Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Jueves 11 de septiembre de 2003


El 11S le costó al mercado del arte 100 millones de dólares

Al dolor y las pérdidas humanas del 11 de septiembre hay que sumar la destrucción de las obras de arte de todo tipo, desde trabajos de Picasso, Calder, Hockney o una colección entera de dibujos de Rodin, hasta documentos históricos o fotografías. A ésto se deben añadir las pérdidas millonarias -100 millones de dólares, según Artnews Online y Axa Nordstern Art Insurance- que ha sufrido el mercado del arte, aparte de su retroceso.

 

La devastación de Pompeya, la quema de la Biblioteca de Alejandría y los ataques a las Torres Gemelas figuran entre las grandes pérdidas de la Historia del Arte, a juicio de muchos expertos. En la última tragedia, las pérdidas se han cifrado en 100 millones de dólares, según Artnews Online y AXA Nordstern Art Insurance, y los damnificados responden al nombre de Auguste Rodin, Louise Levenseon, Joan Miró, Roy Lichtenstein o Fritz Koenig, entre otros.

Además, según ha apuntado AXA Nordestern Art Insurance, "este ataque representó un duro revés para el mercado del arte en Europa, del que no se recuperará en varios años. Tampoco lo hará el mercado americano, sobre todo con la crisis, ya que ahora nadie confía en nadie". Antes de los ataques del 11 de septiembre, el World Trade Center no sólo era parada obligada para hombres de negocios y turistas, sino que era el escenario perfecto para exposiciones y uno de los mejores desvanes improvisados para los grandes marchantes.

El muro norte

Entre las grandes colecciones privadas perdidas, se encuentra la de las trescientas esculturas y dibujos de Auguste Rodin, que poseía la firma Cantor Fitzgerald. Entre los muros de la Torre Norte, se encontraban un mural orgánico abstracto de Louise Nevelson de 1978, un tapiz de Joan Miró, que sobrevivió al atentado, y una escultura de grandes dimensiones de Alexander Calder, que se llamaba "Red Stabile", junto a otra de sus piezas, "Bent Propeller/three red wings", que fue creada en 1970, como una colección permanente del World Trade Center.

Los grandes supervivientes se pueden contar entre una pintura y una escultura de una serie de Roy Lichtenstein -su escultura de 1974 "Modern Head"-, dos esculturas de 1995 de Martin Puryears -entre ellas, "Tylons"-, el trabajo de Mark di Suvero, Joie de Vivre, y una estatua de bronce, que, increíblemente, se recuperó intacta.

La obra que también se daba por perdida era la esfera de Fritz Koenig (derecha), inspirada en la Plaza de San Marcos de Venecia. Su recuperación, para muchos, constituye uno de los símbolos más importantes de que el pueblo americano venció al horror de los ataques del 11 de septiembre. Esta escultura, ubicada en el centro de la plaza Fountain, y creada en 1971, constituía uno de los elementos más representativos de las Torres Gemelas. A la lista de superviventes, hay que añadir los trabajos de escultura de James Rosati - "Ideogram"-, Masayuki Nagare, Cloud Fortress y Isamu Noguchi ("Red Cube).

Entre las obras perdidas, hay que citar el nombre de Pablo Picasso y David Hockney. Además, hay que incluir grabaciones, valoradas en cuatro millones de dólares, y textos históricos que datan de los archivos de la Fundación Internacional de Helen Séller, donde se incluyen las primeras ediciones de sus libros, fotografías y cartas originales. También hay que contar los miles de objetos africanos del siglo XVIII y archivos, propiedad de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que datan de 1920, donde se guardaba la documentación correspondiente a la construcción del World Trade Center y a otros edificios emblemáticos de Nueva York.

Además, según numerosos artistas neoyorquinos, "esto es una tragedia desde el punto de vista del arte en pérdidas, pero, además, también supone un parón en la maquinaria de la industria". Además de estas obras perdidas, muchos teatros, bibliotecas, galerías de arte y empresas de cine se integran dentro de la lista de los damnificados. Según datos oficiales, sólo se ha conseguido recuperar el 35 por ciento de las obras del World Trade Center. Numerosas fundaciones y empresas todavía no se han recuperado del 11S, entre las que se encuentran el Lincoln Center y el MoMa.

 

Fuente: La Razón
11.09.03

* Pulse aquí para ver el especial 2º aniversario 11S

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es