Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Jueves 26 de febrero de 2004


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

Rusia asegura tener un arma secreta capaz de burlar los escudos antimisiles

Se trataría de un nuevo vector con varios motores que le permiten cambiar de trayectoria de forma aparentemente caótica y esquivar así los sistemas antimisiles

 

Rusia ha probado con éxito una nueva arma capaz de burlar cualquier escudo antimisiles, como el que planean desplegar los Estados Unidos, según declaró el presidente Vladimir Putin. Se trata al parecer de un nuevo vector equipado con varios motores que le permiten cambiar de trayectoria de forma aparentemente caótica y esquivar así los sistemas antimisiles.

Vladimir Putin sostiene en la
mano la maqueta de un cohete
tipo Soyuz

Putin anunció la prueba de un sistema de armas que «no tiene equivalente en el mundo» el pasado miércoles desde la base aérea y cósmica de Plesetsk, en los Urales, sin dar apenas detalles. Un misil intercontinental Topol-M acababa de ser lanzado y había alcanzado con éxito su blanco, el polígono de Kura, situado en la península de Kamchatka. Sin embargo, los medios rusos no prestaron atención a las declaraciones hasta ayer, día en que varios periódicos (incluidos los oficiales) publicaron artículos con un cierto tono triunfalista sobre la nueva arma que «pone en cuestión el proyecto norteamericano de escudo antimisiles».

«Aparato volador supersónico»

Según explicó posteriormente el subjefe del Estado Mayor de Rusia, el general Yuri Baluyevskii, la nueva arma es un «aparato volador supersónico» que no se desplaza de la manera clásica, sino que al aproximarse al objetivo es capaz de efectuar cambios bruscos en su trayectoria. Los sistemas antimisiles pueden fijar con gran precisión la trayectoria de un misil balístico y destruirlo antes de que llegue al objetivo. Su tarea más difícil es distinguir el verdadero misil de los señuelos que lo acompañan. Con el nuevo proyectil, que se desplaza a una velocidad de Mach-6 (seis veces la velocidad del sonido), el sistema antimisiles no podrá definir su trayectoria «y mucho menos destruirlo» a una distancia segura del blanco, según Baluyevskii.

Según fuentes militares citadas por la Prensa rusa, la nueva arma podría estar lista y operar a nivel estratégico para el año 2008. El Estado Mayor de Rusia cree que sus potenciales enemigos, en este caso sólo los Estados Unidos, no van a ser capaces de idear un sistema que pueda destruir estos misiles en vuelo y que si lo hacen desde luego no será a corto plazo, no antes de treinta años.

Algunas fuentes aseguran que el nuevo «aparato» viajaba dentro del misil intercontinental Topol y que se desprendió de él al realizar la trayectoria descendente, como sucede con las cabezas múltiples en los misiles intercontinentales. Sin embargo, el periódico Izvestia indicó que el invento es una versión de un misil de crucero, el X-90, que en Occidente se denomina AS-19 Koala, y que puede atacar blancos a 3.000 kilómetros de distancia. A diferencia de los misiles balísticos, el misil de crucero viaja adaptándose al relieve de la superficie.

El mayor secreto en torno a la nueva arma es el sistema que le permite efectuar giros a una velocidad tan elevada sin que resulte destruida. Los rusos han efectuado la prueba ex profeso en el polígono de Kamchatka para que los norteamericanos tomen buena nota desde sus bases de observación en Alaska. El ensayo del nuevo proyectil intenta ser un disuasorio para los planes estadounidenses de desarrollar un escudo antimisiles. Fuentes de la embajada de Estados Unidos en Moscú lo han calificado de «paso evolutivo» en el desarrollo del arsenal estratégico de Rusia.

Con su anuncio, Vladimir Putin ha intentado paliar el efecto negativo generado por el fallo consecutivo en dos ensayos de lanzamiento de misiles intercontinentales desde submarinos. A bordo de uno de ellos, el «Novomoskovsk», se encontraba el propio jefe del Estado, que ha supervisado estas maniobras de resultado irregular a cuatro semanas de las presidenciales.

 

Fuente: ABC
21/02/2004

Noticias relacionadas:

* Rusia endurece la legislación antiterrorista (23.02.04)
* La compra de un portaaviones ruso consolida a India como el gran ejército del sur de Asia (13.02.04)
* Bombas atómicas contra la geografía de la antigua URSS (09.02.04)
* EE UU diseñará misiles supersónicos capaces de alcanzar cualquier punto del planeta en dos horas (26.01.04)
* Sistemas antimisiles en aviones civiles (15.01.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es