NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Viernes, 1 de marzo de 2002


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

La Universidad Antonio de Nebrija y Belt Ibérica clausuran el XX Curso Superior de Dirección de Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

D. Rafael de Mendizábal habló sobre Europol y Eurojust como instrumentos de lucha contra la criminalidad organizada

El director de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias destaca el papel de Belt Ibérica como ente formativo de seguridad

 

Gabriela Huelin
www.belt.es

De izquierda a derecha, Ricardo Huelin, Rafael de Mendizábal, Emilio Viguera y José Julián Istúritz.  (Eduardo Huelin)Esta semana se dio clausura al XX Curso Superior de Dirección de Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio organizado por la Universidad Antonio de Nebrija y la consultora de seguridad BELT IBÉRICA, S.A. El acto, presidido por D. Emilio Viguera, vicerrector de la Universidad, y D. Ricardo Huelin, presidente ejecutivo de Belt Ibérica, contó con la presencia del magistrado emérito del Tribunal Constitucional D. Rafael de Mendizábal y Allende [*], quien impartió una lección magistral sobre Europol y Eurojust, y de D. José Julián Istúritz, director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, quien describió el Plan de Seguridad Canario.

Como profesor principal del curso, D. Rafael de Mendizábal eligió en esta vigésima edición un tema de seguridad que, como en otras ocasiones, le preocupa coincidiendo con las inquietudes de la sociedad. En esta ocasión, Mendizábal se refirió a dos organizaciones comunitarias estrictamente ligadas al sector de la seguridad: Europol y Eurojust, como instrumentos para combatir, concretamente, la criminalidad organizada.

Partiendo del hecho de que “jamás ha habido tantas personas dedicadas a cuidar de nuestra seguridad como en los últimos veinticinco años”, en palabras de Mendizábal - lo que refleja un cierto nivel de sensación de inseguridad en la sociedad-, y “sin necesidad de remontarnos y de echarle la culpa al 11 de septiembre” (aunque éste haya sido el detonante de la situación), añadió, la realidad es que ya se conocía el fenómeno de la criminalidad organizada, aunque se nos haya hecho patente por la tragedia del 11-S.

Contra la criminalidad organizada

Esta realidad no es por tanto nada nuevo. La Audiencia Nacional en España -de la que Mendizábal fue autor político, la propulsó, organizó y presidió, además de ser autor en el sentido intelectual-  contempla una exposición de motivos en la que se la define como “un instrumento único y potenciado de la lucha contra la criminalidad organizada”, dijo Mendizábal, fenómeno “que existía en todos los países y se veía cómo intentaba el desembarco en España”.

La criminalidad organizada ha provocado, por un lado, una respuesta de proyección mundial, que es una guerra con motivo terrorista, como está siendo la guerra contra Afganistán. A nivel europeo, por otra parte, también ha habido una respuesta, aunque data de hace varios años. En concreto, en 1995 y 1997 se crearon, respectivamente, dos organismos, necesariamente ligados, para luchar contra la criminalidad: Europol y Eurojust, en los que comparten tareas personal de la justicia y otros profesionales relacionados con ella, como las policías. De hecho, recuerda Mendizábal, “no se puede concebir una lucha contra la criminalidad sin una Policía”, ni tampoco “una lucha contra la criminalidad sólo por la Policía y sin el marco legal, constitucional o jurídico”.

Respecto al ámbito normativo, Europa se constituye como una entidad supranacional, porque, por un lado, supera los límites nacionales y, por otro, se fundamenta en el derecho internacional. Europa emplea tratados internacionales y funciona como organismo interno de una entidad de ámbito mayor, a través de organismos como la Comisión y el Parlamento, y sobre todo el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, complementado por el Tribunal de Derechos Humanos.

La respuesta de este conglomerado ya institucional denominado Europa ha sido el pensar en los instrumentos para luchar contra la criminalidad, concretamente Europol (organización supranacional de las policías) y el Eurojust (espacio común europeo de justicia),  organizaciones que responden a una filosofía común y tienen una organización también compartida.

Europol

En 1995 se creó la llama Oficina Europea de Policía o Europol, una Policía científica (al estilo del FBI estadounidense) cuyos fines son “mejorar la cooperación y la eficacia de los servicios policiales en la pretensión de luchar contra cualquier forma de criminalidad”, explicó Mendizábal. Según el convenio de fundación, los objetivos prioritarios se resumen en “terrorismo, tráfico ilícito de estupefacientes y otras formas graves de delincuencia internacional”, añadió el jurista.

Pero además, Europol prevé trabajar contra el tráfico ilícito de material nuclear y radiactivo, las redes de inmigración clandestina, la trata de seres humanos y, “de una manera muy curiosa” -comentó Mendizábal-, el tráfico de vehículos robados.

