NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Miércoles, 6 de febrero de 2002


Seguridad Pública y Protección Civil

EE UU prevé cotejar los datos de las aerolíneas con información del FBI para controlar a los pasajeros

Este dispositivo de seguridad pretende evitar comportamientos sospechosos y posibles atentados como los del 11 de septiembre

 

El Gobierno de los EE UU estudia poner en marcha una red informática capaz de mezclar los datos de las compañías aéreas con la información almacenada en las agencias federales, como el FBI, con el fin de poder detectar cualquier comportamiento sospechoso entre los pasajeros que pudiera alimentar la hipótesis de un posible atentado.

El sistema, desvelado la semana pasada por el diario estadounidense The Washington Post, se fundamenta en el cotejo de los datos informáticos de cada vuelo y de cada compañía aérea con las bases de datos de las fuerzas de seguridad, de modo que se pueda detectar cualquier comportamiento considerado sospechoso.

Sin embargo, el problema del dispositivo, que ya ha provocado las reticencias de los defensores de las libertades civiles y el derecho a la intimidad y a la privacidad, es la propia definición de sospechoso, dado que puede llegar a serlo un pasajero que simplemente compre un billete sólo de ida a un lugar en el que no reside.

Principalmente, la red informática buscaría vuelos en los que viajasen personas sospechosas o vigiladas por presunta vinculación a grupos terroristas, así como en los que dos o más personas que hayan comprado billetes con una misma tarjeta de crédito hayan pedido sentarse en filas diferentes.

Por el momento hay dos proyectos en marcha, desarrollados por HNC Software y Accenture respectivamente. Si el ensayo durante los próximos meses resulta positivo, los ordenadores cruzarán los datos y otorgarán a cada pasajero una especie de 'índice de peligrosidad'. Aquellos que tengan un nivel elevado serán investigados por el FBI.

Algunos, como Barry Steinhardt, director asociado de la Unión Americana por las Libertades Civiles, consideran que el proyecto es "una operación de vigilancia que el Gobierno quiere imponer a los estadounidenses y que supone una amenaza directa al derecho a la privacidad". Steinhardt cree además que antes de poner en funcionamiento un dispositivo que no ofrece ninguna garantía de respeto a las libertades civiles, deberían mejorarse las medidas actuales de seguridad, ya que no responden al 100%.

Por su parte, Eugene Vollokh, profesor de libertades civiles en la Universidad de California, Los Angeles (UCLA), explicó que hay otros sectores empresariales que emplean sistemas similares en EE UU y, puesto que el billete de avión es una transacción financiera que puede ser arriesgada para la empresa, las compañías aéreas tienen derecho a investigar a sus pasajeros.

Fuente: El País
02.02.02

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es