- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 6 de agosto de 2004


Seguridad Pública y Protección Civil

De ETA al terrorismo islámico

Las comparecencias de varios mandos de las Fuerzas de Seguridad ante la comisión del 11-M han permitido conocer cómo evolucionaron las sospechas sobre la autoría del terrorismo islamista que se vieron confirmadas en la tarde del sábado 13-M.
   

11-M. ETA y la furgoneta

Tras el desconcierto inicial, los servicios policiales se ponen a trabajar en la investigación. Sobre las doce del mediodía, Ignacio Astarloa, ex secretario de Estado para la Seguridad, mantiene una reunión en Interior con varios mandos de la Policía. En ella se llega a la conclusión de que la autora de la matanza es ETA. Los antecedentes y el hecho de que el subdirector de la Policía, Pedro Díaz Pintado, comunique que el explosivo de los artefactos es dinamita Titadyne, habitual en la banda terrorista, son determinantes para este diagnóstico. El ex comisario de Información, Jesús de La Morena, expresa, no obstante, sus reservas.

Sobre las 14:00 horas los expertos del TEDAX determinan que el explosivo es dinamita, pero no pueden especificar si de la marca Titadyne. A las 15:30 horas son hallados en la furgoneta que había aparecido a primera hora de la mañana en Alcalá varios detonadores, un culote con restos de explosivo y una cinta con versículos coránicos. No obstante, veinte minutos más tarde el Centro Nacional de Inteligencia envía un informe en el que también considera «casi seguro» que la autora es ETA.

Gráfico: La Razón
Pulse sobre la imagen para ampliar

Astarloa mantiene una segunda reunión con los mandos policiales a las cinco de la tarde. En ella, Pintado informa del error del Titadyne y de lo hallado en la furgoneta. Estos objetos no conducen por si solos a determinar ninguna autoría, según los mandos, aunque llevan a abrir una segunda línea de investigación. A las 20:00 horas se distribuyen las fotografías de nueve etarras presuntamente implicados en la matanza.

Sobre las 21:30 horas, el diario londinense «Al-Quds Al-Arabia» recibe una nota de un grupo cercano a Al Qaida responsabilizándose de los atentados, aunque no se le da demasiada credibilidad.

12-M. La tarjeta, clave

A las 5:15 horas, los TEDAX desactivan el artefacto que no ha estallado en El Pozo. Se descubre entonces que el explosivo que han empleado los terroristas es Goma 2 Eco, que los detonadores son iguales a los de la furgoneta de Alcalá y se empieza a trabajar con el teléfono móvil que y que, a la postre, será clave. A las 11:30 horas la Unidad Central de Apoyo Operativo recibe su tarjeta de manos de un agente de la Unidad Central de Información Exterior para que la analicen. A las 17:00 horas ya saben quien la vendió, por lo que un agente de la Brigada Provincial de Madrid y otro de la unidad antes citada –ambos grupos llevaban ya varias horas intercambiando datos– se desplazan a Alcorcón para interrogar a los dueños, dos indios, del establecimiento que la dispensó, aunque no obtienen el nombre del comprador. Una hora más tarde, Ángel Acebes se reúne con los mandos de la Policía para conocer el estado de la investigación. De la Morena comenta al ministro que la línea de ETA no acababa de encajar, pero Pintado le dice que no hay pruebas para descartar la autoría de la banda terrorista, que un par de horas después emite un comunicado desvinculándose del atentado.

Ya de madrugada, el director de la Policía, Agustín Díaz de Mera, da orden de que la investigación, dada la envergadura de la misma, se traslade de la Brigada Provincial de Madrid al complejo de Canillas. La Comisaría General de Información ya ha tomado a esas horas la decisión de detener al día siguiente a los dos indios de Alcorcón para tratar de conseguir más información.

13-M. Terrorismo islamista

A primera hora de la mañana, De la Morena informa a Díaz Pintado de las citadas detenciones, aunque no le da más datos, ni siquiera sus nacionalidades, para no estropear el operativo. No obstante, a las 10:30 horas dos agentes visitan nuevamente el establecimiento de Alcorcón y consiguen arrancar a sus dueños que vendieron las tarjetas a un locutorio de Lavapiés, el regentado por Jamal Zougam. Es a partir de ese momento cuando todos los mandos, según han asegurado en la comisión, no tuvieron ninguna duda de que la pista islamista era la buena. Nadie, sin embargo, comunica este hecho a Acebes, por lo que el ministro del Interior mantiene en su rueda de prensa a las 14:40 horas que las pesquisas siguen centradas en ETA.

A las 16:00 horas se procede a las detenciones de tres ciudadanos marroquíes y dos indios. Dos horas más tarde, el instructor de la Policía que coordinaba las investigaciones, un experto en ETA, es relevado por un especialista en terrorismo islamista, tal y como había sido acordado a última hora de la mañana. A media tarde se recibe un vídeo de reivindicación de un portavoz de Al Qaida en Telemadrid que disipa cualquier duda que pudiera existir.

Fuente: La Razón
31.07.04

Noticias relacionadas:

* Especial Atentado 11-M.

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es