Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

NOTICIAS

HOME

Noticias anteriores
Se busca...
Eventos...
Hemeroteca...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

 

Noticias Profesionales

 
  

Noticias

Lunes, 25 de noviembre de 2002


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

España se insertará en la nueva Alianza Atlántica a través del cuartel de élite de Bétera (Valencia)

Nuestro país busca preservar su proyección en la seguridad del Mediterráneo, del Magreb y de todo el flanco Sur en la futura reorganización de mandos

España tendrá una participación muy práctica en la nueva OTAN cuando se le asigne el cuartel de despliegue rápido de Bétera (Valencia) con el que nuestro país se insertará en la reorganización de fuerzas con que la Alianza se dispone a actuar con mayor celeridad, a asumir nuevas misiones en cualquier parte del mundo, a combatir el terrorismo y a desempeñar un papel más vinculado a la Seguridad que a la Defensa.

La asignación del cuartel de Bétera, sin embargo, puede venir también aparejada a una reestructuración militar en la que se plantea la desaparición de los mandos subregionales y que podría afectar directamente al de Retamares, asignado a nuestro país cuando se integró en la estructura militar de la Alianza. El Gobierno, hasta ahora, no está muy convencido de que la reforma deba incluir la anulación de todos los mandos subregionales. El ministro de Defensa, Federico Trillo, por ejemplo ha abogado por mantener algún tipo de «funcionalidad» para el cuartel de Retamares y de preservar el control aéreo de Torrejón.

Es ésta una discusión a la que se quiere poner sordina en la próxima cumbre de Praga para no crear mal ambiente y para que en la misma no parezca que existió la menor sombra de discrepancia. El acuerdo final sobre la nueva estructura de mandos, de hecho, tendrá que esperar a la reunión de ministros de Defensa aliados de primavera de 2003. La reforma de la Alianza, por otro lado, es lo bastante profunda y sustancial como para que ésta parezca una preocupación hasta cierto punto menor. La OTAN también necesita adaptar la estructura de mandos a sus nuevas funciones y doctrina militar. Y fuentes diplomáticas subrayan que en la Alianza «los debates se desarrollan en función de las necesidades y no de las peticiones» de cada país.

La Alianza, ciertamente, no es una tómbola. Pero en la controversia está también en juego la proyección de España en la seguridad del Mediterráneo, del Magreb y de todo el flanco Sur, que han sido tradicionalmente las principales áreas en las que nuestro país ha querido tener una mayor relevancia en el seno de la Alianza. Hasta ahora, la visibilidad y proyección meridional intentaba ser garantizada a través del cuartel de Retamares, que en su momento fue objeto de una compleja negociación con Portugal en la que, finalmente, se preservó una zona en torno a las islas Canarias que quedó bajo el control del mando subregional español.

Reacción rápida

No obstante, la asignación del cuartel de despliegue rápido de Bétera y del mando marítimo situado en el buque Castilla garantiza la adaptación de España a la nueva doctrina y concepción geoestratégica de la Alianza. Ya no será un mando vinculado fundamentalmente al control y defensa del territorio, sino un cuartel relacionado con el plan de crear una nueva fuerza de reacción rápida de 21.000 hombres capaces de desplegarse en una semana para operaciones como la desarrollada en Afganistán tras el 11 de septiembre. Desde este punto de vista, el cuartel de Bétera tiene una proyección más actual, ya que no sería una unidad «estática», sino que podría ser empleado en caso de emergencia o grave crisis de seguridad en el Sur del Mediterráneo. Asunto diferente es la amplitud del ámbito geográfico sobre el que podría proyectarse.

Por otro lado, la nueva OTAN tiene como uno de sus principales objetivos la lucha contra el terrorismo. Esto no significa que ningún cuartel ni fuerza de despliegue rápido vaya a ser empleado contra ETA. Pero, en la reorganización puesta en marcha, nuestro país tiene también un fuerte interés en los avances que se puedan registrar en el intercambio de información confidencial y en el uso de tecnología encaminada a tal fin. Un proceso que podría culminar incluso con la creación de un servicio de inteligencia operativo en el seno de la Alianza.

Noticias relacionadas:

* El Ministerio de Defensa planeó bombardear el "Prestige" con un F-18 para hundirlo o hacer arder el fuel oil (22.11)
* El Ejército del Aire ofrece a sus cabos quedarse hasta los 35 años
(18.11)
* Militares españoles "limpian" en Kabul una compleja zona de cohetes y bombas (18.11)
* Los mayor parte de los miembros de la Unión Europea se muestran partidarios de estrenar ya la política de defensa europea (05.11)
* La Armada recibe seis helicópteros LAMPS III de última generación (23.10)
* El ministro de Defensa, Federico Trillo, baraja una terna de generales para relevar al Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (18.10)
*
El Ejército de Tierra recibirá en 2003 el nuevo «Leopardo 2E», un carro de combate equipado con alta tecnología (17.10)

* Indra fabricará en 2003 parte de los misiles de última generación para las fragatas F-100 (04.11)
* El Ministerio de Defensa negocia la compra de misiles Patriot a Alemania (10.10)
* El cuartel valenciano de Bétera será una de las sedes de la nueva fuerza de la OTAN (27.09)

Fuente: ABC
(21.11.2002)

 

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es