NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 18 de febrero de 2002


Seguridad Pública y Protección Civil

Washington previene a la Interpol del posible empleo de ordenadores portátiles como bombas en los vuelos

Las autoridades policiales del Gobierno federal recomiendan
nuevas y más estrictas medidas para la inspección del equipaje

 

El Gobierno de los EE UU ha alertado a través de Interpol a todas las policías de los países miembros de la Organización del "posible uso de ordenadores portátiles como artefactos explosivos" por parte de terroristas para atentar contra la aviación comercial (como sucedió el pasado 11 de septiembre en Nueva York y Washington). Asimismo, la nota interna recomienda nuevas y más estrictas medidas para la inspección del equipaje, denominadas "normas de chequeo".

La advertencia ha surgido tras la obtención de información "que alude a la intención de los terroristas de atentar contra la aviación comercial occidental utilizando artefactos explosivos improvisados ocultos en ordenadores portátiles", a modo de ordenadores-bomba, señala la nota.

Debido a que gran cantidad de usuarios civiles de aviones viajan con ordenadores portátiles, los servicios policiales del Gobierno de George W.Bush han facilitado una serie de instrucciones para la inspección del equipaje al personal de seguridad de las compañías aéreas, entre las que se contempla la necesidad de "sacar de sus carcasas" los ordenadores portátiles para pasarlos por los detectores de rayos X "de forma separada".

Además, las autoridades policiales norteamericanas señalan que los equipajes de mano deben ser sometidos a "chequeos adicionales" en presencia del pasajero -con la utilización de un aparato ETD (sistema de detección de explosivos)- o en ausencia del mismo, procediendo a la inspección física del objeto en cuestión.

La advertencia remitida a la Interpol se complementa además con una guía para transmitir dicha información. En primer lugar, especifica que la nota debe ser transmitida a todas las compañías aéreas estadounidenses, así como a los directores de seguridad de las mismas, a los gerentes de personal, a los coordinadores de la seguridad de tierra y al personal de supervisión de seguridad en destinos extranjeros. El segundo punto subraya que la información también debe transferirse "a los directores y elementos de seguridad de 107 aeropuertos".

En tercer lugar, se hace especial énfasis en el hecho de que "en caso de que sea requerido, el personal de seguridad de compañías americanas fuera de los EE UU podrá coordinar esta información con el personal de seguridad local del aeropuerto y con las fuerzas del orden, sobre la base de una necesidad inminente de conocer dicha información.

Por último, Washington advierte a todos los receptores de esta nota interna que deben limitar la difusión de la información por razones operativas y prohíbe su transmisión "sin la aprobación previa del FAA (Administrador Asociado para la Seguridad den la Aviación Civil)".

Gestión de la seguridad aeroportuaria

Por otra parte, el Departamento de Transportes comenzó ayer la gestión del sistema de seguridad de los aeropuertos, como contempla de ley de seguridad aérea aprobada por el Congreso tras los atentados del 11-S.

Con la nueva normativa, la Administración de Seguridad en el Transporte distribuirá "coordinadores" en unos 430 aeródromos del país, además de que contratará empleados para que inspeccionen tanto a pasajeros y como a equipajes en los aeropuertos más transitados.

Fuente: ABC
17.02.02
www.belt.es

l

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es