- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 1 de febrero de 2005


Gestión y Protección del Conocimiento

General Motors abandera la lucha contra la piratería china

La República Popular pretende vender en Europa y EEUU coches 'inspirados' en modelos occidentales. Es el problema de dormir con el enemigo. Las alianzas industriales firmadas por la mayoría de fabricantes en China han dado lugar a un top manta de modelos occidentales.

 

Esta situación ha sido denunciada en la última reunión que los ejecutivos de la industria norteamericana (Alliance), europea (Acea) y japonesa (Jama) celebraron durante la clausura del Salón del Automóvil de Detroit.

Y es que las infracciones contra la propiedad intelectual han alcanzado tal escala, según destacaron los fabricantes tras esta reunión apadrinada por Rick Wagoner, presidente de General Motors, que ya no pueden seguir pasándose por alto.

Foto: El Mundo

Por esta razón, las patronales de EEUU, Europa y Japón han solicitado a sus respectivos gobiernos, en un comunicado conjunto, que obliguen a cumplir las leyes de propiedad intelectual, mientras se lucha firmemente contra la proliferación de productos y piezas falsificadas.

Con respecto a este punto, los líderes mundiales del sector han señalado que la circulación de piezas de recambio, motocicletas y automóviles falsificados carecen de la calidad y el buen funcionamiento de los productos originales. Además, han destacado que amenazan a la seguridad del consumidor y al propio medio ambiente.

Copiados por sus socios

Esta petición realizada por Wagoner en representación de la industria mundial, se produce días después de que el fabricante chino Chery anunciara su intención de exportar en 2007 sus modelos a Europa y, firmara con la importadora Visionary Vehicles, un acuerdo para vender sus modelos en Estados Unidos.

El principal problema es que algunos de estos coches guardan un sospechoso parecido con algunos modelos desarrollados por los fabricantes occidentales.

Es el caso del Chery QQ, un utilitario a imagen y semejanza del Chevrolet Matiz -Spark en Asia-, que se vende por 3.900 euros frente los 5.900 que cuesta el modelo de esta marca de General Motors.

Este ejemplo no es el único. Como ya publicó este periódico, Honda también ha sufrido el azote de la piratería china. El fabricante nacional Hebei ShuangHuang Auto Company presentó el pasado año un modelo muy parecido al 4x4 CR-V que para más inri bautizó con el nombre de Laobao S-RV.

Sin embargo, la copia de modelos y de piezas por parte de los fabricantes chinos sólo es la punta del iceberg.

'Casadas' y 'tigres'

Dentro de la industria china del automóvil, sustentada por las suculentas subvenciones realizadas por el Gobierno nacional, se distinguen dos tipos de fabricantes de vehículos: las tres casadas -Donfeng Motor Corporation, First Automobile Works (FAW) Group Corporation y Shangai Automotive Industry Corp. (SAIC)- en alusión a los acuerdos comerciales que poseen con los fabricantes occidentales y, los jóvenes tigres.

En el primer grupo, destacan las alianzas industriales con capital dividido al 50% de VW con SAIC o FAW, General Motors con SAIC o Honda con Donfeng, entre otras. El segundo grupo, el de los jóvenes tigres, está nutrido por pequeños fabricantes chinos como Chery, Geely o Great Wall, que poseen una gama de modelos con un asombroso parecido al de los fabricantes occidentales.

Sin embargo, la gran paradoja de la industria china es que detrás de los jóvenes tigres se encuentran las casadas. Es decir, mientras que por un lado desarrollan modelos con los fabricantes occidentales para el mercado nacional, por otro, utilizan esta experiencia para piratear algunos de sus modelos y sus piezas.

Un ejemplo de esta situación es SAIC. Este fabricante, el mayor de China, es socio de General Motors y de VW y, a su vez, es el principal accionista de Chery. Una marca que cuenta con dos modelos casi idénticos al Chevrolet Matiz y al Seat Toledo.

Por último, en esta reunión, la tercera celebrada tras la de París, en 2002, y la de Tokio en 2003, los principales fabricantes mundiales han reiterado su compromiso en el desarrollo y la producción de coches más limpios y seguros y, han reclamado que los gobiernos incentiven la compra de coches ecológicos y promuevan el desarrollo de infraestructura para los coches propulsados con energías alternativas.

La marcha atrás de la UE

La nueva Comisión Europea presidida por el portugués Durao Barroso parece dispuesta a invertir el rumbo en algunas cuestiones que afectan a la industria del automóvil.

Así, corren rumores por Bruselas, según los cuales, el nuevo ejecutivo de la Unión Europea sería más sensible a las demandas de los fabricantes de vehículos y estaría dispuesto a darles satisfacción en algunos puntos.

Este sería, entre otros, el caso de la norma que permite que los fabricantes de piezas visibles para vehículos (faros, parachoques, aletas, etcétera) puedan comercializar directamente estos recambios, sin necesidad de hacerlo a través de las marcas de coches, como hasta ahora.

Fuente: El Mundo
26.01.05

Noticias relacionadas:

* Piratería, el azote de la industria del automóvil en China (06.09.04)
*
Un publicitario deberá pagar 90.000 euros por difundir imágenes de la Sagrada Familia de Barcelona sin autorización (26.07.04)
* Los autores del anuncio de Honda, que muestra una reacción en cadena, son acusados de plagio (23.06.04)
* Un juez condena a Antena 3 a pagar 18 millones de euros por derechos discográficos (31.05.04)
* Microsoft, tras el negocio de los derechos de autor (13.05.04)
* Los derechos de autor de Dalí comenzarán a dar beneficios a la fundación este año (29.01.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es