Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Jueves 4 de diciembre de 2003


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales

Condena por accidente laboral

Sancionan a un empresario a 21 meses de prisión tras perder una empleada dos dedos mientras seguía sus indicaciones

 

El sindicato UGT ha conseguido que el propietario de una fábrica de pan de Leganés, Miguel M. R. haya sido condenado a 21 meses de prisión y a pagar 130.000 euros de indemnización por el accidente laboral sufrido por una empleada de 19 años que perdió un dedo del pie derecho y otro de la mano izquierda. La joven se amputó los dedos al hacer caso al empresario y meter la mano en la línea de producción para retirar una barra de pan enganchada.

Se trata de una de las sanciones más altas contra un empresario por una incapacidad permanente parcial. La sentencia del juzgado de instrucción número 7 de Leganés considera que el acusado es responsable de un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de lesiones imprudente tal y como había pedido la acusación.

Los hechos ocurrieron el día 8 de octubre de 1999 cuando Rocío S. B., de 19 años, trabajaba como ayudante en la fábrica de pan Friopan Europea S. L. Se encontraba desempeñando su tarea en la línea semiautomática de la producción de pan. La sentencia dice que sobre las 11.15 horas se enganchó una barra de pan dentro de la máquina, que tenía retirada la tapa del resguardo. Siguiendo instrucciones del empresario, la joven metió la mano izquierda en la cinta para retirar la masa sin que se hubiese parado la máquina. En ese instante el aparato le atrapo la mano con un piñón y permaneció atrapada una hora hasta que fue rescatada por los bomberos.

La sentencia explica que era habitual que se enganchase la masa en la máquina teniéndola que retirar a toda velocidad sus empleados para que no se pegara la máquina siguiente. El condenado tenía prohibido detener la línea de producción de manera que la retirada de la masa enganchada se hacía a mano y con la máquina en funcionamiento. Por esta razón los paneles de seguridad estaban retirados, tal como declararon los compañeros de Rocío. Además, el acusado no dio ninguna instrucción a la víctima sobre los riesgos de su puesto de trabajo.

Incapacidad parcial

En el fallo se indica que los responsables de la actividad laboral incumplieron las normas de prevención de riesgos laborales no facilitando a sus empleados los medios necesarios para desempeñar su actividad con seguridad.

La empleada sufrió la amputación de la primera y segunda falange del primer dedo de la mano izquierda y de la primera falange del primer dedo del pie derecho. Estuvo 184 días hospitalizada y 501 días de baja. Rocío ha quedado incapacitada permanente en grado parcial.

Los servicios jurídicos de UGT Madrid, que dirige el abogado Fernando Luján, consideran que la sentencia se adecua a la jurisprudencia del Supremo. «Viene a poner luz en la sombras que se habían extendido con las últimas sentencias judiciales que criminalizaban la actitud del trabajador», añade. «Lo positivo de este fallo es que aprecia en la conducta del empresario dos delitos: uno de lesiones y otro por incumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales».

Fuente: El Mundo
24/11/2003

Noticias relacionadas:

* Las muertes por accidente laboral se disparan un 53% en septiembre (03.12)
* Los trabajadores pueden negarse a recibir órdenes si entrañan riesgo (26.11)
* Un empresario condenado a tres años de prisión por la muerte de uno de sus trabajadores en accidente laboral (17.10)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es