Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Jueves 5 de junio de 2003


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

Una directiva de Seat reconoce que aceptó sobornos de proveedores por 4,5 millones

VW abre una investigación interna sobre todo el departamento de la multinacional alemana

El consorcio multinacional Volkswagen (VW) acaba de encender todas las luces de alarma para vigilar de cerca a sus responsables de compras. La filial española de VW acaba de descubrir que una de sus jefas de compras llevaba al menos siete años recibiendo sobornos de los proveedores sobre los que debía tomar decisiones. Y, aunque Seat ha tomado la decisión de destituirla inmediatamente de sus funciones, la sombra de la sospecha se cierne en todo el consorcio sobre los responsables de compras, según aseguran fuentes muy próximas a la compañía de automoción española.

Carmen Palenzuela García, responsable en el departamento de compras de Seat en Barcelona, concretamente en la división encargada de contratar promoción: publicidad, stands, salones, convenciones, patrocinios, imprenta... Fue fulminantemente despedida el pasado mes de enero bajo la acusación de aceptar sobornos de los proveedores a su cargo que, según las investigaciones encargadas por la propia Seat podrían alcanzar los 4,5 millones de euros, a razón de unos 600.000 euros al año.

Consultados los portavoces oficiales de Seat sobre este extremo se limitaron a afirmar que no podían hacer ningún tipo de comentario al respecto.

El director de comunicación de Seat, el portugués Mario Guerreiro, afirmó, a preguntas de este diario: «Cualquier cuestión que tenga que ver con la relación entre Seat y sus empleados es de orden estrictamente privado y si me atreviera a hacer cualquier comentario, traicionaría la política de la empresa». Guerreiro no quiso ni confirmar ni desmentir la cuestión referente a Palenzuela: «Cualquier comentario mío en este sentido supondría admitir que ha existido el asunto».

Este periódico intentó ponerse en contacto con la aludida, pero todas las gestiones realizadas resultaron infructuosas.

Durante la primera semana de enero, Carmen Palenzuela, junto con su compañero sentimental, Francisco Coll Elizalde, ingeniero jefe de chasis de Seat, fueron convocados a una reunión de urgencia y al más alto nivel en las oficinas de la compañía. En la reunión estaban presentes el socio director de la multinacional PricewaterhouseCoopers & Librand (PWC&L), en Barcelona, Luis Comas Martínez de Tejada, jefe de la asesoría jurídica externa de Seat, el jefe de personal de la compañía, un notario, además de Valenzuela y Coll.

PricewaterhouseCoopers & Librand por encargo directo de Seat, había encargado meses antes una investigación a una conocida y prestigiosa agencia de detectives privados de Barcelona, una exhaustiva investigación de las actividades de la pareja compuesta por Palenzuela y por Coll. Días después de iniciar la investigación, los detectives asignados por la agencia al caso se sorprendieron de la facilidad con la que lograron demostrar las turbulentas relaciones de Carmen Palenzuela con los proveedores con los que trataba. Facturas por la organización de ferias o estanes inexistentes en certámenes o convocatorias en Hannover o Argel figuraban entre las facturas que las compañías de la ejecutiva de Seat había constituido al efecto había girado a los proveedores para que éstos, a su vez, las remitieran como gastos a Seat.

Se da la circunstancia de que Carmen Palenzuela no habla ni alemán ni francés, lenguas oficiales en los países donde supuestamente había organizado presentaciones con cargo a la compañía automovilística española con sede en Barcelona.

Fue el elevado tren de vida que llevaban la pareja compuesta por Carmen Palenzuela y Francisco Coll Elizalde lo que llamó poderosamente la atención de la dirección de Seat. Por esa razón, encargaron a PricewaterhouseCoopers que aclarara la situación.El asunto, por su envergadura, fue encargado directamente al socio director de la multinacional de la auditoría y la asesoría de empresas, Lluís Comas. Contactado por este diario, Comas se limitó a remitir cualquier tipo de declaración oficial al departamento de Comunicación de Seat, aunque todo apunta a que fue él quien diseñó la estrategia para librarse de Palenzuela y su compañero sentimental.

Según relatan fuentes conocedoras de los hechos, en la reunión con Comas, con el notario y con el jefe de recursos humanos de Seat, tanto Carmen Palenzuela, como Francisco Coll admitieron todas las acusaciones vertidas contra ellos en el informe de los investigadores privados encargado por PCW&L. Palenzuela se derrumbó y, como su compañero, firmó una petición de baja voluntaria en la compañía. Pero, además, a la responsable de compras se le exigió que redactara de su puño y letra y firmada, una carta en la que admitía todas las irregularidades cometidas durante sus últimos años en Seat, con el objeto de blindar a la compañía de futuros intentos de chantaje.

Cuatro sociedades pantalla

Carmen Palenzuela García y Francisco Coll Elizalde crearon una red de sociedades pantalla para recibir los cobros procedentes de los proveedores de Seat que ha sido calificado de «burdo» por fuentes de la investigación interna abierta por la compañía automovilística sobre los ejecutivos responsables de las compras externas de la sociedad automovilística con sede en Barcelona.

Carmen Palenzuela constituyó cuatro sociedades, directamente o a través de familiares directos -su hermano y el hijo de su primer matrimonio- a través de las cuales facturaba a los proveedores de Seat sus comisiones a cambio de garantizarles los contratos a los que optaban. Las compañías en cuestión son Brida time, Consulting Team Media, Media Event Controol y Comunicación y producción general. El proveedor del que Seat tiene la seguridad de que sobornó a Palenzuela es la multinacional italiana del sector audiovisual Sono.

Fuente: El Mundo
31/05/2003

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es