- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes 7 de octubre de 2003


Seguridad Pública y Protección Civil

DNI para coches

La medida, que los gobiernos podrían aplicar voluntariamente, sustituiría los tradicionales papeles del coche por una tarjeta inteligente similar a las de crédito.

 

La Comisión Europea espera aprobar antes de final de año una directiva que recomienda a los estados de la Unión la implantación de una tarjeta electrónica para la identificación de los automóviles.

El documento, que sustituiría a los tradicionales papeles del coche, ayudaría a la policía a luchar contra el contrabando de automóviles. "Actualmente, es sencillo para los ladrones falsificar los papeles de coches. La tarjeta, sin embargo, tendría un chip personal que evitaría este problema", señala David González, director de banca e industria de G&D Ibérica, filial española de Gisecke&Devrient, multinacional especializada en sistemas de pagos electrónico.

G&D, que ya posee la tecnología para desarrollar el sistema, colabora con Bruselas y con un proyecto piloto que tiene en marcha el Gobierno alemán. España aún no tiene en estudio la implantación del sistema.

La tarjeta para el automóvil, que tendría el tamaño de una de débito, por lo que podría llevarse sin problemas en la cartera, puede ofrecer otros servicios al conductor, como almacenar los datos de la ITV o utilizarse como una llave para el coche. "También es posible que conserve los datos de las últimas reparaciones del automóvil. De esta forma, el taller podría utilizar la información para saber qué problemas ha tenido últimamente y detectar así por qué se ha producido la nueva avería. El objetivo es que el conductor vuelva cuanto antes a la carretera", subraya González.

Internet

Otro de los beneficios de la tarjeta electrónica es que agilizaría los trámites de matriculación del coche. "Por ejemplo, con el documento electrónico los propietarios no tendrán que hacer colas para notificar a las autoridades un cambio de dirección del vehículo.

Será posible hacerlo a través de Internet", señalan los responsables de G&D.

El gran problema de la implantación de este servicio es que obligaría a la Administración a instalar terminales en los coches de la policía o las aduanas para leer la tarjeta. "Es complicado determinar el coste, aunque en el caso de los conductores apenas supondría un desembolso de tres euros por tarjeta", señala González.

La tarjeta inteligente no es la única revolución tecnológica que se aplicará al mundo del automóvil en el futuro. La Dirección General de Tráfico (DGT) ya está probando en algunas provincias españolas el carnet de conducir electrónico, también con un formato similar a las tarjetas de crédito. El carnet-tarjeta ya está en vigor, con éxito, en países como Inglaterra y Portugal y el objetivo es implantarlo en toda la Unión Europea.

Fuente: Expansión
04.10.03

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es