NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 17 de septiembre de 2001


Seguridad Pública y Protección Civil

un colaborador de bin laden se escapó en españa porque el fbi y el mossad no avisaron a la policía

 

Un lugarteniente de Osama Bin Laden escapó del seguimiento al que estaba sometido por agentes de la CIA y el Mossad porque éstos no avisaron a la Policía española, dos semanas antes de los atentados de Nueva York y Washington. El colaborador del multimillonario saudí viajaba con pasaporte falso en el avión de la compañía Binter Mediterráneo procedente de Melilla que se estrelló en Málaga el pasado 29 de agosto, provocando la muerte a cuatro personas y 26 heridos.

Los agentes de los servicios secretos estadounidenses e israelíes venían siguiendo al lugarteniente de Bin Laden por el norte de África y, tras embarcar en Melilla, otros agentes aguardaban en el aeropuerto de Málaga su llegada para seguirle, ya que sabían que tenía previsto reunirse en Marbella con el presunto capo de la mafia rusa Semyon Yokovich Mogilevich, según informa en su edición de hoy La Razón.

El colaborador de Bin Laden fue atendido por los servicios de emergencia tras el accidente aéreo y, al igual que el resto de los heridos, no pasó por el aeropuerto malagueño, por lo que los agentes perdieron su pista. Se sospecha que, a través de su teléfono móvil, modificó su cita con el mafioso ruso como medida de seguridad y después la canceló.

Los agentes de la CIA y Mossad no advirtieron a los servicios secretos españoles hasta que precisaron ayuda para saber el lugar al que se había dirigido el presunto terrorista. Los agentes españoles descubrieron que viajó en coche hasta Madrid y que en la misma tarde del día del accidente tomó un vuelo con destino a Amsterdam con otra identidad falsa.

"Santuario" en la Costa del Sol

Estos hechos, aparte de reflejar la falta de coordinación de los servicios de inteligencia, es una muestra más de que las organizaciones terroristas islámicas se están asentando en España, ya que su posición estratégica entre Europa y el Magreb, un hecho que se puso en evidencia tras la detención de Mohamed Bensakhria, colaborador de Bin Laden, el pasado 22 de junio en Alicante, donde dormía en un furgón para hacerse pasar por un inmigrante magrebí en busca de trabajo.

Bensakhria y otro activista consiguieron huir el 23 de diciembre de 2000 de la operación de la Policía alemana en Frankfurt, en la que fueron detenidos tres de los miembros del 'comando Meliani', que preparaba un importante atentado en Estrasburgo. Tras su detención, Bensakhria fue extraditado a Francia, ya que pesaba sobre él una orden de busca y captura de la Interpol.

Desde esta detención, el CESID ha aumentado los agentes de su división antiterrorista con especialistas en el área de Magreb y estos servicios secretos junto con la Comisaría General de la Información han potenciado la vigilancia sobre las vías de entrada marítima en España desde el Magreb, ya que la principal vía de entrada de estos terroristas es el ferry y otros medios de transporte que unen el norte de África con el sur de España, tras cruzar la frontera argelino-marroquí, lo que viola .

Se sospecha que estos terroristas próximos a Bin Laden pertenecen a organizaciones terroristas radicales, como las argelinas Grupo Islámico Armado (GIA), Grupo Salafista de Predicación y Combate (GPSC) y el Frente Islámico por la Yihad armado. También se relaciona a Bin Laden con los marroquíes Movimiento Juventud Islámica y Movimiento Islámico Combatiente.

Terroristas y traficantes de drogas

Asimismo, esta operación frustrada en la Costa del Sol también pone de relieve los vínculos existentes entre el terrorismo y los traficantes de drogas. El FBI y la Reserva Federal de Estados Unidos sospechan que Yokovich blanqueó entre 1998 y 1999 unos 10.000 millones de dólares (casi dos billones de pesetas), supuestamente procedente del tráfico de drogas y armas, según La Razón.

La relación entre este mafioso ruso y Bin Laden parece indicar que el terrorista saudí financia la actividad de sus militantes con los ingresos que producen las 4.200 toneladas de opio (base de la heroína) que se cultivan anualmente en Afganistán y que controla el multimillonario saudí y que se hace llegar a Rusia a través de la vecina república de Tayikistán.

 

Fuente: La Razón
17.09.01

 

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es