funcionamiento de la operación de fumigación.

Además, el Instituto de Investigación de la Paz Internacional de Estocolmo (SIPRI) asegura en su informe de 2000 que, desde finales de los años sesenta, algunos individuos y organizaciones no conectadas a ningún Gobierno han mostrado un creciente interés en materiales químicos y biológicos. Incluso se sabe que los iraquíes poseen un amplio arsenal de este tipo de armas.

Por su parte, la CIA ha alertado de la posibilidad de que algunos científicos rusos vendan sus conocimientos y su experiencia a organizaciones como la de Bin Laden, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se alineó la semana pasada con la Comisión Nacional sobre Terrorismo creada por Bill Clinton y saltó la alarma más grave desde su creación sobre una posible guerra biológica, y añadió que no hacer este aviso sería imprudente, al tratarse de una posibilidad real.

Al mismo tiempo, la Asociación Médica Americana (AMA) ha pedido a todas las organizaciones médicas del mundo que "reconozcan el peligro creciente de que las armas biológicas pueden emplearse para causar epidemias devastadoras a escala internacional" y ha aconsejado que se extreme la vigilancia y se atiendan al detalle "respuestas rápidas y coordinadas, porque las consecuencias de un ataque biológico serán progresivamente peores y al impacto inicial habrá que añadir los efectos derivados de los agentes empleados".

La amenaza bacteriológica puede llegar del empleo de agentes como el botulismo, la viruela, la peste bubónica, el antrax, el ébola, cólera o la salmonella.

El secretario de Salud y Servicios Humanos estadounidense, Tommy Thompson, asegura que el Gobierno de EE UU está listo para responder si hay un ataque bacteriológico. "Tenemos ocho lugares con material listo para atender a dos millones de personas durante dos meses, y hay 7.000 doctores y enfermeras listos para responder en caso de un atentado con armas químicas", añade.

Hasta ahora, se han realizado diversos proyectos piloto de ensayos médicos en una isla cercana a Nueva York, pero "los esfuerzos de contención y protección ante una bioguerra no han recibido la necesaria atención popular ni el apoyo de los grandes sectores de la nación", reconoce Frank Ciluffo, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

Para muchos, el antiguo terrorismo era salvaje, aunque abierto a una negociación sobre la mesa. Sin embargo, ahora "existe un número de grupos terroristas que ya no quieren sentarse a negociar a la mesa y quieren hacerla saltar por los aires", añade Ciluffo. Por ello, el ex director de la CIA, John Deutch, considera que la actual arquitectura de defensa y seguridad nacional estadounidense debe dar un salto revolucionario.

En esta misma línea, el director del Instituto Monterey de Estudios Internacionales, Jonathan Tucker, piensa que "después de lo que ha sucedido el 11 de septiembre, la prioridad número uno y la de mayor urgencia es redimensionar todos nuestros sistemas de autodefensa".

Los atentados del mes pasado han dejado claro la vulnerabilidad de los métodos de defensa estadounidenses. Para empezar a reaccionar al respecto, el Gobierno ha creado una comisión especial que informará al Congreso sobre la amenaza terrorista en todos sus frentes, operativa desde el pasado primero de octubre.

Fuente: El Mundo
El País
libertaddigital.com
02.10.01
Tiempo de Hoy
08.10.01

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es