- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

 Martes 16 de diciembre de 2003


Seguridad Pública y Protección Civil

Arranca un plan policial para «cazar» grupos radicales en Moncloa, Chamberí y Chamartín en Madrid

Las investigaciones a raíz de las supuestas agresiones «ultras» a colegiales de la Ciudad Universitaria no han detectado la presencia de radicales. Las pintadas están hechas por la misma persona

 

Ayer se puso en marcha un dispositivo policial especial, que funcionará durante los fines de semana, con una sola misión: prevenir los ataques radicales y xenófobos que se puedan producir en la capital, según ha podido saber ABC. Las zonas de actuación serán las de Moncloa, Chamberí, Chamartín y el entorno de la Ciudad Universitaria de la Complutense, donde se suelen producir este tipo de actos. El origen de esta medida obedece a la alarma social generada a raíz de las presuntas agresiones perpetradas por grupos de ideología extremista -en concreto, neonazis-, a estudiantes alojados en los colegios mayores del campus. Aunque la situación no ha variados, es decir, no se han presentado más denuncias salvo las dos contabilizadas a primeros de mes - de las que dio cuenta ABC en su día-, la vigilancia se mantiene desde entonces y ahora se ha visto reforzada con este dispositivo que tiene básicamente carácter disuasorio.

Las dos denuncias presentadas en las comisarías de Moncloa y Chamberí corresponden a una paliza perpetrada por un supuesto grupo de ultras a un inmigrante ecuatoriano, y a una persecución a estudiantes, en este caso sin agresión.

La preocupación y las investigaciones por parte de las Fuerzas de Seguridad desde que los directores de los colegios mayores de la Complutense y los estudiantes comenzaran a recoger firmas -entregaron 2.200 a la policía- ante la creciente inseguridad en la zona -según aseguraron los alumnos en su día-, en la que proliferan pintadas extremistas de diversa índole, se tradujo en la petición de más vigilancia.

Las pintadas, la misma mano

El servicio de seguridad privada del campus comenzó a patrullar la zona, por orden del rectorado, el pasado día 1 de este mes, aunque indicaba que sus medios eran limitados. La Delegación del Gobierno ordenó, de inmediato, que se abriera una investigación para determinar la amplitud y las dimensiones reales de los supuestos ataques, dado que se aseguraba que habían alcanzado los 16. Sin embargo, como se ha dicho anteriormente, no ha habido nuevas denuncias ni incidentes.

De las investigaciones policiales efectuadas se deduce que no hay ningún grupo «ultra» que se dedique a cometer dichos actos. Además, según las mismas fuentes consultadas, las pintadas con símbolos fascistas: esvásticas, cruces gamadas y demás, están hechas, además de por la misma mano, por alguien ajeno a estas tribus urbanas, ya que los colores o los signos que utilizan no son los habituales y se nota que están realizados por profanos o por alguien que tienen intención de sembrar la confusión o, tal vez, atribuir intencionadamente los grafitis a grupos de ideología nazi.

No obstante, si bien es cierto que las pintadas «ultras» proliferan en el campus desde antes de verano, aumentaron hace varias semanas sobre todo en la Facultad de Ciencias de la Información, Derecho y aledaños de los colegios mayores. Los mensajes que predominan son del tipo: «Viva el poder blanco», de claras connotaciones xenófobas, u otros opuestos, tales como: «Fuera los fascistas». Los residentes en la zona de Metropolitano y la plaza de Viena denunciaron en los meses de verano la presencia de un grupo «facha», que desapareció.

A toda esta situación, cabe añadir la práctica del «botellón» que se desplazó desde el cercano Parque del Oeste al campus, donde, aprovechando la oscuridad y la lejanía de zonas habitadas, grupos de jóvenes se congregan los fines de semana, y al calor del alcohol, ha habido alguna disputa que otra.

No obstante, en estos momentos, no se tiene constancia de la presencia de extremistas, a pesar de que su indumentaria cada vez pasa más desapercibida, con el fin de no señalarse, por lo que no suelen llevar las vestimentas de rigor. Este extremo no se correspondería con la descripción realizada por los estudiantes. Lo único cierto, siempre según las mismas fuentes, es que hace dos meses la Policía identificó a un grupo de menores radicales que aprovechaba la presencia de consumidores de alcohol en la vía pública para armar follón a los que se detuvo.

La pasada semana, en Móstoles, fueron detenidos otros cuatro, dos de ellos menores de edad, por una agresión en la avenida de Deportes el 6 de diciembre, aunque fueron puestos en libertad porque la víctima no formuló denuncia. Se da la circunstancia de que uno de los integrantes de este grupo es de nacionalidad suramericana.

Cuarenta detenciones

  • Los arrestos en lo que va de año por hechos delictivos perpetrados por grupos extremistas ronda los cuarenta, una cifra similar a la de 2002.

 

  • La mayoría de las detenciones corresponden a personas de ideología neoazi, es decir, los típicos «skin-head». Los radicales de izquierda, en los que se engloban los «antisistema», no suelen cometer delitos y se limitan a actuar en manifestaciones, destrozando el mobiliario urbano.

 

  • Madrid, Cataluña y Andalucía son, según un estudio realizado por el Movimiento contra la Intolerancia, las Comunidades donde se registra una mayor presencia de grupos neonazis.

 

  • Sesenta asesinatos se han cometido en España en los últimos 10 años motivados por el odio xenófobo, según el citado informe, aunque añade que no hay datos oficiales. Entre las últimas muertes destacan las de Aitor Zabaleta (1998) y David González (1996).

«Latin King» y «neonazis», las tribus urbanas más activas

Los nazis y los «Latin King» son las bandas más activas y las que más preocupan a la Policía. No obstante, este segundo grupo no es una tribu urbana propiamente dicha: no son xenófobos, son ecuatorianos fundamentalmente, que intentan hacer «patria y nación», aunque sus prácticas tienen tintes mafiosos relacionados con la prostitución y drogas. Visten de negro con ribetes de color oro y en sus prendas llevan marcadas las siglas LK. El negro representa la muerte y el oro, vida. Su anagrama es un puño negro rodeado de una estrella. La estructura de «Latin King» es piramidal. En la cúspide se sitúa un líder supremo, llamado «Rey» por sus acólitos. Éste, para conectar con la amplia base, dispone de un número indeterminado de lugartenientes que transmiten sus designios y se encargan de hacerlos cumplir. El caldo de cultivo de la banda hay que buscarlo en los jóvenes de familias de inmigrantes iberoamericanos, principalmente ecuatorianos, que son reclutados en los centros docentes.

Los actos perpetrados por tribus urbanas no dejan de ser noticia. Ni las detenciones. Las más recientes se produjeron el pasado día 9, martes, cuando la Policía arrestó a siete «skins-head», de grupos rivales, que protagonizaron un altercado en el intercambiador de Moncloa, tras el derbi Madrid-Barça, en el que hubo varios heridos por arma blanca. Cinco «skin-head» seguidores de los «Ultra-Sur» se enfrentaron a una pareja de novios del grupo «skin-sharp». La pelea se desencadenó cuando los «Ultra-Sur» profirieron insultos contra los segundos.

 

Fuente:ABC
14/12/2003

Noticias relacionadas:

* Grave aumento de los delitos violentos cometidos por jóvenes (13.11)
* Detenido el número 2 de 'Latin King' en Madrid (07.11)
* Interior lanza un nuevo plan para luchar contra la delincuencia (27.10)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es