- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Miércoles, 21 de julio de 2004


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

Empleados bajo vigilancia

Las empresas acuden a detectives privados para investigar fraudes de su personal

 

María Núñez, directora general de una empresa de transportes, descubrió que uno de sus empleados era excesivamente generoso con la competencia tras acudir a una agencia de detectives privados. 'Sospechábamos que esta persona, que en aquel momento estaba de baja por enfermedad, se había llevado material de nuestros almacenes a otra empresa del sector', explica. Los detectives descubrieron que el trabajador no sólo disfrutaba de una salud envidiable, sino que trabajaba a buen ritmo y con entusiasmo en el taller de la compañía rival. El informe, recuerda Núñez, fue determinante en el juicio por despido. 'Nuestro abogado nos dijo que necesitaríamos pruebas y la agencia nos las dio'.

En el luminoso loft que sirve de sede a Método3, una agencia de investigación privada con oficinas en Madrid y en Barcelona, dan respuesta a la necesidad de muchas empresas de confirmar sospechas y obtener pruebas sobre supuestas bajas fingidas, actos de competencia desleal, espionaje industrial, hurtos y otros tipos de fraude por parte de algún empleado o directivo. 'Investigar las bajas fingidas tenía mucha importancia antes, cuando despedir a un trabajador era más difícil. Ahora son muy comunes las investigaciones a directivos por el cobro de comisiones indebidas o por desviaciones de pedidos', señalan Marita Fernández, fundadora de la agencia, y Antonio Tamarit, director de la sucursal de Madrid. El perfil del empleado infiel, explican, se ha sofisticado con el paso de los años. 'Cada vez hay menos chapuzas y el perfil es más ambicioso. Hace años, con desviar algún pedido de vez en cuando y ganar algo de dinero se daban por satisfechos. Ahora encuentras cuentas en paraísos fiscales con ingresos más o menos regulares'.

Un caso típico, afirman, es el del ejecutivo con capacidad para contratar campañas de marketing o publicidad que presenta a su empresa un gasto muy por encima del real 'y se queda con la diferencia'. En ocasiones las agencias investigan a directivos que, tras aprender el know how de la compañía para la que trabajan, utilizan la infraestructura de ésta para montar en paralelo su propio negocio antes de dar el salto definitivo y marcharse. 'Desde hace un par de años hemos detectado un aumento muy importante, en torno a un 34%, de este tipo de casos de competencia desleal', afirman Fernández y Tamarit.

A menudo las investigaciones se centran en simples hurtos por empleados. 'Ahora el fraude en los supermercados, que antes era muy común, es más complicado porque existe el código de barras. Pero hemos visto casos en que, en vez de pasar el producto por el sensor, se pasa por detrás y se entrega a un cómplice. La cámara no capta la diferencia'.

Empresas grandes y pequeñas

También el perfil de las empresas que acuden a estas agencias es amplio. En ocasiones se trata de multinacionales interesadas en investigar a algún alto ejecutivo. Otras son pymes que buscan confirmar sospechas sobre algún trabajador. Un área común a ambos perfiles es el del informe prelaboral. 'Ciertas empresas, cuando quieren contratar a alguien, acuden a nosotros para confirmar la veracidad del currículo, conseguir referencias, conocer antecedentes o saber si el candidato tiene problemas económicos, por ejemplo'.

Desde el 11-S algunas compañías encargan informes antes de contratar a candidatos

Los informes no siempre se hacen a espaldas del investigado. 'Algunas empresas estadounidenses desde el 11 de Septiembre lo han convertido en política de empresa, también en los contratos que hacen aquí, en España', señalan desde Método3.

Los informes, afirman, se realizan a través del acceso a fuentes de datos públicas, nunca bases privadas. 'Hablamos con vecinos, amigos, compañeros... Utilizamos ciertos subterfugios como charlas informales, encontronazos o encuestas, por ejemplo'.

Una actividad regulada y con límites


Aunque las novelas de Dashiell Hammet o Raymond Chandler hayan creado una imagen aventurera y marginal del detective privado, hoy en día las agencias de investigación son negocios perfectamente legales que complementan valiosamente la labor de los abogados en los procesos judiciales. 'Los informes de los investigadores privados son de uso común en los procesos laborales y están absolutamente regulados por ley', explica Íñigo Sagardoy, del bufete Sagardoy. Según este abogado, el hecho de que las instituciones públicas, como la Seguridad Social, no puedan llevar a cabo un control exhaustivo del fraude es la razón de que los informes privados tengan tanta importancia en los procesos laborales.

'Evidentemente tenemos ciertos límites en nuestra actividad -explican en Método3-. No podemos investigar delitos públicos un asesinato o un caso de tráfico de drogas, por ejemplo o entrar sin permiso en una propiedad privada'. Además, la Ley de Seguridad Privada regula la profesión, obliga a obtener una licencia del Ministerio del Interior para ejercer la actividad y exige que tras cada investigación haya un interés legítimo y no, por ejemplo, simple curiosidad.
 

Fuente: Cinco Días
15.07.04

Noticias relacionadas:

* Siete años de cárcel para la secretaria que robó a sus jefes (23.06.04)
*
El presidente de la Reserva Federal pide «castigos eficientes» a directivos que cometen fraude empresarial (23.04.04)
* El fraude por blanqueo de dinero detectado por Hacienda crece un 63% (09.01.04)
* Demanda contra la Bolsa de Nueva York por fraude (23.12)
* Fraude masivo en Wall Street (26.11)
* Un ex responsable de Merrill Lynch, acusado de blanqueo de capitales (29.10)
* Detenido un ejecutivo del Banco Popular por presunta colaboración en blanqueo de dinero (22.10)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es