Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 5 de octubre de 2004


Seguridad Pública y Protección Civil

Las bandas de aluniceros se reagrupan

Los grupos que comenten alunizajes han cambiado su forma de actuar. En la actualidad forman una inmensa banda en la que todos trabajan juntos cuando es necesario, y han trasladado su actividad a la periferia. Sin embargo, en 2004 hubo menos robos

 

Los aluniceros empezaron siendo pequeños grupos de ladrones, que parecían casi aficionados. Empotraban un coche contra una tienda y la robaban. Hace unos cinco años que irrumpieron en las lunas de los escaparates, con sus coches potentes y su rapidez para actuar. Pero todo eso ha cambiado.

Las pequeñas bandas, que eran originarias de los distritos del sur de la capital (Latina, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas, Carabanchel, Usera) se han juntado, aunque mantienen su tradición de robar fuera de los distritos donde viven. En la actualidad forman una inmensa banda organizada, según los últimos informes policiales. Antes eran rivales y siempre los capitaneaba su cabecilla, pero ahora se mezclan, y si la policía detiene a un gerifalte, sus chicos se ponen al servicio de otro.

La policía ha tenido que adaptarse a las nuevas maneras de robar.La coordinación de las operaciones contra los aluniceros corre a cargo del Grupo XIII de Policía Judicial, que trabaja junto las comisarías de cada distrito. Según los agentes, la ayuda de la Fiscalía y de los distintos juzgados competentes también está siendo clave en esta lucha.

¿Por qué han cambiado su modo de actuar? ¿Por qué ya no estrellan coches contra los escaparates?

Los comerciantes han escarmentado y han perdido la inocencia. Ahora es frecuente que en la acera de una tienda de lujo -las preferidas por estos ladrones- haya pivotes de hierro. Esto impide que estampen un coche contra el local. Por eso, los aluniceros han optado por la maza. Llegan a la tienda elegida, a la que llaman Santo y han estado vigilando unos días, y aparcan enfrente.

Se bajan del coche los llamados peones, que son los encargados de perpetrar el robo. En menos de dos minutos, son capaces de romper un cristal blindado a mazazos y robar todo lo que puedan. Mientras los peones actúan, hay un aguadero, que se encarga de vigilar la situación. En el coche, o los coches, se quedan el líder de la banda y su segundo, que suele conducir. Éste es un experto conductor y un gran conocedor de su trabajo.

 

Foto. El Mundo
Pulse sobre la imagen para ampliar

 

Están identificados

Estos grupos están perfectamente organizados y jerarquizados. Del puesto de cada uno depende el reparto de ganancias. Antaño había bandas diferenciadas, pero ahora se mezclan. Incluso competían para ver quién robaba más en una noche, pero ahora aúnan sus esfuerzos. La mayoría de sus líderes ha ido cayendo, porque la policía los tiene perfectamente identificados y reconoce sus formas de actuar.

Se considera aluniceros tanto a los que incrustan un coche en los escaparates como a los que utilizan una maza. Al fin y al cabo, se trata de los mismos tipos, que ahora utilizan los coches sólo para huir.

Sin embargo, el mazazo no es su única forma de operar. Los coches que utilizan para huir son siempre robados. Antes los conseguían en la calle, pero ahora se han multiplicado los alunizajes en concesionarios.

Este método es mucho más fácil. Diez tipos llegan a una tienda de coches en dos vehículos. Los estrellan contra el escaparate y cada uno roba un coche. Resultado: se llevan 10 coches de golpe, casi sin llamar la atención. Luego, los utilizan en sus correrías nocturnas, pues casi siempre trabajan entre las 00.00 y las 7.00 horas.

Los aluniceros no roban sólo en concesionarios. Hace unos años, preferían las joyerías, peleterías, estancos y boutiques de moda. Ahora se decantan por otros comercios, como tiendas de telefonía móvil, polígonos industriales y talleres, donde también consiguen coches para sus robos.

Su finalidad es conseguir todo el dinero que puedan, así que optimizan sus robos. En las tiendas de tecnología obtienen más beneficios, pues las piezas son muy caras, y las venden sin intermediarios. Si roban en una tienda de ropa o una joyería, lo hacen por encargo.

