Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Lunes, 13 de diciembre de 2004


Seguridad Pública y Protección Civil

Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

Ejemplar evacuación del estadio Santiago Bernabéu después del aviso de bomba por parte de los terroristas

 

Las Fuerzas de Seguridad evacuaron a casi 70.000 personas del estadio Santiago Bernabéu cuando faltaban siete minutos para el final del partido que estaban disputando el Real Madrid y la Real Sociedad tras un aviso recibido en el diario 'Gara' de que una bomba iba a explotar a las 21.00 horas. Finalmente no estalló ningún artefacto.

 

Los espectadores abandonaron el estadio por el terreno de juego con calma y los jugadores tuvieron que salir en ropa de deporte. Tras el desalojo, que se completó en ocho minutos, unos 50 efectivos de la Policía Nacional y expertos en la desactivación de explosivos rastrearon con perros el campo y las gradas del estadio.

Mapa: EL MundoFinalmente no se produjo ninguna explosión ni en el estadio ni en las inmediaciones, en contra de lo que mantenía la llamada anónima al diario 'Gara'. La Policía Nacional analizó varias mochilas que fueron abandonadas en el estadio por el público, sin encontrar ningún artefacto explosivo.

El Ministerio del Interior, que fue alertado por la Ertzaintza, consideró "creíble" la llamada a 'Gara' por el procedimiento seguido por el comunicante, según informaron fuentes del departamento que dirige José Antonio Alonso.

Los primeros espectadores que abandonaron el Bernabéu lo hicieron tras enterarse de la amenaza por las emisoras de radio, cuando faltaban escasos minutos para que acabara el encuentro. Los aficionados que seguían la narración por la radio dentro del estadio transmitieron la noticia a sus compañeros de grada y comenzaron así la evacuación del estadio.

El SAMUR-Protección Civil desplegó en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu seis ambulancias y un dispositivo preventivo compuesto por un hospital de campaña y voluntarios. "La situación es de total normalidad y la tranquilidad es absoluta. Además, hasta el momento nadie ha tenido que ser atendido", según un portavoz de Emergencias Madrid.

Según explicó Antonio García Ferreras, director de comunicación del Real Madrid, el director general de la Policía Nacional, Víctor García Hidalgo, se hizo cargo en persona de la operación policial ya que se encontraba entre los espectadores del partido.

Foto: El MundoGarcía Ferreras también destacó la "madurez" de los aficionados, tanto del Real Madrid como de la Real Sociedad, que procedieron a la evacuación ordenada por las fuerzas de seguridad con "calma, serenidad y sosiego".

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, negó que hubiera informaciones previas de un posible atentado y ha explicado, en declaraciones a Telemadrid, que las medidas de seguridad previas al partido eran las normales de cada jornada.

Partido suspendido

A las 20.45 el árbitro del partido, Lizondo Cortés, interrumpió el juego, mientras por megafonía se solicitó un desalojo del estadio Santiago Bernabéu de forma ordenada, permitiendo que los más de 70.000 espectadores abandonasen el recinto incluso por el terreno de juego.

Los espectadores situados en el graderío bajo abandonaron el estadio saltando al campo mientras que el resto lo hizo por las salidas denominadas vomitorios, de forma ordenada. El cuerpo técnico de ambos equipos, así como los directivos y medios de comunicación salieron también del estadio ante las indicaciones de la policía.

Los jugadores tuvieron que abandonar el estadio precipitadamente en ropa de deporte y se reunieron en mitad de la calle Concha Espina, desde donde atendieron a los medios de comunicación y trasladaron a los aficionados la necesidad de mantener la calma.

Foto: El MundoA partir de las 21.15 las fuerzas de seguridad permitieron a los jugadores volver a entrar al interior del estadio tras completar la inspección del recinto de los vestuarios.

Todo el perímetro que configuran las calles aledañas al estadio Santiago Bernabéu —Rafael Salgado, Padre Damián, Concha Espina y un tramo del Paseo de la Castellana— fue cortado al tráfico, según un portavoz de la Policía Municipal.

A las 23.00, la zona quedó nuevamente abierta, con lo que la situación en las inmediaciones del recinto recuperó la "total normalidad".

El partido de fútbol fue definitivamente suspendido cuando quedaban siete minutos —tres hasta el 90 y cuatro del tiempo de descuento— para que finalizase y cuando el marcador registraba un empate a un gol.

Los jugadores de la Real Sociedad esperaron a que la situación se tranquilizara para, posteriormente, dirigirse en autobús a San Sebastián. Se barajó la posibilidad de completar el partido el mismo lunes, pero fue rechazada. Representantes de ambos clubes se reunirán con la Federación para proponer una fecha en la que jugar los poco más de dos minutos de tiempo reglamentario restantes más los cuatro que el árbitro Lizondo Cortés había decidido añadir.

Objetivo terrorista

Foto: El MundoEl 1 de mayo de 2002, antes del partido Real Madrid-Barcelona de las semifinales de la Liga de Campeones, explotó un coche-bomba, colocado por ETA, frente al recinto madridista que causó heridas a 17 personas, todas de carácter leve, lo que no impidió el desarrollo normal del encuentro.

El estadio madridista figuraba como uno de los objetivos que aparecían en la documentación intervenida a los detenidos en noviembre pasado en la segunda fase de la 'Operación Nova', que formaban una célula islamista dispuesta a tomar el relevo de la que pretendía atentar contra la Audiencia Nacional española.
 

