- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes 28 de noviembre de 2003


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales

Carlos Álvarez, director general de FREMAP: «Los esfuerzos en prevención están dando sus frutos, pero aún tenemos una siniestralidad muy elevada»

Fremap, con una cuota de mercado del 24%, es la primera mutua española de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Su labor no se queda simplemente en la asistencia en caso de accidente, sino que desempeña un amplio abanico de actividades, que van desde la prevención hasta la reintegración social de trabajadores en caso de incapacidades graves

 

«Más vale prevenir que curar» podría ser perfectamente el lema de Fremap, una mutua, cuyos orígenes se remontan a 1933, cuando la Agrupación de Propietarios de Fincas Rústicas de España creó la Mutualidad de Seguros de la Agrupación de Propietarios de Fincas Rústicas de España. Con el tiempo y los distintos cambios normativos, la antigua mutualidad evolucionó hacia Mapfre Mutualidad de Seguros y, posteriormente, a la actual Fremap.  

¿Qué función desempeñan las mutuas? 

Las mutuas no somos suficientemente conocidas. Algo paradójico, ya que llevamos 103 años de actuación y tenemos protegidos al 95% de los trabajadores españoles. Durante 30 años, estuvimos colaborando exclusivamente con la Seguridad Social en materia de contingencias por accidentes de trabajo, pero, a partir de 1996, comenzó nuestra colaboración en las prestaciones económicas por incapacidades temporales derivada de enfermedad común.

La nueva Ley de Prevención de Riesgos Laborales endurece los requisitos en materia de prevención, ¿qué papel juegan las mutuas?

Hacemos prevención de accidentes desde los años 60. A partir de la aprobación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales de 1997, podemos actuar como un servicio de prevención ajeno. No obstante, con la nueva normativa, se introducen matizaciones para que la prevención se pueda integrar en la actividad de la compañía. Además, establece un sistema de sanciones para conseguir que se preste más atención a los sistemas de seguridad y un mayor control en las relaciones existentes entre empresas contratistas y subcontratas. La mutuas, como los demás servicios de prevención ajenos, tenemos que contribuir a que las empresas cumplan la ley. No obstante, debe ser la propia sociedad la que incorpore a su cultura y a su organización la prevención.

Aparte de la asistencia, ¿con qué otros servicios complementarios cuentan en caso de accidentes?

Hace 30 años nos dimos cuenta de que hay que ir hacia un tratamiento integral del trabajador. Como he comentado, nuestra actuación debe comenzar por la prevención, porque los accidentes de trabajo son evitables. Pero, lamentablemente, éstos se producen y, en muchas ocasiones, provocan una serie de problemas de carácter social, económico y psicológico, ya que por la propia gravedad de la lesión se puede producir una situación en la que el trabajador quede incapacitado y no pueda continuar en el mismo puesto de trabajo. A través de formación profesional, reintegramos al trabajador a la sociedad con un nuevo puesto de trabajo acorde con las capacidades que le ha restado el accidente. Con ello, cerramos el tratamiento integral, que parte de la prevención, continúa con la curación y rehabilitación y concluye con la reintegración social del trabajador.

¿Cómo se produce la colaboración con la Seguridad Social?

La empresa puede optar libremente por que la prestación económica en caso de accidente venga del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) o por que la mutua asegure el percance.

¿Cómo se producen las aportaciones a la Seguridad Social?

Accidente de trabajo es la única contingencia en la que paga exclusivamente la empresa, cotizando en función del riesgo de la actividad. En lo que se refiere a las prestaciones por incapacidad temporal por contingencias comunes (una gripe, por ejemplo), las empresas y trabajadores abonan una cuota a la Seguridad Social. Ésta, a su vez, transfiere una fracción de la misma a las mutuas para hacer frente al coste de las prestaciones. El trabajador paga exactamente lo mismo por estar en el INSS que en una mutua de accidentes.

Recientemente, el Gobierno ha aprobado un paquete de medidas para equiparar el régimen de los autónomos con el general de la Seguridad Social ¿cómo afectará a las mutuas?

A partir de los próximos meses de enero y febrero los autónomos podrán optar por asegurar los accidentes de trabajo. A ello, se une la posibilidad de que el trabajador por cuenta propia pueda comenzar a cobrar la prestación por contingencia común a partir del cuarto día, en lugar del decimoquinto . Para acceder a esta prestación van a tener que pagar más, un 1,5 por ciento de su base reguladora.

El pasado año atendieron más de 600.000 accidentes ¿cómo está siendo la evolución de la siniestralidad?

Desde 2001, el número de accidentes se ha ido reduciendo paulatinamente. Los esfuerzos que se han hecho en prevención están dando sus frutos, aunque en España aún tenemos una siniestralidad muy elevada.

Fuente: La Razón
23/11/2003

Noticias relacionadas:

*  El Ministerio de Trabajo insta a las empresas a una política de prevención permanente (27.11)
* Cádiz - Los hospitales del SAS tendrán unidades de riesgos laborales (17.11)
* La sanción a las empresas con más siniestralidad anunciada por el Gobierno se retrasará dos años (13.11)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es