Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Jueves 18 de marzo de 2004


Seguridad Pública y Protección Civil

La OTAN simuló un atentado en Europa con 200 muertos

En el ejercicio, que concluyó justo un día antes del 11-M, la red Al Qaeda atacaba una central química holandesa

 

La OTAN temía desde hace semanas un ataque de Al Qaeda en Europa y por eso, basándose en la información del Pentágono, dedicó a la organización terrorista un gran ejercicio en el que participaron los gobiernos aliados a alto nivel. Este concluyó el 10 de marzo, la víspera del trágico atentado de Madrid, y supuso un simulacro contra un teórico atentado de la rama de Arabia Saudí de Al Qaeda que provocaba «200 muertos en la Unión Europea», según ha podido saber este diario de fuentes de la OTAN implicadas en el plan.

Estas atribuyeron a «una terrible coincidencia» su simulacro y la dramática realidad y subrayaron que la OTAN no dispone de información sobre la auténtica autoría del atentado en Madrid. Pero aseguraron que lo que es cierto es que hay ya desde hace tiempo un temor suficiente a una acción de Al Qaeda en Europa como para diseñar un ejercicio teórico de respuesta a gran escala.

La similitud del ejemplo diseñado por la OTAN con lo sucedido en Madrid es escalofriante y ha impresionado a los diplomáticos, militares y servicios de Inteligencia que participaron en el simulacro apenas horas antes. Pero hay diferencias. La Alianza centró el atentado en Holanda, donde Al Qaeda hacía volar una central química, y también preveía que continuaran con una cadena de atentados en Grecia y en la zona canadiense de los Grandes Lagos, dado que la OTAN teme un golpe terrorista a ambos lados del Atlántico.

El ejercicio, cuyo contenido es confidencial, se denominó CMX 2004 de gestión de crisis y en él participaron los 19 países aliados y, por primera vez, los siete candidatos del Este de Europa que preparan su adhesión a la OTAN.

Por parte española, contribuyeron el personal de Presidencia del Gobierno desde el Palacio de la Moncloa, el Ministerio de Defensa y el Centro Nacional de Inteligencia de forma activa intercambiando órdenes y comunicaciones. Se ha tratado, como es habitual en los ejercicios anuales CMX, de una batalla de papel en la que no ha habido movilización real de tropas ni policías, pero sí ha habido cruce oficial de órdenes y reuniones al más alto nivel para tomar supuestas decisiones de coordinación y respuesta. Al frente del ejercicio estuvo el secretario general de la OTAN, el holandés Jaap de Hoop Scheffer.

La única información oficial que facilita la OTAN sobre el ejercicio es que «incluyó una amenaza al medio ambiente con una dimensión terrorista y de armas de destrucción masiva». Agrega que incluyó cooperación civil y militar y que participaron todos los mandos estratégicos aliados, pero se reserva detalles del atentado. Según fuentes aliadas, el supuesto ataque de Al Qaeda provocaba una matanza y un daño medioambiental incalculable al destruir la central química holandesa. El atentado no pudo ser previsto, por la dificultad de los servicios secretos occidentales de infiltrarse en las células terroristas islámicas.

El grupo autor del ataque disponía, según el supuesto, de infraestructura en varios países de Europa y armas de destrucción masiva.

El ejercicio, realizado como si el ataque hubiera sido real, ha implicado dos reuniones del Consejo Atlántico. En ellas, el Gobierno holandés, afectado por la tragedia, invocó el artículo V del Tratado de Washington. Es el que establece que, en caso de que un país miembro reciba un ataque exterior, todos los demás deben contribuir con tropas para defenderlo. Las fuentes consultadas estiman que si Al Qaeda estuviera finalmente detrás del 11-M, el Gobierno español deberá acudir a la OTAN como lo hizo el estadounidense tras el 11-S apelando a la cláusula clave de la OTAN por primera vez en la historia atlántica.

El supuesto del ejercicio CMX implicó que la OTAN desplazaba a Arabia Saudí su flota para «acabar con el foco de Al Qaeda en una zona del país». Se dio el caso de que se producía una división política en el país árabe, de modo que miembros de la Familia Real saudí apoyaban a Al Qaeda y otros, a la comunidad internacional.

Según fuentes aliadas, el trasfondo era preparar una respuesta de la OTAN a un ataque de Al Qaeda «porque sabemos que es una organización que sigue viva, es peligrosa y para la Alianza Atlántica constituye la primera prioridad». Los informes de EEUU es que, aunque Al Qaeda ha perdido operatividad, sigue teniendo células armadas y financiadas capaces de provocar tragedias como la de Madrid.

El coordinador en la Alianza y jefe de la División de Inteligencia es el estadounidense Richard Sentner. En 2003, éste asistió a una reunión en Madrid, en la que el director del Centro Nacional de Inteligencia, Jorge Dezcallar, resaltó que existía un peligro creciente de atentados de Al Qaeda en los países que estaban apoyando a EEUU en la Guerra de Irak y mostró su preocupación porque se produjeran en España.

 

Fuente: El Mundo
14/03/2004

Noticias relacionadas:

* Noticias relacionadas del 11-M

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es