- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Lunes, 21 de febrero de 2005


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

"Madrid es un modelo de civismo en la tragedia"

Alfonso del Álamo, director  gerente de Emergencias del Ayuntamiento de Madrid

 

La ciudad vive desde hace un año sin respiro entre la tragedia. Ésa es la sensación que tiene el jefe de las emergencias de Madrid. A punto de cumplirse un año del 11-M, Alfonso del Álamo reivindica el carácter solidario de los madrileños. Asegura que lo imprescindible es la disciplina, tanto en medio del horror de Atocha como en el fuego de la torre Windsor

Foto: El País

Esta ciudad se comporta de una forma ejemplar cuando hay una tragedia. Yo soy madrileño e hijo de madrileños y tengo cariño a esta ciudad, aunque hay cosas que a veces me molestan, porque Madrid en el día a día es un lugar un poco selvático. En cambio, cuando llega una situación de emergencia, Madrid es un modelo de civismo en la tragedia, de tranquilidad, de capacidad de asumir situaciones críticas sin nerviosismo. La ciudad sólo se toma verdaderamente en serio a sí misma cuando hay un problema".

Alfonso del Álamo es quien hace este diagnóstico de Madrid. Lo emite a pocos metros de la incendiada torre Windsor, a cuyos pies vive desde hace ocho días. Tiene datos. Él es el jefe de las emergencias de la ciudad. Vive pegado a su teléfono móvil de última generación 24 horas al día, 365 al año. Es el jefe de los 1.600 bomberos y de los 550 miembros del Samur que Madrid tiene para atender las situaciones de emergencia. Nadie como él conoce el pulso de la ciudad.

"A las tres de la mañana del sábado, cuando veíamos arder la torre, comenté con Pedro Calvo [el concejal de Seguridad] que verdaderamente éste era un año como para pensar en la mala suerte. No hemos tenido espacios libres de grandes siniestros. El 11-M, los siniestros de las subestaciones, los atentados de ETA...".

El móvil de Alfonso del Álamo recibe cada día una media de 183 avisos, que en el último año se han traducido en 100.000 salidas anuales de los miembros del Samur y 25.000 de los bomberos, que han apagado unos 2.000 fuegos. Entre esos avisos llegó el fuego en la torre Windsor.

El incendio de este edificio es calificado por los servicios de emergencias como un siniestro. "Y un siniestro sin víctimas es ya una maravilla. Se ha quemado una torre que valdrá lo que sea, pero no hay ni una víctima. Podríamos estar hablando, por ejemplo, de media docena de bomberos heridos si no se hubieran hecho las cosas con mucho rigor. Y eso a pesar de que se nos ha criticado comparando el incidente con el 11 de septiembre en Nueva York porque allí los bomberos subieron a lo alto de las Torres Gemelas. Pero hay una diferencia: en la torre Windsor no había nadie a quien rescatar. Si hubiera habido alguien dentro, habríamos estado todo el tiempo que hubiera hecho falta para sacarle".

Esa noche del fuego en la torre llegó a haber 180 bomberos a la vez y unas 60 personas del Samur. La intensidad de las llamas marcó el trabajo de los profesionales. "Cuando llegamos, los vigilantes nos dijeron que no había nadie dentro. De hecho, en la primera llamada que recibimos ya nos garantizaron que estaba vacío. No sé si los vigilantes actuaron bien o no. Estos edificios tienen un protocolo de actuación y mientras no se demuestre lo contrario yo no tengo motivos para dudar de que se actuó correctamente. El fuego se fue de las manos y es un hecho que no había extintores, pero también lo es que la normativa no les obligaba a tenerlos".

Del fuego de la torre Windsor Alfonso del Álamo habla con frialdad profesional, pero al horror de la tragedia del 11-M se refiere con dolor, con tanta emoción que un año después se le humedecen los ojos al recordarlo.

"El 11-M es algo insólito que obliga a una respuesta humana que no tiene parangón a nivel mundial. El antecedente que se pone es el 11-S, que fue terrible porque murió mucha gente, pero se trató de una tragedia limitada, que no requirió una respuesta hospitalaria aunque sí mucho apoyo psicológico. Nosotros el 11-M tuvimos mil y pico heridos; de ellos, más de 200 lo eran de mucha gravedad. Además, debimos desplegar una actuación de pos-emergencia de la que se ha hablado poco: teníamos que dar ayuda a las familias de 190 personas que murieron ese día y había que hacerlo conjugando lo que marcaba la ley con la situación de tragedia que se vivía en ese momento".

El 11-M puso más que a prueba los servicios de auxilio de Madrid
y más aún ese carácter solidario de sus habitantes. En 60 minutos se pasó de tener los 20 vehículos del Samur de un turno normal a 105 coches y a 75 personas en la tragedia. 80 minutos después de las explosiones de Atocha había 400 personas trabajando en medio del horror. La plantilla de bomberos se presentó en su totalidad. "En esos momentos no hace falta llamar a nadie; la gente se presenta".

