NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Miércoles, 31 de octubre de 2001


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

uno de cada cuatro soldados españoles
en ceuta y melilla es de origen marroquí

 

La cuarta parte de los 4.500 profesionales de tropa y marinería de los acuartelamientos de Ceuta y Melilla es de origen marroquí y religión musulmana y, además, éste es un porcentaje que tiende a aumentar. Esta situación preocupa a Defensa, al tratarse de las dos plazas españolas en África, cuya soberanía reivindica el Reino de Marruecos.

El aumento del número de soldados de origen marroquí se debe, por un lado, aumento de la comunidad musulmana en las dos ciudades autónomas (que a medio plazo será mayoritaria por la inmigración y su mayor índice de natalidad), pero también al propio proceso de profesionalización de las Fuerzas Armadas (FAS), según informa El País. En cambio, casi la totalidad de los 2.000 mandos militares destinados en estas dos ciudades procede de la Península.

El perfil de la mayor parte de los efectivos del Ejército profesional son jóvenes de clase media-baja, un perfil al que se ajusta la mayoría de la población musulmana de Ceuta y Melilla, que en los últimos 15 años ha accedido de forma masiva a la nacionalidad española, por lo que tienen todos los derechos propios de un ciudadano español, entre ellos el acceso a las FAS. Muchos otros no consiguieron ingresar en las FAS por su bajo nivel cultural.

Mantienen la nacionalidad marroquí

La preocupación parte del hecho de que estos soldados mantienen estrechos lazos con el reino alauita, tanto por motivos culturales como familiares, a lo que se suma el hecho de que la nacionalidad marroquí es irrenunciable, por lo que Marruecos sigue considerándolos súbditos del rey Mohamed VI, el cual además de jefe del Estado es el líder religioso del país.

La concentración de estos soldados musulmanes en Ceuta y Melilla también se ha incentivado ya que, al ingresar en las FAS, se selecciona el puesto y el acuartelamiento al que se quiere ser destinado, un objetivo fácil de conseguir en estas ciudades autónomas donde abundan los cuarteles militares.

A esto se une el incentivo que supone el complemento mensual de 38.000 pesetas para los soldados allí destinados, aunque sean de las propias ciudades. Por tanto, estos soldados de origen marroquí se concentran en Ceuta y Melilla en lugar de repartirse homogéneamente por todo el territorio nacional. Incluso esta concentración se acentúa en ciertas unidades, ya que el bajo nivel cultural de muchos de ellos provoca que ingresen en compañías como la de fusileros.

En opinión de los mandos militares destinados en Ceuta y Melilla, estos soldados de origen marroquí no son muy religiosos, por lo que inicialmente no existe el temor a una amenaza integrista. La mayoría de los problemas que padecen estos jóvenes se originan en la firme presencia de las mafias del narcotráfico marroquí entre la juventud musulmana, lo que provoca un alto índice de sanciones disciplinarias de estos soldados por motivo de las drogas.

El Ramadán en las Fuerzas Armadas

La irrupción de la religión musulmana en las FAS sí ha motivado un varias modificaciones de la vida militar en Ceuta y Melilla, como la elaboración de menús y raciones de combate sin ningún derivado del cerdo, algunas horas libres para los musulmanes los viernes para acudir a rezar y la indicación en las capillas de la dirección de La Meca.

Durante el Ramadán (mes sagrado del mundo islámico, durante el que no se pueden ingerir alimentos desde la salida hasta la puesta del sol), que comenzará el próximo 17 de noviembre, los mandos militares recomiendan que no se realicen ejercicios físicos fuertes y se modifica el horario de los desayunos y las cenas.

 

Fuente: El País
31.10.01

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es