El que llamó no dijo dónde estaba el artefacto

La llamada se produjo a las 19:55 al diario «Gara», que puso la amenaza en conocimiento de la Ertzaintza que se lo comunicó a la Guardia Civil y ésta a la Policía

El desalojo del estadio Santiago Bernabéu fue una decisión «profesional de la cadena de mando policial», según informaron a LA RAZÓN fuentes de este cuerpo de la Seguridad del Estado, cuyo director, Víctor García Hidalgo, se encontraba entre los espectadores del partido que en esos momentos jugaban el Real Madrid y la Real Sociedad de San Sebastián. Expertos antiterroristas de la Policía, consultados con urgencia, concedieron «relativa credibilidad» a la amenaza.

Una llamada realizada a las 19:55 de la noche al diario «Gara», por un individuo que decía hablar en nombre de ETA, en la que se anunciaba la explosión para las nueve, fue la que provocó ayer el desalojo del estadio. Sin embargo, en esta llamada, en contra de lo que suele ser habitual en la banda criminal, no se indicaba el sitio exacto en el que se habría colocado el artefacto sino que se hablaba genéricamente del citado recinto deportivo, según señalaron a este periódico fuentes antiterroristas.

Al tratarse de un partido en el que el rival procedía del País Vasco, los expertos policiales trabajaron, en principio, con la hipótesis de que la bomba, de haberse colocado, habría sido puesta en los exteriores del estadio, ya que se consideraba impensable que ETA tratara de provocar daños a ciudadanos de esa Comunidad Autónoma. Por ello, decenas de agentes, con apoyo de perros especializados, se desplegaron por los alrededores del Bernabéu y trataron de localizar la supuesta bomba en automóviles, parterres, papeleras y sitios similares.

Se estimaba que, de existir, se trataría de una bomba de escasa potencia, como las que los pistoleros hicieron estallar durante el pasado «puente» de la Constitución. La búsqueda resultó negativa.

Dado el escaso tiempo con que se contaba desde que se produjo la llamada –el diario «Gara» comunicó la amenaza a la Ertzaintza, ésta a la Guardia Civil y ésta al Cuerpo Nacional de Policía– hubo que hacer una evaluación del riesgo prácticamente sobre la marcha. Quienes daban verosimilitud –relativa– a la llamada, sostenían que el «mensaje era creíble» y que el objetivo, el Bernabéu, formaba parte de los que tiene ETA, según la documentación que se ha encontrado en manos de los pistoleros en varias ocasiones. Además, ya se han producido atentados de la banda en los alrededores del estadio.

A la vista de todos estos datos, y al desconocerse el lugar exacto en el que podría estar colocada la bomba (ya que el comunicante que decía hablar en nombre de ETA no lo había dicho), y al no haber sido hallada en la búsqueda que se había realizado en el exterior, se decidió el desalojo del estadio que se logró sin que se produjera ningún tipo de incidente.

Las distintas fuentes consultadas por LA RAZÓN reconocían anoche que la decisión podía ser discutida a posteriori, pero recordaban que ETA, en las últimas llamadas que realizó a «Gara» para anunciar la explosión de bombas que sí estallaron, tampoco había sido tan exacta y que, incluso, en determinados casos, había cometido algún tipo de error que a punto estuvo de costar la vida a varias personas.

La credibilidad que se le daba a la llamada, reconocía anoche a este periódico un experto policial con una larga experiencia en la lucha contra ETA, «no era del 100 por 100, probablemente ni del 70 por 100, pero había que considerar todos los riesgos y adoptar una decisión sobre la marcha».

Esta es la segunda amenaza falsa que se produce en los últimos días en Madrid. También a través del diario «Gara», un comunicante anunció, durante el pasado «puente», que una bomba iba a estallar en la sede central del Partido Popular.

Las fuentes consultadas señalaron que no se puede descartar –todo lo contrario– que quienes están realizando este tipo de llamadas sean individuos del entorno proetarra dentro de la estrategia de desesta- bilización que siguen la banda y su entramado. «Si realmente quisieran evitar este tipo de cosas, hace tiempo que, como han hecho otras bandas terroristas (el IRA, por ejemplo), habrían establecido un código para autentificar sus llamadas». Hasta ahora, ETA, en comunicados y publicaciones internas, se ha limitado a amenazar a los que hacen llamadas en su nombre.

Fuentes: El Mundo
La Razón
Belt Ibérica S.A.
13.12.04

Especiales

*
Suplemento Temático: Seguridad en Eventos Deportivos.
* Especial Atentado 11-M.

Noticias relacionadas:

* Las bombas colocadas en España durante el Puente de la Constitución, pueden ser obra de dos comandos distintos de ETA  (07.12.04)
*
ETA introduce un «comando» en Cataluña, su nueva «base logística», para atentar en la Copa América de Valencia y en Aragón (23.11.04)
* Los islamistas planeaban otra masacre en Madrid (04.11.04)
* Florentino y los riesgos explosivos del Bernabéu (22.10.04)
*
La Policía desarticula el "Comando Vizcaya" y detiene a dos de los etarras más buscados (26.07.04)
* ETA diseñó un atentado contra la Boda Real que fue frustrado por la eficacia del operativo policial (25.05.05)
* ETA planea un secuestro ante la falta de dinero y material para nuevos atentados (06.05.04)
* ETA amenaza por carta a varias embajadas en una nueva campaña contra el turismo (28.04.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es