Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Lunes 9 de febrero de 2004


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

Planes globales de seguridad en instalaciones portuarias

Dos iniciativas convergen este año para dificultar la actividad de los terroristas en los puertos del mundo

 

Por una parte la Organización Marítima Internacional comenzará a exigir un conjunto de medidas mínimas de seguridad en todos los terminales marítimos de los países miembros. Por la otra el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos se propone aplicar un plan de monitoreo de toda la actividad portuaria, incluyendo la revisión de mercancías así como el chequeo de embarcaciones y tripulaciones antes de que lleguen a suelo estadounidense. Ambas actividades afectarán el comercio internacional. Pero este, sin duda, será uno de los costos a pagar por tener un mundomás seguro

La Organización Marítima Internacional (OMI) está desarrollando un plan global para incrementar los niveles de seguridad en los puertos de todos sus 108 países afiliados.  Este proyecto cuenta con el respaldo de las Naciones Unidas.  Los primeros pasos fueron tomados en 2002, y se estima que para julio de este año deberá estar en pleno vigor. 

El plan de la OMI se tradujo en la aprobación del Código de Seguridad para Embarcaciones Internacionales e Instalaciones Portuarias.  Esta norma obliga a todos los gobiernos a hacer una evaluación de riesgos de todos los terminales marítimos que reciban naves de otros países, ya sea para propósitos comerciales o cualquier otro.  Para tal efecto la ONU ha ofrecido apoyo para los estados que lo soliciten. 

El Código establece que los gobiernos responsables ante la OMI deberán designar a un funcionario para velar por el cumplimiento de las normas vigentes.  Las compañías navieras también deberán hacer lo propio, así como estructurar un plan que garantice el cumplimiento de los estándares internacionalmente aceptados, pues de lo contrario sus barcos no recibirán de la OMI el Certificado de Seguridad. 

Mientras tanto el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos adelanta su propio plan.  En él todos los socios comerciales de la primera potencia mundial deberán suministrar información sobre los tripulantes de las embarcaciones que trasladan las mercancías, así como sobre los contenedores (equipos multimodales) y las propias embarcaciones antes de que lleguen a los terminales marítimos norteamericanos.

Esta decisión fue tomada para dificultar el arribo a suelo de Estados Unidos de materiales de alto riesgo, como los utilizados para la confección de armas de destrucción masiva.  Su aplicación, sin embargo, no será tan fácil como la lectura de estas líneas.  Estamos hablando en cifras redondas de 7 millones de contenedores por año, que llegan a bordo de aproximadamente 5 mil 400 buques con tripulaciones de múltiples nacionalidades.  El 95 por ciento del comercio internacional de este país llega por vía marítima. 

Tanto la iniciativa de la OMI como la estadounidense incidirán en la actividad económica de la comunidad internacional y exigirán de sus integrantes una estrecha cooperación.  Por ejemplo el Secretario de Seguridad Interna de EE.UU. Tom Ridge anunció que su país intentará llegar a acuerdos bilaterales con sus socios comerciales para hacer revisiones de las mercancías en el puerto de embarque por funcionarios aduaneros estadounidenses.  Bélgica, Holanda y Francia han mostrado una disposición positiva a este respecto.  El Servicio de Aduanas ya adquirió 20 equipos móviles de inspección no intrusiva basados en la tecnología de rayos gamma. 

Ralph Jensen, editor de la revista Security Products, observó que en los puertos de Estados Unidos se agudizará la tensión entre las necesidades de seguridad por una parte y por la otra de lograr un “flujo abierto y expedito de bienes tanto hacia adentro como hacia fuera del país”.  Advirtió que la revisión de todos los contenedores, tripulaciones y embarcaciones “no sólo no es posible, sería económicamente intolerable”.  Pero para los demás países no hay alternativa.  Cuando se trata de la economía, las consideraciones sobre la pérdida de soberanía quedan en segundo plano

 

Fuente: segures.com
16/01/2004

Noticias relacionadas:

* Vinsa rompe el boicot al concurso de seguridad para aeropuertos de AENA (18.11)
* AENA obliga a las empresas de seguridad a cubrir riesgos ilimitados por atentados (27.10)
* La vigilancia y la seguridad evolucionan gracias a las nuevas tecnologías (12.09)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es