NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 8 de octubre de 2001


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

el gobierno español activa las alertas de defensa y seguridad interna y justifica el ataque

 

El Gobierno español activó anoche las alertas de Defensa y medidas de seguridad interna en España, según informó un comunicado emitido a última hora de ayer por el portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, y que además añade que el Ejecutivo de José María Aznar permanece en contacto con el resto de aliados internacionales.

Tales medidas de seguridad fueron tomadas durante una reunión entre el presidente del Gobierno español y el Gabinete de Crisis, formado por los dos vicepresidentes, Mariano Rajoy y Rodrigo Rato, así como por los titulares de Exteriores, Josep Piqué, y de Defensa, Federico Trillo, y el portavoz del Gobierno.

Ante la posibilidad de que se produzcan atentados terroristas en respuesta al ataque contra Afganistán, el Gabinete de Crisis puso en alerta a las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas de Seguridad del Estado, lo que provocó que la Policía reforzara ayer la vigilancia ante las embajadas de EE UU, Israel y el Reino Unido, situadas en lugares céntricos de Madrid, que ya contaban con presencia policial excepcional desde el pasado 11 de septiembre, cuando se perpetraron los atentados en Nueva York y Washington.

Además, a última hora de ayer se activó un mecanismo de vigilancia extraordinario tanto en los núcleos urbanos de Ceuta y Melilla como en las fronteras de las dos ciudades autónomas con Marruecos para evitar posibles ataques de pequeños grupúsculos integristas musulmanes. El dispositivo, en el que también participan agentes de un subgrupo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Málaga -que se desplazaron a la zona hace un par de semanas tras los ataques de jóvenes musulmanes-,se ha puesto en marcha, según el delegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Morro, como "medida protocolaria para estas situaciones", aunque para los ciudadanos no sea visible, añadió.

Entre las medidas adoptadas anoche por el Gabinete de Crisis, se encuentra también la activación de un dispositivo especial de vigilancia en torno a los aeropuertos y a los principales organismos y empresas con intereses norteamericanos e, incluso, se extremó la protección policial en la llamada Mezquita de la M-30 en la capital y todas las sinagogas judías en España.

Además, el Gobierno español abrió a las Fuerzas Armadas estadounidenses su espacio aéreo, el mar territorial y cualquier otro puerto o aeropuerto que éstas requiriesen, así como dispuso todo el apoyo logístico preciso para el despliegue de sus efectivos en la zona.

El mensaje de Aznar

Mientras Aznar informaba al Rey sobre la situación y conversaba del asunto con Tony Blair, el primer ministro británico, los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, y de Defensa, Federico Trillo, se pusieron en contacto con sus homólogos del Reino Unido para expresarles el total apoyo de España a las operaciones que se han puesto en marcha contra varias zonas de Afganistán (ayer, sobre las 18.30 hora española).

Tras la reunión del Gabinete de Crisis, el jefe del Ejecutivo español envió a los ciudadanos un mensaje de "tranquilidad y confianza" y afirmó que "España -que desde el comienzo de la crisis ha manifestado su completa solidaridad con los afectados por la misma- está dispuesta a seguir aportando medios materiales y personales" a la coalición antiterrorista internacional liderada por EE UU.

Aznar también confirmó anoche que unidades españolas "están cumpliendo las misiones que les han sido encomendadas" como miembros de la OTAN en el ataque contra Afganistán, que, por otra parte, justificó como una respuesta necesaria en ejercicio de legítima defensa para prevenir riesgos más graves y daños en el futuro.

Se incrementa la actividad en Morón

Por otra parte, el tráfico aéreo de la base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) -que las fuerzas aéreas de Estados Unidos suelen usar para dar apoyo logístico a sus operaciones- ha aumentado durante esta noche. Al menos tres aviones han tomado tierra en el intervalo de una hora y media y un cuarto despegó sobre las 22.30 de ayer, si bien anoche un portavoz del Ministerio de Defensa confirmó que tanto esta base -donde se han intensificado los controles de acceso y las medidas de seguridad que rodean este entorno- como la de Rota (Cádiz) se encontraban en una situación de "normalidad".

Además de las bases de Rota y Morón, la alerta decretada por el Ejecutivo español supone un incremento general de las medidas de seguridad en todas las instalaciones militares y una mayor disponibilidad del sistema de defensa aérea, el cuartel general de la OTAN en Retamares (Madrid) y los estados mayores de los ejércitos.

Plan de emergencia ante posibles ataques en España

Dentro del plan de contingencia puesto en marcha por el Ejecutivo para prevenir cualquier represalia de los terroristas contra intereses norteamericanos, británicos e israelíes en España, la Policía tiene bajo control a dos células "durmientes" (integradas por en su mayoría por argelinos y tunecinos). Asimismo, se vigilan con especial atención las centrales nucleares e hidroeléctricas  y los centros de abastecimiento de agua.

Por su parte, los ministerios españoles de Defensa, Interior y Sanidad han coordinado un programa contra posibles atentados bacteriológicos, que engloba la actuación de las unidades NBQ del Ejército, la Guardia Civil y la Policía Nacional en caso de que se produzca algún tipo de alerta nuclear, bacteriológica o química.

La misión de las NBQ consiste en aislar las zonas afectadas, efectuar las recogidas de muestras y mediciones, mantener el orden en las zonas perjudicadas, efectuar avisos a la población dispersa, cooperar en la evacuación de la población; trasladar los aparatos de medición y descontaminación, así como cooperar con los grupos sanitarios.

Aunque el ministro portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, ha asegurado que "no hay ningún indicio ni ninguna recomendación formal de la OTAN", en el sentido de que se pueda producir un ataque químico o bacteriológico, se mantienen las alarmas ante los agentes más temidos: los gases sarín, tabun y soman, el bacilo ántrax o la toxina botulímica.

Fuente: www.elmundo.es
ABC
La Razón
El Mundo
El País

08.10.01

 

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es