- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Miércoles, 30 de junio de 2004


Seguridad Pública y Protección Civil

Cientos de efectivos afrontan en un simulacro tres catástrofes simultáneas

«Si bien lo deseable es que los simulacros no se lleven nunca a la práctica, la realidad ha evidenciado que son imprescindibles», afirmó el alcalde

 

«¡Papá, me quiero ir!», gimoteaba un niño de ocho años, aferrado al cuello de su padre, cuando se escucharon ayer las primeras explosiones controladas en la base aérea de Cuatro Vientos. Comenzaba así el simulacro que todos los años organiza el Samur-Protección Civil dentro de la programación de las XXII Jornadas Municipales sobre Catástrofes.

Con unas gradas prácticamente llenas de público, sentado bajo un sol que agujereaba la piel y sin un toldo en el que poder cobijarse de los rayos ultravioletas, la tradicional demostración constó en esta ocasión de tres accidentes, que se sucedieron en una hora y cinco minutos. El derrumbe de un edificio, una colisión de tráfico y un escape químico simulados mantuvieron la atención de varios centenares de personas, entre ellas, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, quienes combatieron el sol agostador de la única forma que lo pudieron hacer todos los presentes: una gorra y, de vez en cuando, algo de líquido para evitar la deshidratación.

Si la temperatura ambiente ya era de por sí sofocante, el calor de las explosiones parecía que abrasaba la cara. El 11-M y los recuerdos afloraban. Pero ayer el centenar de «víctimas» era de mentirijilla. Dramáticamente caracterizados, corrían despavoridos, caían al suelo a la espera de la mano amiga y el despliegue de servicios de emergencia y seguridad comenzaba. En total, 1.179 participantes, 169 vehículos y 5 helicópteros de diversas instituciones: Policía Municipal, Cuerpo Nacional de Policía, Bomberos de Madrid y de la base aérea, sanitarios (Samur-Protección Civil, Summa 112, Cruz Roja y otros servicios de distintas comunidades autónomas), el Ejército y servicios municipales. Para darle mayor realismo a la ficción, no faltó un furgón de una compañía funeraria.

Siniestro de riesgo NBQ

Los especialistas en las acciones de riesgo -sobre todo, cuando corrían con la espalda en llamas, tras la explosión de un área de procesamiento de hidrocarburos- fueron el centro de las miradas de los muchos niños que hubo en las gradas. Escenas que recordaban a las películas, pero que se asemejan mucho a la realidad cotidiana.

Por primera vez, se asistió a la demostración del protocolo conjunto de actuación entre los servicios de emergencia en un siniestro de riesgo NBQ (Nuclear, Biológico y Químico). Desde bomberos a sanitarios de Samur-Protección Civil, desarrollaron un modelo intervención que impide que se produzca un daño masivo a las personas. Llamativo resultó observar a los bomberos con unos trajes especiales -una especie de escafandra de la talla XXL- que les convertía en pequeños gigantes y que les hace perder una media de cinco kilos en cada intervención.

La demostración terminó con el desfile de algunos participantes entre los aplausos del público, que agradeció así un mes de trabajo. Y el 11-M volvió a escena después. «Si bien lo deseable es que los simulacros no tengan que ser nunca aprovechados para llevar a la práctica la experiencia adquirida en ellos, la realidad ha evidenciado que son imprescindibles», señaló Ruiz-Gallardón al concluir el acto.
 

Fuente: ABC
27.06.04

Noticias relacionadas:

* Simulacro de evacuación en el Colegio Príncipe de Asturias (18.02.04)
* El jefe de los Tedax-NBQ teme otro 11-M, pero con armas químicas o biológicas (06.04.04)
* En busca de un equipo de expertos forenses para situaciones de catástrofe (05.04.04)

* Noticias relacionadas del 11-M

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es