- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Lunes, 28 de junio de 2004


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

"Desde el 11-S, el dinero del terrorismo se blanquea en Europa"

Loretta Napoleoni, Economista experta en terrorismo

 

Descubrir por sorpresa en un periódico que una de sus íntimas amigas era un miembro destacado de las Brigadas Rojas la empujó a buscar respuestas a los porqués del terrorismo. El resultado de años de investigaciones, plasmados en su libro de éxito Yihad. Cómo se financia el terrorismo en la nueva economía (editorial Urano), propone la economía como la mejor óptica para entender y combatir el terrorismo.

"Es de lo que hablan los terroristas. Sólo sus cúpulas hablan de política", explica la economista romana Loretta Napoleoni, que hoy participa en Barcelona en el diálogo del Fórum 2004 Justicia internacional.

Napoleoni (48 años) ha teorizado la nueva economía del terror, que al año genera 1,5 billones de dólares y que encuentra en los Estados débiles o fracasados el caldo de cultivo para que grupos armados suplanten en algunas de sus zonas (los Estados embriones) la infraestructura económica de un Estado que no existe como tal.

Pregunta. ¿Es el caso de Irak?

Respuesta. Irak ejemplifica cómo la desestabilización política promueve Estados embriones. Hoy, en ese país existen una treintena de organizaciones, chiíes, suníes o kurdas, que controlan una parte del territorio. Múqtada al Sáder

[clérigo radical chií que incitó a la revuelta contra la ocupación] es el jefe de un Estado embrión en Nayaf, ciudad santa para los chiíes. En Nayaf, los pequeños cambistas de moneda financian su ejército de 10.000 hombres. Piensan que si Al Sáder gana el control, les dará el derecho a hacer el cambio cuando lleguen los peregrinos.

P. ¿No hay financiación exterior para estos grupos?

R. Puede que exista una fuente de financiación exterior, como de Arabia Saudí, pero hay financiadores en Irak. Son comerciantes que no toleraban a Sadam Husein, ni los años de sanciones, ni la ocupación. Quieren poder económico.

P. Sostiene, con ecos marxistas, que el terrorismo islámico nace del choque entre el capitalismo dominante y otro subordinado donde los musulmanes están explotados. ¿Qué papel le queda a la religión?

R. Lo que puede parecer marxismo es el elemento revolucionario. El elemento revolucionario de la religión es importante para Osama Bin Laden porque sirve para reclutar entre las masas empobrecidas musulmanas, sin las que no hay lucha. Su revolución, que pasa por la interpretación más radical y conservadora del islam, requiere proselitismo. Y el terrorismo y la globalización le dan alas.

P. ¿Cómo funciona la nueva economía del terror?

R. Un tercio del dinero que se mueve es legal y no tiene que blanquearse, y aquí se incluyen las donaciones religiosas, uno de los pilares del islam. Quien hace la donación no siempre sabe que a veces acaba financiando a terroristas. También existen inversiones y propiedades legales ligadas al terrorismo, como las de Bin Laden. Pero dos tercios del dinero que se mueve es de procedencia ilegal. La más importante es la droga, sobre todo de Afganistán, que produce el 80% del opio en el mundo, y la cocaína, en América Latina.

P. ¿Cómo se blanquea?

R. Principalmente con transacciones en paraísos fiscales. Por esta vía, el dinero entraba en EE UU, o bien mediante containers repletos de dólares.

P. ¿Qué cambió en la financiación del terrorismo desde el 11-S?

R. Ahora la mayoría del dinero se blanquea aquí en Europa. Primero, porque la nueva legislación americana [la Patriot Act] prohíbe hacer negocios con los shell banks, que son meros números en una oficina de un paraíso fiscal, y tampoco con los bancos que hacen negocio con ellos. Y segundo, Europa es el mejor lugar porque no hay fronteras y hay una moneda única. En Holanda y Bélgica entra mucho dinero de la droga de Afganistán en containers. Se blanquea dinero en el mercado inmobiliario.

P. ¿Y en España?

R. Este blanqueo no se realiza en España, pero la policía que investiga a la N'drangheta [crimen organizado de Calabria] me explicó que las AUC

[grupo paramilitar colombiano] envían cocaína a Calabria, de donde va al centro de Europa, y que el dinero se blanquea en Holanda y Bélgica. Resulta que el contacto entre la N'drangheta y las AUC se hace en España.

P. Con el alud de información que da en su libro sobre la red de empresas que controla Osama Bin Laden, ¿debemos sorprendernos de que sea tan complicado seguirle la pista e incluso capturarle?

R. A George W. Bush y Toni Blair hay que reprocharles no tener una visión económica del terrorismo, sino sólo política. Entre quienes trabajan sobre terrorismo en EE UU no hay economistas. Naciones Unidas dijo en diciembre que desde el 11-S se han congelado en todo el mundo 150 millones de dólares. Sobre todo, tras el atentado. En 2002 se congelaron sólo 10 millones. Era principalmente dinero en cuentas bancarias de entidades caritativas islámicas con conexiones terroristas. No congelaron beneficios de actividades legales relacionables con él. Nadie sabe dónde está el dinero de Bin Laden. Yo creo que puede estar en Suiza.

P. Los servicios de inteligencia de EE UU sostienen que antes del 11-S, cuando alertaron de los vínculos entre grupos terroristas y las élites saudíes, se les sugirió que pararan su investigación. ¿Y hoy?

R. Lo mismo. El Gobierno de Arabia Saudí congeló en 2003 la cantidad irrisoria de 4,7 millones de dólares de dinero con posibles vinculaciones terroristas en territorio saudí. Y sólo lo hizo después de que Bush le criticara. Hay 241 organizaciones que dan donativos y se han cerrado seis. Y ni sabemos si éstas han cerrado.

P. ¿Al Qaeda financia grupos esparcidos por distintos países?

R. Sí. Hace una especie de joint-venture. Hay grupos que le proponen ataques y que le piden financiación. El ataque a Bali lo financió Al Qaeda. Pero no creo que el 11-M recibiera dinero de ella.

P. ¿Al Qaeda cobra de Estados?

R. No. Sí ha tenido y tiene financiación de la agencia de inteligencia paquistaní, que opera como un poder separado del Gobierno.

Fuente: El País
21.06.04

Noticias relacionadas:

* El G7 quiere acabar con la financiación del terrorismo (03.05.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es