- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Lunes, 21 de febrero de 2005


Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno

Treinta kilos de plutonio «se esfuman» en una central nuclear británica

Un total de treinta kilos de plutonio, suficiente para fabricar siete u ocho bombas atómicas, se han esfumado misteriosamente en la principal planta nuclear británica, la de Sellafield, cuyos responsables lo atribuyen a un simple error contable.

 

La auditoría anual del material nuclear en todas las instalaciones atómicas civiles da cuenta de la misteriosa desaparición, según el diario "The Times".

Esa revelación, dice el periódico, pondrá en aprietos al Grupo Nuclear Británico y al Ministerio de Comercio e Industria, que llevan a cabo estos días una profunda reestructuración de ese sector.

Según "The Times", la compañía British Nuclear Fields, que opera esa planta nuclear, trata de justificar lo ocurrido como un simple error contable, pero algunos expertos independientes consultados por el periódico han expresado preocupación.

Los responsables "dicen que se trata de un problema de auditoría, pero deberían ser mucho más cuidadosos en un momento de grave preocupación por el terrorismo", declaró al diario el experto independiente John Large.

Según Frank Barnaby, especialista en bombas nucleares, aunque siempre existe la posibilidad de que no se de cuenta plenamente de cierto material, lo sucedido "es preocupante".

Todo el material nuclear de Sellafield, incluido el contenido de las piscinas contaminadas por los residuos nucleares y las eventuales emisiones, es objeto de medición anual de acuerdo con las instrucciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica.

El hecho de que no salgan esta vez las cuentas es más penoso para los responsables que inquietante porque la supuesta desaparición no significa necesariamente que se haya desviado ese material o que se haya producido un fallo de seguridad.

El registro del material presente en todo momento en Sellafield no es precisamente fácil y pueden producirse errores, reconoce el periódico.

En esa planta se reciclan las varillas de combustible nuclear gastado de otras centrales: ese material se refrigera durante un máximo de cuatro años en piscinas antes de ser sometido a un proceso que incluye su disolución en ácido y su conversión en uranio, plutonio y residuos de alto nivel radiactivo.

Al final de todo el proceso, el peso del plutonio recuperado debería corresponder en cierto modo a la cantidad inicial y aunque pueden producirse discrepancias, nunca suelen ser de la magnitud de la observada este año.

Según expertos citados por el periódico, el material "esfumado" representa aproximadamente un 0,1 por ciento del total procesado el año pasado en Sellafield.

Fuente: ABC
17.02.05

Noticias relacionadas:

* La peligrosa odisea del plutonio (02.11.04)
* La mafia rusa del plutonio opera desde España (27.02.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es