A Europol le interesan especialmente las actividades organizadas, siempre y cuando “dos o más Estados se vean afectados o amenazados por estas formas de delincuencia, de tal manera que debido al alcance, gravedad y consecuencias se requiera una actuación común de los Estados”, comentó Mendizábal.

Europol no es una Policía para la calle, no tiene agentes uniformados que patrullen por las calles (como tampoco los tiene el FBI). Europol “es en realidad y en el normal sentido de la palabra una Policía científica que sirve tanto para prevenir como para reprimir”, precisó Mendizábal, basada fundamentalmente en la información, en la centralización de la misma y en su análisis.

Al respecto de los datos con los que trabaja la Oficina Europea de Policía, Europol mantiene una relación muy singular con los Estados, atendiendo a la premisa de que a menor número de canales de distribución, habrá menor número de filtraciones. Por esta razón, Europol contempla una “estricta regulación en tema de control de datos y acceso y distribución de los mismos”.

Es por ello por lo que la relación de Europol con cada Estado se organiza a través de un solo canal, denominado "unidad del Estado Miembro": nadie puede introducir datos a Europol ni obtenerlos si no es dicha unidad, que además tiene nombres y apellidos (generalmente uno o dos jefes de las Policías nacionales). Sólo puede suprimir o modificar información sobre un determinado dato, persona o hecho la unidad que lo ha introducido.

Las funciones de Europol son fundamentalmente recoger información, centralizarla y analizarla (“labor que consiste en relacionar datos; labor compleja y muy importante que llevan a cabo auténticos profesionales de las Policías”, definió Mendizábal). Respecto a ello, los ficheros con los que se trabaja son informáticos y están protegidos por toda la normativa europea de protección de datos.

El contenido del sistema de información es único y se refiere fundamentalmente “a personas -ya sean sospechosas o que hayan sido ya condenadas-, posibles testigos, víctimas o intermediarios -esto es, personas que puedan estar implicadas en el mundo de la criminalidad organizada-, y, naturalmente, delitos, medios e instrumentos”, explicó Mendizábal.

Eurojust

Pero “Europol no tendría eficacia operativa directa si no fuera por la creación de una organización paralela, Eurojust”, dijo Mendizábal, organización formada por personal judicial que “pretende el allanamiento de las barreras que hacen de cada sistema judicial un sistema cerrado, como la extradición”, y supone un organismo para la colaboración de fuerzas de seguridad de todos los países de la Unión Europea.

Según Mendizábal, “si vamos a crear un espacio en el que ya estamos compitiendo, y afortunadamente con éxito, necesitamos lo que se ha llamado la quinta libertad o espacio europeo judicial común”. Y este objetivo se está consiguiendo, entre otras cosas, porque tenemos unos valores comunes. “Europa procede fundamentalmente de la Grecia de Pericles, de la Roma del Derecho y las bases del cristianismo”, explicó Mendizábal, por lo que “nuestros jefes, nuestros fiscales, tienen un interior, una formación absolutamente coherente y común”, añadió. Además, en este contexto, Mendizábal apuntó la puesta en marcha de la euroorden, la orden europea de búsqueda y captura.

Plan de Seguridad Canario

A la derecha, José Julián Istúritz en un momento de su intervención.  (Eduardo Huelin)Tras la lección magistral de D. Rafael de Mendizábal, D. José Julián Istúritz, director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, planteó la situación de la región en lo que respecta a la seguridad e ilustró las medidas tomadas por el Gobierno autonómico para solventar los problemas concretos de Canarias.

La problemática de la región se articulaba en torno a dos aspectos: el turismo (casi doce millones de turistas al año, además de una población de 1.600.000 habitantes más unos 500.000 permanentes flotantes) y una evolución de la criminalidad en los últimos siete años muy preocupante, sobre todo en las zonas turísticas.

Para solventar este problema de delincuencia, el Gobierno de Canarias se planteó una serie de acciones y puso en marcha el Plan de Seguridad Canario, aprobado por el Gobierno central y el Parlamento de Canarias.

Este Plan consta de cuatro estrategias principales. Por un lado, la creación de un sistema de coordinación propio, fundamental para conocer lo que pasa en el territorio que se quiere controlar. Por ello, se creó el 112 como un teléfono de recepción de llamadas, aunque en realidad supone una fuente de información fundamental para conocer exactamente qué es lo que ocurre en el territorio en cuestión. Canarias montó entonces los centros de coordinación de emergencias y seguridad.

XX promoción del Curso Superior de Dirección de Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio.  (Eduardo Huelin)Por otro lado, se planteó potenciar la formación, esto es, “no tratar al policía como una cosa, al sanitario como otra, al bombero como otra y al de Protección Civil como otra”, explicó Istúritz, sino ser conscientes de que todos estos efectivos “pertenecen a un mismo sistema de seguridad pública de atención al ciudadano”, continuó, y “tienen aspectos diferentes, pero también comunes de atención al ciudadano e incluso de técnicas que son comunes para los cuatro”, concluyó. A este respecto, se creó la Academia de Seguridad, que lleva funcionando un par de años y su presupuesto para 2002 es de 2,1 millones de euros.