Una de las últimas modalidades para sacar el máximo provecho es robar camiones. Esto ya no es un alunizaje estricto, pero lo realizan los mismos individuos. Se ha dado el caso de que se han llevado un camión con el conductor dentro y todo. Cuando ya se encuentran a salvo, abandonan al secuestrado en cualquier lugar.

Últimamente, los aluniceros han desarrollado un sistema para huir. Si la policía los persigue, ellos les rocían con un extintor que siempre llevan en el coche. Esto impide la visión a los agentes e incluso les puede provocar un accidente. Y si esquivan la espuma del extintor, no dudan en arrojar la botella contra los policías.

De hecho, estas bandas pueden llegar a ser muy violentas y, si hay testigos de sus robos, los atacan sin mediar palabra. Es frecuente que vayan armados. Incluso si uno de sus miembros es atrapado, los demás vuelven para liberarlo.

Además, son conocedores de la ley. Saben que si los detienen, se los va a acusar de robo con fuerza, que se considera un delito menor. Por eso sus condenas son muy leves, y pueden pasar uno o dos años hasta que vayan a la cárcel. Entretanto, no dejan de robar. Si perpetrasen estos robos de día, con gente dentro de la tienda, se les podría acusar de atraco, que ante la ley es mucho más grave.

Los aluniceros disponen de locales para almacenar lo que roban. Un perista les pone en contacto con el receptor, al que venden la mercancía. Se deshacen tan rápido de ella que conectar los distintos robos de una banda es difícil. Esto también dificulta la posibilidad de demostrar que son bandas organizadas, puesto que es difícil acusarlos de más de un delito.

Pese a todos sus trucos, este año los alunizajes han descendido, y la policía estrecha cada vez más el cerco en torno a los ladrones.

Fuenlabrada, reino del alunizaje

150. Este año se han cometido más de 150 alunizajes en nuestra región. De ellos, la tercera parte se han producido en Fuenlabrada.Los aluniceros han actuado sobre todo en polígonos industriales de la zona. En lo que va de 2004, los lugares que han sufrido más robos de este tipo son Alcorcón, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes.

200 km/h. Los aluniceros han trasladado su actividad a la periferia.En Madrid cada vez lo tienen más difícil, y en las afueras más fácil. Una ventaja de robar en otros municipios es, por ejemplo, la cercanía a las autopistas. Éstas facilitan su huida después del golpe, y los astronautas no dudan en correr sin luces a más de 200 km/h, ni en embestir a quien se les ponga por delante.

2001. El distrito de Salamanca, cuyas joyerías fueron tan castigadas en 2001, ha registrado muchos menos robos (cinco en lo que va de año). Este distrito ha sido un poco más seguro para sus comerciantes por dos razones: los pivotes de las aceras, que dificultan los robos, y el cambio de preferencias de los ladrones. Cada vez roban menos en comercios como los que hay en este distrito.

Carabanchel. El distrito más golpeado fue Carabanchel, con una docena de robos, aunque la mayor parte de ellos fue en bares y no en tiendas de lujo. Arganzuela, Latina y Usera, respectivamente, fueron los otros distritos con más alunizajes.

Los menos. Centro y Moratalaz no sufrieron ningún alunizaje en todo el año. El caso de Centro es fácil de explicar: las calles estrechas no permiten estampar un coche contra un local ni huir muy rápido. Sin embargo, hay más atracos y robos que en otros distritos.

154. Este año han descendido los alunizajes. La labor de la policía va dando sus frutos en la lucha contra esta forma de delinquir. Entre enero y septiembre de este año se han registrado 154 alunizajes, 20 menos que en el mismo periodo de 2003. En estas fechas, ya pasado el verano, los alunizajes se suelen incrementar.

 

Fuente: El Mundo
27.09.04

Noticias relacionadas:

* Experto: Eficacia frente a los ``alunizajes´´con maza en las joyerías, por José Luis Gómez (27.09.04)
*El 70 por ciento de las bandas organizadas tiene su base de operaciones en la capital (01.09.04)
*La presión policial expulsa a la sierra a los atracadores de comercios (16.06.04)
*
Los joyeros de Madrid dan la voz de alarma: han sufrido
diez atracos en apenas un mes (16.02.04)

*Los joyeros de la Comunidad de Madrid sufren un robo cada tres días, la mayoría con violencia (05.12.03)

 

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es