Alfonso del Álamo es consciente de que lo más importante en una tragedia como aquella es seguir el protocolo. "Lo primero que se produce es una llamada, y a partir de ahí todo se pone en marcha. Esas normas de actuación te permiten y obligan a mantener la calma. Si cada uno sabe lo que tiene que hacer, puede establecer un control mental que le permite aislarse del drama para poder trabajar. Si no hubiera una descripción muy clara de los cometidos de cada cual, surgiría la confusión, interpretación y opinión. La emergencia es disciplina, en la emergencia se trabaja sin cuestionar las órdenes. Eso permite la rapidez, la inmediatez".

El protocolo funcionó el 11-M, pero también hubo un plus de sentimiento. "Nunca olvidaré la cúpula de Atocha. Esa sensación cinematográfica que se vivía. Sabíamos que había varios muertos. Al principio me habían hablado de seis víctimas en todo el atentado. Esa zona, que habitualmente siempre había visto bulliciosa, alegre, con gente entrando y saliendo, era entonces un espacio silencioso y absolutamente gris. Recuerdo la sensación de silencio, de silencio gris. Fue terrible".

También le impresionaron los numerosos gestos de solidaridad de los madrileños. "Me conmovió el primer taxi que vi con un cartel pegado en el cristal que decía: 'Servicio gratuito al pabellón número 6'. Lo vi cuando nosotros todavía estábamos trabajando en la zona de Atocha. Fue una respuesta tremenda de toda la ciudad".

La entrega de los ciudadanos que se respira en Madrid en una tragedia como ésta sigue sorprendiendo al responsable de emergencias. "No creo que sea una ciudad que improvise. Lo que existe es una respuesta de voluntariado muy importante. El 11-M llegaban enfermeras, médicos con sus mochilas, preguntándonos en el centro de coordinación qué podían hacer. Es una ciudad poco endogámica y muy abierta, probablemente porque no se toma a sí misma muy en serio. Por eso cuando llega la hora de la verdad es generosa".

Del Álamo habla de generosidad incluso en las familias de las víctimas. "Recuerdo un familiar que durante toda la noche en el pabellón 10 de Ifema, rodeado de cadáveres en bolsas, me preguntaba cada vez que me movía si sabíamos algo de la persona a quien buscaba. Le tuve que decir que no sabía nada una y otra vez. A pesar de la insistencia, siempre me habló en el mismo tono de calma".

Reconoce que las peores situaciones para el personal de emergencias son los momentos en los que hay víctimas, aunque deben sobreponerse para seguir trabajando. "Recuerdo gente que estuvo trabajando tres horas seguidas atendiendo heridos entre los muertos, y cuando ya estaban todos trasladados rompieron a llorar, pero sólo cinco minutos. Después, cuando liberaron esa tensión, volvieron a ponerse a trabajar. Nadie pidió irse a casa".

Del Álamo defiende el espíritu solidario de Madrid a pesar de esas ocasiones en las que la gente no se acerca cuando ve a alguien tirado en la calle. "Eso ha cambiado desde que se usa el teléfono móvil. La gente no se para, pero llama para que le atiendan", asegura.

"Hay un 10% de mala gente que se hace notar tanto que a veces la solidaridad no se ve". Pero Alfonso del Álamo reconoce que también ha vivido momentos de debilidad. "A veces dices: menudo trabajito. Pero hay gente que dedica a su empleo todos los días de su vida y no puede constatar la utilidad de su labor. En este trabajo, uno de los elementos que nos liberan es verificar que somos útiles; eso compensa la dureza del día a día".

Después de muchas horas en vela, del Álamo no logra dormir. El domingo, cuando el fuego estuvo controlado, se marchó a un pub a ver el partido de rugby Inglaterra-Francia. Allí el sueño le venció hasta que de nuevo sonó el móvil. Otra emergencia.

 Fuentes: La Razón
20.02.05

Normativa de referencia: Protección contra Incendios

* Experto: Fallan muchas cosas. Quizás demasiadas, por Rafael Rueda (21.02.05)
Experto: ¿Qué hacer ante una crisis?, por Rafael Vidal (18.02.05)
Experto: Cosquillas en el cielo, por Juan Antonio Cortés (18.02.05)
Experto: Los planes de las empresas frente a los desastres, por Robert Assink (17.02.05
Experto: La seguridad es lo primero, por Ricardo Aroca (17.02.05)
Experto: ¿Qué ha fallado en el edificio Windsor?, por Rosa Sandino (16.02.05)
Experto: Protección frente a un desastre, por José María Marín (16.02.05)
Experto: El coloso en llamas. Crisis en Madrid, por Rafael Vidal (15.02.05)
Experto: Azca, un ejemplo de urbanismo salvaje, por Blanca Moltó  (15.02.05)
Experto: Edificio Windsor: ¿es la seguridad sólo un gasto?, por Ignacio Cortés (14.02.05)
Experto:
La seguridad ante una emergencia: ¿una obligación normativa?, por Rosa Sandino (31.01.05)

Noticias relacionadas:

* Los negocios de la «zona cero» estudian acciones legales, y evalúan las pérdidas y posibles despidos (21.02.05)
* Los bomberos decretaron la alerta máxima en el Windsor en cinco minutos (21.02.05)
* Seguridad de 'altura' en los rascacielos más modernos del mundo (21.02.05)

