NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Martes, 30 de octubre de 2001


Seguridad Alimentaria y Protección Biotecnológica

al qaeda dispone de ántrax líquido con el que podría contaminar los alimentos y el agua

Los servicios secretos alemanes e italianos alertan a la Unión Europea sobre la amenaza de que los bioterroristas pretenden contaminar la cadena alimentaria o los depósitos de agua de los Quince con ántrax líquido, después de declarar que en diciembre pasado pincharan la conversación entre supuestos terroristas que afirmaban disponer dicho elemento, informa hoy La Razón.

Los servicios policiales de Berlín y Roma tuvieron controladas durante varios meses el año pasado a células durmientes pertenecientes a la organización terrorista de Bin Laden, Al Qaeda. Gracias a que pincharon los teléfonos móviles de los integristas, consiguieron detener varios comandos y abortar ataques suicidas contra bases americanas en Alemania, el Parlamento Europeo en Estrasburgo y la Embajada estadounidense en París.

Además, interceptaron una conversación entre supuestos terroristas, en la que afirmaban disponer de ántrax líquido para contaminar latas de alimentos y depósitos de agua en Francia y el resto de Europa, publica hoy La Razón.

El ántrax líquido es la versión más letal de la enfermedad del carbunco y produce la muerte por hemorragias intestinales si se ingiere a través de alimentos o agua contaminada.  Según expertos especiales en defensa NBQ (Nuclear, Biológica y Química) consultados por La Razón, el ántrax líquido es el arma biológica más completa, capaz de producir ahogamiento y en algunos casos atacar al sistema nervioso. De hecho, su concentración es tan pura que con sólo abrir una botella o bidón que lo contenga, una persona puede ahogarse con los gases que desprende.

Por ello, cualquier manipulación de este elemento requiere un equipo de protección EPI, con máscara de protección ABQ M3-77, con filtro físico de carbón activo especial de ántrax, para conseguir una salida de aire purificado.

En 1995, inspectores de la ONU encontraron restos de ántrax líquido en una planta biológica en Irak, que supuestamente se empleaba como pesticida para matar insectos. Se sospecha que al menos 50.000 litros de esta sustancia líquida están almacenados en camiones y escondidos en búnkers al noroeste del territorio iraquí.

Esta circunstancia, unida a la opinión de que los atentados contra EE UU (tanto el choque de aviones en Nueva York y Washington como las cartas contaminadas) son demasiado sofisticados para un grupo terrorista y que pudiera haber una mano negra (sombra de un Estado hostil a EE UU) detrás de todo esto (cuyo principal sospechoso es Irak), ha provocado el pánico en Occidente ante la posibilidad de que el bioterrorismo alcance la cadena alimentaria.

La semana pasada, el comisario europeo de Sanidad y Consumo, David Byrne, ya alertó del riesgo de que organizaciones terroristas utilicen las fuentes de alimentación para atacar a la población y pidió a los Quince que revisaran sus sistemas de alerta.

Fuente: La Razón
30.10.01

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es