Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 17 de junio de 2002


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

Seguridad Pública y Protección Civil

Se dispara la demanda de artículos de
supervivencia nuclear en Estados Unidos

El fiscal general norteamericano acrecienta el miedo
de la población con un discurso atemorizante sobre terrorismo

 

A pesar de que el subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Paul Wolfowitz, se encargó de explicar a la ciudadanía que las declaraciones del fiscal general del Estado, John Ascroft, respecto a la inminencia de un atentado biológico tras la detención del supuesto terrorista Padilla (afirmaciones que lograron atemorizar a millones de personas), habían sido muy exageradas, lo cierto es que el miedo al artefacto atómico ha vuelto.

De hecho, las ventas de artículos de supervivencia nuclear se han disparado tras el 11 de septiembre. El miedo a la radiación atómica, que desapareció con el fin de la Guerra Fría, vuelve a resurgir. Los refugios construidos para resistir los ataques de la ex República Soviética y que se convirtieron en bodegas y trasteros, y las reservas de agua y comida se consumieron o regalaron, son de nuevo actualidad.

Las ventas de refugios prefabricados, de contadores de radiactividad y de píldoras de yoduro de potasio contra el cáncer de tiroides -una de las consecuencias más frecuentes de la exposición a la radiactividad- se ponen de nuevo al día. "Entre el 1 de enero y el 11 de septiembre de 2001 facturamos 300.000 dólares; entre el 12 de septiembre y hoy mismo, hemos vendido por valor de siete millones de dólares. El negocio se ha disparado", comentó Stephen Aukstaklnis, propietario y director general de Two Tigers Radiological, empresa productora de artículos de supervivencia en caso de emergencia nuclear, comercializados a través de Internet.

El producto más solicitado son las píldoras anteriormente mencionadas. Aunque el Gobierno estadounidense ha almacenado grandes reservas de yoduro de potasio y promete que las distribuirá masivamente en caso de ataque con bomba 'sucia' o un artefacto atómico, el público no parece estar convencido.

Además, también se han disparado las ventas de contadores de radiactividad, sumergibles y con una batería que (según el fabricante) dura 150 horas, especialmente en las ciudades de Nueva York y Washington y en sus zonas de influencia (estados de Nueva York, Nueva Jersey, Virginia y Maryland y en el distrito de Columbia). Además, la empresa en cuestión ofrece un refugio nuclear (diseñado por el Instituto de Ciencia y Medicina de Oregón -proveedor habitual del Pentágono-) que se entrega ya fabricado y listo para ser enterrado en el jardín.

Discurso atemorizante

El subsecretario de Defensa norteamericano se vio en la obligación de matizar que las declaraciones del fiscal general respecto a una realizad de amenazas terribles, inminentes y casi inevitables (su discurso rebosa de "agentes infiltrados", "bombas radiactivas" y "ejércitos enemigos que conspiran en la sombra") son, cuanto menos, exageradas.

De este modo, pretendía apaciguar los ánimos de sus atemorizados conciudadanos, que, en una situación tal y a cambio de cierta seguridad, apoyan medidas tan represivas como las presentadas por Ashcroft (un ultraderechista que, por otra parte, no tendría la menor posibilidad electoral en época de normalidad, pero que el terrorismo, y el miedo consiguiente de la población, parecen abrirle paso).

El fiscal general fue el impulsor de redadas masivas contra inmigrantes irregulares, cientos de ellos detenidos porco después del 11-S y aún en prisión, sin haber comparecido ante el juez. A y partir de septiembre próximo, este mismo hombre, obligará a los extranjeros procedentes de países musulmanes a comparecer ante el FBI, para ser interrogados y fichados, aunque su documentación esté en regla.

_________________

Más información:

* EE UU aprueba una ley para combatir el bioterrorismo, lucha a la que dedicará 4.600 millones de dólares (13.06.02)
* Bush anuncia una "caza humana a gran escala" para erradicar el terrorismo internacional y contra EE UU (12.06.02)
* Bush propone crear un Ministerio de Interior que centralice la seguridad y combata el terrorismo (10.06.02)

* El FBI afronta una profunda reorganización y se consolida como fuerza antiterrorista (03.06.02)
* Los servicios secretos de EE UU advierten de la posibilidad de nuevos atentados de Al Qaeda (20.05.02)

Fuente: El País
16.06.02
www.belt.es

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es