NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Jueves, 27 de septiembre de 2001


Seguridad Pública y Protección Civil

las restricciones a la exportación de material de doble uso podrían ampliarse tras los atentados

 

Los recientes atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos han vuelto a poner en tela de juicio las restricciones a la venta de productos calificados de doble uso: aquellos que son creados para un uso civil pero pueden ser aplicados con fines militares. La nueva situación internacional y el intento de asfixiar a los grupos terroristas probablemente obligará a revisar la lista existente de limitaciones a la exportación de ciertos productos a determinados países.

EE UU restringe sus exportaciones a países como Afganistán, Irak o Corea del Norte y, asimismo, prohíbe a los países aliados que reexporten estos elementos, según informa El País. Algo aparentemente tan inocente como puede ser una videoconsola Sony PlayStation 2 dispone de un chip que gestiona 6.200 millones de operaciones por segundo y podría ser aplicado para afinar la puntería de los misiles.

Para la exportación a ciertos países, las empresas precisan la autorización de la autoridad competente en cada país. En EE UU la encargada es la oficina de exportación de la Administración, en el caso de España es la Subdirección General de Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso.

Las penas por el incumplimiento de estas limitaciones pueden alcanzar hasta 10 años de prisión así como cuantiosas multas. Una sanción ejemplar fue aplicada en 1988 a una filiar de Toshiba, que vendió a la Unión Soviética material que podría ser utilizado para silenciar los motores de los submarinos. Esta empresa fue sancionada con tres años de ausencia en el mercado y se le retiró un contrato con el Pentágono por una cuantía de 100 millones de dólares.

Limitación a los equipos informáticos

Wassenaar, una organización que agrupa a 33 países, ha estandarizado el control sobre las exportaciones de ordenadores y procesadores en base a la unidad de Mtops (millones de operaciones teóricas por segundo). Esta organización elaboró el 1 de diciembre de 2000 una nueva lista de productos cuya exportación se ve limitada.

En el caso de EE UU, el Gobierno, bajo la presidencia de Bill Clinton, aprobó el pasado mes de enero ampliar el límite impuesto a las exportaciones de ordenadores a China, Rusia, India y Pakistán de 28.000 a 85.000 Mtops, mientras que el de los microprocesadores está establecido en los 6.500 Mtops.

La industria informática, que es una de las principales afectadas por estas limitaciones, tiene que afrontar ahora un nuevo problema: Internet permite que un número indefinido de equipos que no superan estos límites se conecten y sumen sus prestaciones al trabajar en red.

El Senado de EE UU aprobó el pasado 7 de septiembre, cuatro días antes de los atentados, un cambio en la legislación que retirará los controles sobre la exportación masiva de equipos informáticos, aunque el presidente podrá vetar toda venta que considere una amenaza para la seguridad nacional.

 

Fuente: El País
27.09.01

 

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es