Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 21 de septiembre de 2004


Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

La Armada pide permiso a Estados Unidos para comprar 60 misiles 'Tomahawk'

Washington sólo ha autorizado hasta el momento su exportación al Reino Unido El Pentágono estudia si España es un aliado estrecho y fiable para cederle el armamento

 

El Estado Mayor de la Armada española ha pedido permiso a Estados Unidos para comprar los misiles Tomahawk, ampliamente utilizados en la última Guerra del Golfo y considerados de alta eficacia y precisión para realizar ataques a tierra.

Según ha podido saber este diario, la petición fue lanzada formalmente el pasado año por el entonces jefe del Estado Mayor de la Armada y actual secretario general de Política de Defensa, Francisco Torrente, aunque el plan fue iniciado hace tres años.

El procedimiento, habitualmente largo, está pendiente de autorización por parte del Pentágono, aunque acaba de registrar un avance. La Marina estadounidense ha informado positivamente este verano al Departamento de Defensa y su titular, Donald Rumsfeld, es ahora quien debe aprobar la operación.

El jefe del Pentágono evalúa si España es un aliado suficientemente estrecho y fiable como para cederle este armamento. También el Departamento de Estado influye en el procedimiento. Un alto funcionario del Ministerio de Defensa asegura que habrá decisión en Washington antes de que acabe el año y que será «positiva».

La empresa fabricante, la multinacional de armamento estadounidense Raytheon, no puede vender el material a ningún país sin autorización expresa del Pentágono. Hasta ahora, sólo ha dado luz verde para venderlo a Reino Unido.

Hasta el pasado marzo, con José María Aznar en el Gobierno, la cúpula de la Armada consideraba alcanzable la operación. Ahora, tras la retirada de Irak, hay más incógnitas. Otro factor que se debe tener en cuenta es el desenlace de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

«La incorporación de misiles de crucero de este tipo sería muy interesante para reforzar la capacidad de nuestras fragatas F-100 y los futuros submarinos S-80. Contar con misiles de ataque a tierra amplía el poderío y las posibilidades de uso de nuestros buques», explicaron a EL MUNDO fuentes militares de la Armada española. El plan consiste en incorporar unos 60 misiles tácticos Tomahawk del llamado tipo bloque IV.

Se trata de la próxima generación del modelo, que fue desplegado por primera vez en 1986 y profusamente utilizado en las dos Guerras del Golfo. Tanto fue su uso en la última que la Marina de Estados Unidos acaba de adquirir 2.200 unidades del bloque IV para reponer lo perdido en la Guerra de Irak y modernizar su parque de misiles.

Este tipo de arma puede incorporar cabezas convencionales o nucleares. La Armada española sólo se ha interesado por los convencionales. Su llegada a España sería un hito desde el punto de vista militar, porque la flota española no dispone hasta ahora de misiles crucero de ataque a tierra.

Los Tomahawk del bloque IV cuestan cerca de 800.000 dólares por unidad, por lo que el contrato rondaría los 45 millones de euros.

«Es cierto que la Marina de Estados Unidos está a favor de que se pueda realizar la operación, pero el Departamento de Defensa aún no se ha pronunciado. Habrá que esperar a que dé el visto bueno y, después, que la Armada española decida, finalmente, acometer o no la compra», explicó el gerente de Raytheon España, Enrique Rivas.

De llegar la luz verde de Rumsfeld o su sustituto en el Pentágono, el ministro de Defensa, José Bono, deberá decidir si la operación es realmente prioritaria para la Armada. También él tendrá que evaluar la conveniencia política de la transacción y si debe escoger el modelo estadounidense u otras alternativas europeas.

Expertos militares consultados señalan que los misiles Taurus o Storm Shadow de fabricación europea, previstos para equipar en el futuro a los nuevos cazabombarderos Eurofighter, también podrían ser adaptados para fragatas y submarinos. Su alcance es muy inferior a los más de 1.500 kilómetros que puede alcanzar un Tomahawk, pero podría ser suficiente para las misiones futuras en que se vea envuelta España.

El Ejército español está potenciando en los últimos años su capacidad de misiles. Además de los mencionados para los cazas de combate y otros de defensa antiaérea para la Armada, el Ejército de Tierra también ha decidido adquirir de Alemania dos baterías de misiles Patriot de segunda mano.

La primera de ellas, que puede llegar este mismo año si el Ejército de Tierra resuelve sus problemas presupuestarios, supondrá otro salto cualitativo al incorporar, además, el radar Sentinel, que puede multiplicar la eficacia de los más modestos misiles hawk de los que ya dispone el Ejército de Tierra.

Fuente: El Mundo
06.09.04

 

Noticias relacionadas:

* Nuevos Jefes de las Fuerzas Armadas Españolas (29.06.04)
* Izar coge velocidad de fragata: el Astillero Ferrol bota el primero de los cinco buques que construye para la Armada noruega (31.05.04)
* La industria militar de EEUU pasa al ataque (13.11.03)
* Indra diseñará el sistema español de defensa antiaérea por 177,3 millones (23.10)
* Defensa compromete 20.500 millones de euros en nuevas armas (15.10)
* El Rey preside hoy la entrada en servicio del nuevo avión de combate "Eurofighter" (09.10)
* Defensa se ahorra un seguro millonario al recibir el Eurofighter antes del desfile (08.10)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es