NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Miércoles, 10 de abril de 2002


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

España y EE UU firman hoy la actualización
del Convenio de Cooperación para la Defensa

El acuerdo contempla, entre otros, la existencia de un servicio
de inteligencia y seguridad estadounidense para la
protección de sus intereses y Fuerzas Armadas en España

 

El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Piqué, y el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, firmarán esta tarde en Madrid el protocolo de enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa con EE UU, por el que, entre otras novedades, se autoriza a los servicios militares de inteligencia y de investigación criminal norteamericanos operar, patrullar y estacionarse en cualquier punto del territorio español para preservar de atentados su personal y sus bienes.

Así, dichos servicios vigilarán el cumplimiento de las condiciones de seguridad no sólo en sus bases situadas en España, sino también en puertos, aeropuertos y otras infraestructuras que reciban barcos, aviones y fuerzas terrestres norteamericanas en todo el territorio español.

A este respecto y ante el riesgo de posibles amenazas, teóricamente, el Servicio de Investigación Criminal Naval de EE UU y la Oficina de Investigación Especial de la Fuerza Aérea no se limitarán a investigar a los militares estadounidenses, como hacían hasta ahora, sino también a ciudadanos españoles o de terceros países, siempre que se sospeche que sus actividades pueden afectar a personal o bienes norteamericanos.

Los agentes de los servicios militares de investigación criminal estadounidense podrán, además de residir en España, recabar información de las fuerzas policiales españolas o participar en operaciones, siempre que lo hagan bajo responsabilidad y "en conjunción con sus homólogos de los Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios de Inteligencia españoles".

Protección del personal

El nuevo convenio contempla además entre sus nuevas disposiciones un capítulo relativo a protección de fuerzas estadounidenses en España. Así, según el acuerdo, EE UU dispondrá de una compañía de seguridad, que contará con un centenar de personas, entre las que habrá patrullas de control y buceadores, ya que una de las prioridades -y principal preocupación- es la de garantizar la seguridad de los buques de la VI Flota que tocan las costas españolas.

A este respecto, en los últimos meses y por temor a atentados terroristas (como el ataque al destructor US Cole en Yemen en octubre de 2000), EE UU ha procurado que sus buques que necesitan hacer escala en España acudan a Rota, donde cuenta con mejores medidas de protección (y donde está el Grupo de Seguridad Naval, con 108 integrantes, que doblará su plantilla  próximamente, hasta los 180 miembros), y no a puertos civiles.

Estas medidas de protección, por otra parte, se aplicarán también a las misiones oficiales estadounidenses que se encuentren en España.

Otras novedades

El protocolo que se firma esta tarde fija, por otro lado, que anualmente EE UU deberá informar al mando español de las bases de Rota y de Morón -de forma completa y actualizada- sobre los tipos de equipo y material y los tipos y cantidades de armas existentes, así como de los movimientos interiores importantes de municiones o material explosivo, además de informar acerca de las posibles interferencias en las comunicaciones.

En otro orden, el convenio otorga especial importancia a la Declaración de Principios para el Desarrollo de la Cooperación en Materia de Equipamiento e Industria de Defensa, con lo que Indra, ITP y otras empresas de defensa instaladas en España pueden tener más facilidad para conseguir contratos con EE UU. Incluso, se facilitará la penetración de compañías españolas en el mercado estadounidense y, sobre todo, la transferencia tecnológica, como sensores o comunicaciones encriptadas.

En cuanto al estatus jurídico del personal militar y civil estadounidense, se mantienen las condiciones actuales. Así, estos servicios de inteligencia se someten a la jurisdicción de su país y no a la española; por lo que, en caso de delito, los norteamericanos en misiones oficiales no podrán ser encarcelados de forma preventiva por un juez español, sino que quedarán bajo custodia de EE UU.

El acuerdo también suprime las menciones a la posibilidad de uso de las bases de Zaragoza y Torrejón de Ardoz (Madrid), ya que EE UU prescindió de ellas y retiró a sus tropas, y mantiene por encima de los 8.000 el número máximo de efectivos norteamericanos que pueden desplegarse de forma permanente en España sin autorización especial del Gobierno.

Asimismo, el protocolo pretende impulsar las medidas de cooperación en la lucha contra las organizaciones terroristas ETA y Al Qaeda. A este respecto, el secretario de Estado para la Seguridad, Pedro Morenés, ha venido manteniendo encuentros con el director de Seguridad Interior de EE UU, Tom Ridge, y el embajador para Antiterrorismo de Estado norteamericano, Francis X. Taylor. A este respecto, el Cesid mantiene conversaciones con la National Security Agency (NSA), la organización de inteligencia exterior de EE UU.

En otro orden, se prevé la construcción de dieciséis aparcamientos para grandes aviones C-5 Galaxy, la ampliación del puerto y la remodelación de treinta edificios en la base de Rota, con un presupuesto de unos 227 millones de euros.

El protocolo de enmienda actualiza el texto vigente hasta ahora, que databa de 1988, que expiró en 1997 y que se venía prorrogando tácitamente de año en año, siempre que ninguna de las partes lo denunciara. El nuevo convenio tendrá una vigencia de ocho años, esto es, al menos hasta 2010, ya que será prorrogable anualmente.

Fuente: El País
El Mundo
La Razón
10.04.02
El País
ABC
09.04.02
El País
ABC
08.04.02
El País
El Mundo
06.04.02
El País
05.04.02

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es