En tercer lugar, el Plan de Seguridad Canario supone la “puesta en marcha y mejora de un sistema de emergencias para la autonomía”, explicó Istúritz, quien destacó que canarias es una de las comunidades autónomas con más transporte aéreo para realizar rescates y transporte de personas accidentadas, con siete helicópteros y dos aviones.

Como cuarta estrategia, se está trabajando sobre la puesta en funcionamiento de un sistema de Policía autonómica, “pero no como un desarrollo de Policía autónoma ad hoc como la Ertzaintza o los Mossos d’Esquadra”, comentó Istúritz, sino como un sistema basado en policías locales.

Además, el director de seguridad y emergencias del Gobierno de Canarias comentó acerca de cursos sobre seguridad (como el que se clausuraba organizado por Belt Ibérica), que éstos suponen la única vía formativa de que se dispone -puesto que existe un vacío al respecto que hay que cubrir- y destacó la necesidad de que esto ocurra, instando a presionar a las administraciones para que tomen posición, porque la “seguridad es un sector que en esta década va a tener un impulso impresionante”, concluyó Istúritz.

Entrega de diplomas

Ricardo Huelin hace entrega del diploma que acredita como director de Seguridad a un alumno del curso.  (Eduardo Huelin)Posteriormente a la lección magistral de D. Rafael de Mendizábal y a la intervención de D. José Julián Istúritz se procedió a la entrega de diplomas a los alumnos del Curso Superior de Dirección de Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio en su vigésima edición.

El vicerrector de la Universidad, D. Emilio Viguera, se mostró impresionado por los contenidos del curso (que contempla la seguridad desde una perspectiva integral) y destacó la importancia tanto del aprendizaje como de las relaciones personales potenciadas durante el período de formación de los nuevos directores de Seguridad.

Por su parte, D. Ricardo Huelin, presidente ejecutivo de Belt Ibérica, agradeció a Mendizábal -"quien habitualmente habla de un futuro que siempre se cumple y se transforma en presente efectivo"- por su lección magistral, además de dar las gracias a Istúritz por transmitir su conocimiento de la demanda por parte del sector público de los profesionales formados en el contexto de la seguridad.

Asimismo, Huelin agradeció a los alumnos por confiar en la Universidad Antonio de Nebrija y Belt Ibérica, capaces de "transmitir fundamentalmente conocimientos y experiencia encaminados a la gestión y dirección de algo tan nuevo en su concepto moderno -expresado por Istúritz- como es la seguridad, entendida de manera global y al auténtico servicio del ciudadano y de clientes".

Por último, el presidente ejecutivo de Belt Ibérica subrayó la necesidad de no obviar la seguridad a partir de ahora porque en la próxima década, "derivado de las circunstancias excepcionales que se han repetido en el curso", explicó, el capítulo presupuestario de la sociedad (entendiendo éste como la inversión de las empresas y no tanto como la de los gobiernos), "se va a doblar y triplicar en los capítulos de seguridad y protección".

________________________________

[*] El excelentísimo señor D. Rafael de Mendizábal y Allende es doctor en Derecho y licenciado en Ciencias Políticas y en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid; Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca en México, vocal permanente de la Comisión General de Codificación, académico numerario de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. Ha sido juez ad hoc del Tribunal de Derecho Humanos y del Consejo de Europol, consejero del Tribunal de Cuentas, subsecretario del Ministerio de Educación y Ciencia, y subsecretario del Ministerio Justicia, además de presidente de la Audiencia Nacional. Actualmente es magistrado emérito del Tribunal Constitucional, socio del bufete Cremades & Calvo Sotelo, profesor principal del Curso Superior de Dirección de Seguridad y Protección del Patrimonio organizado por la Universidad Antonio de Nebrija y Belt Ibérica y ocupa el número uno en el escalafón judicial.

___________________________________________

Más información:

* Canarias: modelos de seguridad pública (por José Julián Istúritz) (septiembre de 2000)

* Siete miembros de la UE adelantan un año la aplicación de la orden de detención y entrega europea (15.02.02)
* Seis etarras son detenidos en Burdeos en una operación conjunta de agentes de España y Francia (01.02.02)
* La Policía holandesa detiene a un colaborador de ETA, primer etarra arrestado tras el acuerdo de Eurojust (17.01.02)
* La Presidencia española de la UE se centra en la lucha antiterrorista y el espacio europeo de seguridad (02.01.02)
* El espacio europeo de seguridad, justicia y libertad, en marcha a partir del 1 de enero de 2002 (02.10.01)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es