NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 4 de febrero de 2002


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

Los chalecos de los soldados españoles en Afganistán no están protegidos de la visión infrarroja

 

Los soldados españoles destacados en Afganistán disponen de chalecos o portaequipos de combate sin protección contra infrarrojos (IR), por lo que son visibles durante la noche con los prismáticos o el visor infrarrojo del enemigo.

Defensa invirtió 21 millones de euros (347 millones de pesetas) en la compra de 20.000 portaequipos, que sustituyen a los antiguos porque las tropas españolas han sido equipadas con el nuevo fusil alemán HK, cuyos cargadores de munición tienen otro tamaño y no cabían en el modelo de chaleco que hasta ahora se utilizaba.

El portaequipos, que hasta ahora estaba protegido con IR, es una prenda similar a un chaleco del que cuelgan los cargadores de munición, bombas de mano, mapas, paquetes de cura, etc... Cubre el pecho y la espalda del soldado y se coloca encima del uniforme, que sí está protegido con un tratamiento antirrefracción de rayos infrarrojos (al igual que las fundas de los casos, mochilas, lonas y vehículos). Este tratamiento aplicado al tejido y a la pintura supone un elemento de seguridad imprescindible.

La provisión de portaequipos al Ejército se llevó a cabo mediante dos concursos a los que concurrieron, además de la ganadora (Yuma, S.A.), otras dos empresas (Manufacturas Valle y Sei) que sí incluían el IR en su producto y costaban del orden de 552.931 euros (92 millones de pesetas) menos. Resulta que Yuma S.A., empresa adjudicataria, es propiedad de la familia de un alto cargo del Ejército, el coronel José Martínez Nasar, secretario técnico de la Dirección de Asuntos Económicos del Cuartel General del Ejército.

Un proveedor del Ejército que no concurrió en dicho concurso aseguró que la falta de protección IR "es un fallo de difícil justificación" y añadió que "esto no es solamente un despropósito, sino una irresponsabilidad. Están poniendo en peligro la vida de nuestros soldados". Por su parte, un experto en material militar señaló que el hecho de que los chalecos sean visibles con el visor infrarrojo del enemigo "es como ir vestido de colorado en la guerra".

Fuente: El País
04.02.02

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es