NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 10 de junio de 2002


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

Bush propone crear un Ministerio de Interior que centralice la seguridad y combata el terrorismo

El nuevo organismo aunará más de un centenar de agencias de espionaje y seguridad interior, tanto a nivel federal como local

 

Después de las críticas lanzadas a los Servicios de Inteligencia estadounidenses por su incapacidad de evitar los sucesos del 11-S, el presidente de los Estados Unidos, George W.Bush, anunció la semana pasada la creación de una nueva Oficina de Seguridad Nacional con rango de Departamento (Ministerio), encargada, fundamentalmente, de coordinar la lucha contra el terrorismo y reforzar todo el entramado de protección de la población.

El objetivo del nuevo 'superministerio' es centralizar "la actual mezcolanza confusa de actividades gubernamentales dentro de un solo Departamento cuya primaria misión sea proteger nuestra Patria", de acuerdo con el borrador de 29 folios facilitado por la Casa Blanca. Así, la mayor reestructuración de los servicios de espionaje y seguridad interior desde la II Guerra Mundial hará que más de un centenar de agencias federales, locales y estatales (entre ellas, el Servicio Secreto, la Guardia Costera, la Patrulla de Fronteras, la Aduana, Inmigración, la Administración de Seguridad del Transporte y la Agencia de Gestión de Catástrofes; suponiendo un total de 170.000 funcionarios) se aglutinen bajo una misma entidad administrativa, cuyo fin fundamental es la centralización de las operaciones antiterroristas.

La actividad del nuevo Ministerio de Interior se centrará en cuatro puntos fundamentales, además de las ya mencionadas medidas para luchar y prevenir el terrorismo: seguridad de las fronteras y el transporte, preparación de situaciones de emergencia y respuesta a las mismas, protección de las infraestructuras, así como la coordinación y el análisis de la información procedente tanto del FBI como de la CIA y otras agencias se seguridad y las policías estatales y locales, de modo que la información obtenida sea analizada y sintetizada por una misma unidad.

Con ello se espera evitar la guerra de filtraciones protagonizada por los dos gigantes del espionaje estadounidense en relación a la tragedia del 11 de septiembre, que ha provocado la desconfianza de los ciudadanos norteamericanos respecto a la capacidad de su Gobierno para protegerles frente a los ataques terroristas. Además, la nueva organización contará con un comité científico encargado de evaluar amenazas nucleares, químicas y bacteriológicas.

Controversias

En cualquier caso, la reforma  no está exenta de obstáculos, ya que, por un lado, el hecho de que la creación de un ministerio requiera en EE UU la aprobación del Congreso, garantiza controversia en los meses venideros. Así, por ejemplo, el senador republicano Jeff Sessions cree que un departamento de nueva creación no podrá situarse jerárquicamente por encima de agencias asentadas en departamentos de peso como el de Justicia, Defensa o del Tesoro.

Por otro lado, los asuntos relacionados con la seguridad nacional y el terrorismo se reparten entre cerca de un centenar de comités y subcomités, por lo que la ya de por sí complicada tarea de unificar un ajedrez de competencias tan dispersas (desde aduanas hasta policía de fronteras, pasando por el servicio de inmigración, los guardacostas o los míticos FBI y CIA) se torna más difícil.

Además, la iniciativa cuenta incluso con otro tipo de implicaciones, como que afecta directamente a los derechos y libertades de los ciudadanos, no solo estadounidenses sino también de los que viajan a EE UU o están instalados allí. De hecho, el nuevo mecanismo de seguridad anunciado recientemente por el fiscal general, John Ashcroft, afectará inicialmente a más de 100.000 personas con pasaportes emitidos por países de Oriente Próximo y ya en territorio estadounidense.

Para que se les permita su instancia, estas personas deberán someterse a una serie de trámites adicionales (como fotografía, toma de huellas digitales, así como un interrogatorio) a su llegada al país. Cumpliendo un mes de estancia, las personas 'fichadas' se deberán presentar ante ante el Servicio de Inmigración y Naturalización para justificar sus actividades en territorio estadounidense (en caso de autorizárseles a permanecer más tiempo en el país, la comparecencia ante las autoridades de inmigración será anual).

Por otra parte, el FBI ha enviado un aviso a las autoridades tanto locales como estatales advirtiendo de un posible nuevo ataque terrorista el próximo 4 de julio, día de la Independencia de los EE UU, especialmente en ciudades que cuentan con redes de metropolitano. Según una cadena de televisión de Filadelfia, la Policía Federal sospecha que militantes de la organización de Osama Bin Laden planean una acción con gas sarín, similar al empleado en el metro de Tokio por una secta religiosa en 1995, en una acción que se saldó con la muerte de doce personas y dejó heridas a otras 5.000.

________________

Noticias relacionadas:

* El FBI afronta una profunda reorganización y se consolida como fuerza antiterrorista (03.06.02)
* Bush y Chirac envían un mensaje de firmeza y cooperación contra el terrorismo internacional (27.05.02)
* Los servicios secretos de EE UU advierten de la posibilidad de nuevos atentados de Al Qaeda (20.05.02)
* El FBI informó a Bush del posible secuestro de aviones por Al Qaeda semanas antes del 11-S (17.05.02)

Fuente: El País
El Mundo
ABC
La Razón
05/07/08/09 y 10.06.02

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es