* Robots teledirigidos desmontarán las partes más difíciles del Windsor (21.02.05)
* La empresa propietaria del Windsor descarta que los intrusos sean empleados suyos (21.02.05)
* ¿Intrusos en el incendio del Windsor? Visualice las imágenes
* El desmontaje del Windsor durará menos de un año y se hará con la ayuda de robots (18.02.05)

* Diez edificios de León son demasiado altos para los bomberos (18.02.05)
* Un edificio de vecinos seguro contra incendios cuesta sólo 7.500 euros (18.02.05)
* Los Reyzábal (propietarios de la torre Windsor) dicen que apagar el fuego compete a bomberos (18.02.05)

* Los bomberos valencianos consideran muy alta la seguridad en los rascacielos de su ciudad (18.02.05)
¿Son seguras las supertorres que se proyectan en Madrid? (18.02.05)
* Prepararse para sobrevivir a un siniestro (18.02.05)
* Los técnicos declaran la "ruina inminente" del Windsor pero descartan que se desplome. Vea el informe técnico (18.02.05)
* La Comunidad de Madrid dice que su modelo de respuesta ante emergencias es estudiado en el mundo  (18.02.05)
* Disaster Recovery, datos a salvo en caso de catástrofe (17.02.05)
* Seguridad contra incendios en Torre Picasso (17.02.05)
* El Ayuntamiento de Madrid comienza mañana los trabajos para demoler el Windsor (17.02.05)

* Los vigilantes contra los bomberos (17.02.05)
* Los bomberos de Palma (Islas Baleares) revisarán las medidas contraincendios de sus "rascacielos" (17.02.05)
* Madrid inspeccionará todos los edificios de más de 18 plantas (17.02.05)
* Una tromba de agua echaría abajo el Windsor (17.02.05)

* Los esfuerzos de Deloitte y Garrigues se concentran ahora en encontrar oficina (17.02.05)
* La Policía analizará los soportes informáticos del control de acceso al edificio Windsor (17.02.05)
* Los centros de continuidad permiten sobrevivir a las grandes catástrofes (16.02.05)

*
Los bomberos que han entrado al Windsor detectan que la estructura está "bastante afectada y es inestable" (16.02.05)
*
La torre Windsor no se ha hundido como las Gemelas por su forjado de hormigón (16.02.05)
*
Los trabajos dentro del Windsor discurren según lo previsto (16.02.05)
* Un vigilante tuvo que bajar más de 20 pisos a por la llave antes de intentar apagar el fuego (16.02.05)

* Ausencia de normativa específica sobre prevención de incendios en rascacielos en las Comunidades Autónomas (16.02.05)
* Los 20 enigmas de la torre Windsor (16.02.05)
* El incendio del Windsor podría afectar a las 10.000 causas que defienden abogados de Garrigues y Deloitte (16.02.05)

* La mitad de los mayores rascacielos de Madrid carecen de aspersores contra el fuego (16.02.05)

*
Cuatro bomberos entrarán hoy en la torre Windsor para comprobar el estado de su estructura interna (16.02.05)
* Deloitte tendrá sus auditorías a tiempo (15.02.05)
* Entrevista: Alberto Ruiz Gallardón, Alcalde de Madrid (15.02.05)
*
Los bomberos preparan su entrada de mañana en el Windsor bajo estrictas medidas de seguridad (15.02.05)
* Madrid inicia hoy un plan para inspeccionar la seguridad de edificios de más de diez plantas (15.02.05)
* El comercio pedirá indemnizaciones por el incendio del edificio Windsor (15.02.05)
*
Las obras de demolición del rascacielos Windsor se prolongarán durante casi un año (15.02.05)
* Entrevista:
Juan Monjo, experto del CSIC y director del Instituto de Ciencia de la Construcción Eduardo Torroja (15.02.05)
*
La póliza del Windsor alcanza 90 millones, pero con las reclamaciones superará los 200 (15.02.05)
* Relato de los bomberos que subieron a la Torre (15.02.05)
* La Policía abre una investigación para saber si el incendio del rascacielos fue un sabotaje (15.02.05)
* Urbanismo confirma que el Windsor carecía de sistemas automáticos de extinción de incendios (15.02.05)
* Prosegur explica que sus vigilantes actuaron con 'absoluta diligencia' en el incendio del edificio Windsor (15.02.05)

* Metro de Madrid reabre las líneas 8 y 10 y Cercanías vuelve a unir Atocha y Chamartín (14.02.05)

*
El incendio del Windsor pone en cuarentena al Madrid financiero (14.02.05)
* Entrevista: Genaro Alas y Manuel del Río, arquitectos del Edificio Windsor (14.02.05)
* La alerta se dio demasiado tarde (14.02.05)
* Las empresas ubicadas en la torre Windsor no interrumpen sus servicios (14.02.05)
* Calles cortadas, líneas de Metro paralizadas y trenes desviados (14.02.05)

* Entrevista: Fernando Munilla, