- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 15 de febrero de 2005


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

La póliza del Windsor alcanza 90 millones de euros, pero con las reclamaciones superará los 200 de euros

El siniestro puede abrir una guerra judicial entre aseguradoras e inquilinos que duraría años

 

El incendio que acabó el fin de semana con el edificio Windsor de Madrid dará lugar a reclamaciones por parte de los propietarios del edificio y de los inquilinos superiores a los 200 millones de euros, según estimaciones del sector asegurador. La póliza suscrita por los hermanos Reyzábal con Allianz y Mapfre suma por sí sóla 90 millones de euros. A ello hay que añadir unos 12 millones anuales de lucro cesante y la peticiones de indemnizaciones que presentarán los inquilinos, como la firma Deloitte, que ocupaba 20 plantas, o El Corte Inglés, que está en los bajos del Windsor.

La póliza del Windsor, el secreto mejor guardado hasta ahora por el «pool» asegurador de este desaparecido rascacielos del corazón financiero de Madrid, asciende a 90 millones de euros, según manifestaron a este periódico fuentes del sector asegurador. La póliza fue renovada en el año 2003 por un importe de 83,7 millones de euros, pero en ella se contemplaba una revalorización del edificio en función de los índices del sector inmobiliario, que haría que su valor actual sea muy superior.

Foto: Belt Ibérica S.A.

El consorcio con el que los hermanos Reyzábal, propietarios del edificio siniestrado, tiene firmado el aseguramiento está integrado en un 60 por ciento por la compañía germana Allianz y en un 40 por ciento por Mapfre, el mayor grupo asegurador español.

Allianz emitió ayer una nota en la que confirma que «Allianz Seguros, la filial española de Allianz Group, es la aseguradora del Edificio Windsor». La empresa se limita a remarcar su solvencia y señala que van a «afrontar las indemnizaciones contractualmente establecidas que se deriven del siniestro». Sin embargo, el portavoz de esta empresa, Jean-Louis Liedana, no ha facilitado el riesgo asumido en el siniestro.

Reaseguro. Mapfre emitió ayer una nota de prensa y envió un comunicado a la CNMV en el que reconoce que «cuenta con una participación del 40 por ciento en coaseguro en la póliza de seguro de daños de edificio, y la filial Mapfre Re participa igualmente en el cuadro de reaseguro de dicha póliza». La aseguradora estima en 10 millones de euros el impacto del siniestro en su cuentas de resultados consolidadas. Las cifras no casan aparentemente, ya que el 40 por ciento de 90 millones son unos 40 millones de euros. El motivo es que el grupo Mapfre reasegura a su vez a otras empresas el riesgo, lo que hace que sea muy inferior al contraido con los propietarios del edificio madrileño.

Pero el total de las indemnizaciones a pagar por las aseguradoras implicadas superará, en realidad, los 200 millones de euros, según fuentes del sector consultadas por este periódico.

Sobre el Windsor hay tres tipos de seguros: el de daños del edificio, que asciende a 90 millones; el del lucro cesante, de unos 12 millones de euros anuales, y el de los contenidos. Vayamos por partes. El de daños está claro. El lucro cesante es el seguro contraído por los Reyzábal para garantizarse el cobro anual del alquiler de este inmueble.

Foto: Belt Ibérica S.A.El Windsor tendrá que ser demolido y posteriormente reconstruido, lo que puede llevar cuatro o cinco años, según una firma de arquitectura consultada por este diario. Ello significa que los 12 millones de prima anual de lucro cesante habría que multiplicarla por cuatro o cinco, es decir entre 48 y 60 millones adicionales de euros. A ello se suman los seguros que tenían contraídos los inquilinos del edificio, entre los que estaba la firma de auditoría Deloitte, el bufete Garrigues, El Corte Inglés, o pequeñas tiendas y restaurantes que ocupaban los bajos. Todos ellos han sufrido daños irreparables y presentarán reclamaciones a sus respectivos seguros.

Fuentes de El Corte Inglés consultadas por este periódico señalaron que la sección de perfumería, así como la de Atención al Cliente ha quedado irreconocible, debido a que en ellas se situaron estaciones de bombeo de agua. Las mismas fuentes estimaron que, naturalmente, se pedirá compensaciones al seguro, a lo que habría que añadir el coste de permanecer cerrado gran parte del centro hasta el miércoles.

El caso de El Corte Inglés se repetirá en cada uno de los inquilinos del Windsor. Las aseguradoras han puesto ya a sus equipos jurídicos a estudiar las posibles reclamaciones. En fuentes de este sector se augura que el asunto puede abrir una «guerra judicial» que se prolongue durante años.

Guerra judicial. Para las aseguradoras, lo primero que hay que determinar es el origen del siniestro. Todas las hipótesis apuntan a que ha sido un cortocircuito o un accidente fortuito. Pero habrá que ver si se produjo alguna negligencia por parte de los cuidadores del Windsor, la compañía de seguridad Prosegur, ó si hay alguna responsabilidad derivada de de la empresa constructora FCC, que realizaba obras de remodelación en el Windsor.

De momento todo son hipótesis de trabajo. En el caso actual, la imposibilidad de los técnicos de las compañías de seguros de examinar la planta 21, donde se declaró el incendio, creará enormes dificultades para establecer las causas del siniestro. «Lo lógico –señalan estas fuentes– es que las compañías de seguros recurran para intentar aplazar el pago de sus pólizas». Sin embargo, en las empresas consultadas por este periódico se manifestó que aún era pronto para anunciar si van a ir a los tribunales.

Entretanto, la zona recuperó ayer la normalidad. En medios de empresas limítrofes al Windsor, tales como BBVA o Sacyr Vallehermoso, se señaló que sus empleados habían acudido como un día más a sus puestos de trabajo. Sólo se produjeron, al parecer, pequeños retrasos en la hora de entrada habitual de los empleados, ya que muchos de ellos tuvieron que andar desde estaciones de metro cercanas y utilizar entradas distintas a las habituales. Las bocas situadas en el corazón financiero de la ciudad quedaron clausuradas.

Los garajes, ubicados en los bajos del complejo Azca, que fueron cerrados para evitar males mayores en caso de que se produjera un desplome, también fueron abiertos por la tarde. Un amasijo de hierros recordaba a los viandantes, sin embargo, el siniestro.

La Ley obliga a pagar un mínimo en el plazo de 40 días tras la declaración de siniestro

En siniestros como el ocurrido en la torre Windsor, casi siempre el importe total de las indemnizaciones lo determinan los Tribunales. Pero, tal y como ocurrió en el atentado del 11 de septiembre en Nueva York, son muchos los pasos y las demoras en el tiempo desde que se produce el siniestro hasta que las aseguradoras pagan al asegurado.
El incendio de uno de los edificios más emblemáticos que «cortan» el cielo de Madrid en el centro financiero Azca pone en marcha este protocolo. En primer lugar, los grandes desembolsos suelen correr a cargo de varias aseguradoras no sólo porque hayan cubierto directamente los inmuebles o las empresas afectadas sino porque es una práctica habitual entre las compañías del sector de repartirse entre varias entidades, reaseguradoras sobre todo, los grandes riesgos ya que, según explican fuentes del sector, «el riesgo se debe diversificar».

En el caso del siniestro de la Torre Windsor es Allianz la compañía que tendrá que hacer frente a las indeminizaciones que se deriven de este incendio.

De la evaluación de los daños tras el suceso no sólo se encargan las compañías aseguradoras sino que, como en este caso, lo harán las compañías y los brokers cotratados por los inquilinos.

Responsabilidades. Por otro lado, en este caso de sucesos se activan las pólizas que aseguran lo que técnicamente se denomina lucro cesante que cubre el importe que los asegurados dejan de ganar por culpa del siniestro. Los expertos apuntan además que, en muchos de estos casos, las cosas no están tan claras las aseguradoras pueden buscar responsabilidades a su vez. «En este caso, las aseguradoras pedirán responsabilidad tanto a la constructora como a la empresa rehabilitadora».

Fuentes de la patronal del sector asegurador explicaron que la obligación básica del asegurador es la de satisfacer la indemnización al término de las investigaciones necesarios para establecer la existencia del siniestro y en, su caso, el importe de los daños que resulten del mismo. Añaden que, en «cualquier caso, el asegurador deberá efectuar, dentro de los 40 días a partir de la recepción de la declaración del siniestro, el pago del importe mínimo de lo que pueda deber»

 

Fuente: La Razón
15.02.05

* Normativa de referencia: Protección contra Incendios

Experto: Edificio Windsor: ¿es la seguridad sólo un gasto?, por Ignacio Cortés (14.02.05)

Experto:
La seguridad ante una emergencia: ¿una obligación normativa?, por Rosa Sandino (31.01.05)

Noticias relacionadas:

* Relato de los bomberos que subieron a la Torre (15.02.05)
* La Policía abre una investigación para saber si el incendio del rascacielos fue un sabotaje (15.02.05)
* Urbanismo confirma que el Windsor carecía de sistemas automáticos de extinción de incendios (15.02.05)
* Prosegur explica que sus vigilantes actuaron con 'absoluta diligencia' en el incendio del edificio Windsor (15.02.05)

* Metro de Madrid reabre las líneas 8 y 10 y Cercanías vuelve a unir Atocha y Chamartín (14.02.05)

*
El incendio del Windsor pone en cuarentena al Madrid financiero (14.02.05)
* Entrevista: Genaro Alas y Manuel del Río, arquitectos del Edificio Windsor (14.02.05)
* La alerta se dio demasiado tarde (14.02.05)
* Las empresas ubicadas en la torre Windsor no interrumpen sus servicios (14.02.05)
*
Calles cortadas, líneas de Metro paralizadas y trenes desviados (14.02.05)

* Entrevista: Fernando Munilla, Inspector Jefe del Servicio de  Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Madrid (14.02.05)
*
Activado el gabinete de crisis ante las dimensiones del siniestro (14.02.05)
*
El incendio de la Torre Windsor (Madrid) afecta la actividad de miles de trabajadores (14.02.05)
*
Algo más que mangueras contra el fuego (14.02.05)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es