NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 14 de enero de 2002


Seguridad Pública y Protección Civil

La UE estudia la creación de una fuerza policial común para vigilar fronteras y controlar la inmigración

A medio plazo, lo más viable son las políticas de colaboración, formación, información e intercambio de agentes de aduanas

 

Ante la creciente presión de oleadas de inmigrantes que intentan abrirse camino en Europa (que ha originado un incremento moderado de la población en la UE que en 2001 alcanzó el 3,9%, según Eurostat, y que en España ha supuesto el 83% de las nuevas 306.000 personas), los Quince estados miembros de la Unión Europea se ven obligados a buscar nuevas medidas de control, como la creación de una policía conjunta de vigilancia de fronteras o el diseño de una base de datos de demandas de asilo y regularización.

En contraste con el millón de inmigrantes que se regularizan anualmente en la UE, existe una creciente oleada de ilegales en busca de nuevas oportunidades en Europa. Algunos estados miembros aceptan que se fije un cupo de inmigrantes en determinados sectores del mercado laboral, sin embargo, existe un temor generalizado a la afluencia incontrolada de ilegales.

Las diferentes naciones son conscientes de que no puede haber medidas eficaces a menos que éstas se adopten de forma conjunta por los Quince socios que forman un espacio de libre circulación. Es por ello que se están buscando nuevas medidas de control de fronteras.

Así, uno de los proyectos es el de la aplicación de una política común en la custodia de fronteras, cuyo fundamento sería la creación de una fuerza conjunta de vigilancia, si bien parece que la idea no se fijará de inmediato ya que hay países, como Alemania, Holanda o los países nórdicos que ya han mostrado fuertes reticencias a la formación de la fuerza de guardafronteras europea.

Dentro del proyecto, se contempla la financiación común de esta posible fuerza conjunta de vigilancia, a partir del principio de que los países de la periferia (en concreto los del Sur, que son los más decididos a avanzar en este tema por ser los más afectados de forma directa por el fenómeno de la inmigración) afrontan una tarea de la que se benefician todos.

Sin embargo, a medio plazo, el proyecto más realista es el de avanzar en políticas de colaboración, formación, información e intervención de agentes de aduana. Además, también se ha analizado más detalladamente la creación de una base común de datos de demandas de asilo y regularización, de forma que se organice una red conjunta al respecto.

Igualmente, los Quince debatirán el intento de acordar criterios comunes en los procedimientos para la concesión de asilo, para lo que se pretende crear fuera de la Unión una oficina común para la concesión de visados aunque, por el momento, este objetivo se limite al establecimiento de una "ventanilla única" para los procedimientos meramente formales.

Fuente: ABC
14.01.02

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es