Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 5 de octubre de 2004


Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno

Rusia ratifica el Protocolo de Kioto y obliga a España a realizar inversiones millonarias para frenar las emisiones

Los sectores afectados temen que provoque subidas de la luz y de los combustibles, aunque el ministro Montilla lo descarta

 

El Gobierno ruso aprobó, no sin oposición, la ratificación del Protocolo de Kioto para la reducción de las emisiones de gases tóxicos. La adhesión de Rusia es fundamental para la entrada en vigor del tratado, ya que, con la entrada del gigante ruso, los 125 países que han suscrito el acuerdo emiten más del 55 por ciento del total de las emisiones contaminantes. Desde el Ejecutivo español, la decisión de Rusia fue recibida como una «magnífica noticia» por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Aunque su homólogo de Industria aseguró que el protocolo no supondrá un impacto en la competitividad de las empresas, algunos sectores como las eléctricas o las azulejeras hablan de subidas de tarifas y pérdida de empleos.

Rusia dio un paso de gigante para que el ser humano no logre destruir el planeta en el que habita. El Gobierno ruso aprobó la ratificación del Protocolo de Kioto, tras encendidos debates en el seno del Ejecutivo de Vladimir Putin entre partidarios y detractores de la ratificación. La adhesión de este país es decisiva para la entrada en vigor a nivel mundial de este tratado para la reducción de emisiones de gases tóxicos. El paso por el Parlamento parece que no supondrá ningún obstáculo, ya que el partido oficialista Rusia Unida tiene mayoría absoluta en la cámara. Sin embargo, algunos altos cargos manifestaron que la lucha continuará en la Duma (Cámara de Diputados). El principal enemigo de la entrada en Kioto, Andrei Ilarionov, consejero económico del presidente Putin, llegó a comparar el tratado con los campos de exterminio nazis y estalinistas, y afirmó que el tratado es «ventajoso sólo para los países con bajos índices de crecimiento».

Las reacciones en España no se hicieron esperar. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, calificó la decisión de Rusia de «magnífica noticia», y aseguró que el mercado internacional se «va a beneficiar» de ello. Según Narbona, el Protocolo de Kioto, «no supone un coste para España, sino un beneficio enorme, sobre todo a medio y largo plazo, y costará muchísimo menos que los 5.300 millones de euros que ha costado el incremento del precio del petróleo en los últimos doce meses». Por su parte, el secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, mostró su confianza en que la Administración estadounidense aprecie la importancia del paso dado por Rusia y asuma que el cambio climático es un problema grave que necesita la implicación de todos los países. En clave económica, el ministro de Industria, José Montilla, aseguró ayer en el Congreso que la repercusión de la puesta en marcha del Protocolo de Kioto no tendrá un impacto significativo en la competitividad de la industria.

Actualmente ha finalizado el plazo para que las compañías afectadas solicitaran a las comunidades autónomas y al Ministerio de Medio Ambiente los derechos de asignación que necesitan por planta. Las principales empresas han presentado ya la petición y negocian con este Departamento las fórmulas de reparto de derechos, que previsiblemente estará lista en noviembre. No obstante, en los sectores afectados no todos comparten la posición del ministro. El sector de refino aseguran que los derechos que se les han asignado son «insuficientes y puede resultar perjudicial frente a sus competidores europeos y de fuera de la UE». En el sector eléctrico se especula con un posible aumento de la tarifa eléctrica, que no se sabe si cabrá dentro de la actual metodología.

En el sector azulejero, se advirtió de la fuerte pérdida de empleos que se podría producir si no se les asignaban derechos suficientes, y que según un estudio podría superar los 9.000 empleos. Montilla precisó que el Plan Nacional de Asignaciones (PNA) generará beneficios, ya que inducirá a las empresas a la inversión en procesos productivos limpios, que son un «activo importante para la actividad futura», además de contribuir al desarrollo sostenible. Iberdrola, por su parte, destacó ayer la importancia de la decisión rusa, ya que significa avanzar en la reducción de emisiones contaminantes y el avance del PNA en la dirección correcta. Para la eléctrica, los 88 millones de toneladas que se le han asignado al sector es suficiente para cumplir con Kioto, pero recuerda que es necesario que se beneficie a las empresas que han invertido en tecnologías limpias. El 77 por ciento de estas inversiones han correspondido a la propia compañía, a Gas Natural y a los nuevos entrantes.

Fuente: La Razón
01.10.04

Noticias relacionadas:

* España se mantiene en la cola de la UE en la protección del medio ambiente (02.09.04)
* España comenzará a reducir las emisiones de CO2 en el 2008 (16.07.04)
* Las grandes claves del reto de Kioto (22.06.04)
* El Gobierno presentará esta semana el borrador del plan de asignaciones de Kioto (16.06.04)
* Bruselas abrirá expediente a España por los gases de Kioto (27.05.04)
* Putin se compromete a que Rusia firme el Protocolo de Kioto (25.05.04)
*
La refinería de La Rábida afronta Kioto (07.05.04)
* El Gobierno permitirá uniones de las emisiones de contaminación para cumplir Kioto (06.05.04)
* Las eléctricas pagan la incertidumbre sobre Kioto (01.04.04)
* El difícil cumplimiento de Kioto pasa por la transformación del sector eléctrico español (31.03.04)
* El principal asesor de Putin quiere que Rusia no ratifique el Protocolo de Kioto (03.03.04)
* Las empresas españolas superarán en un tercio las emisiones de Kioto (01.03.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es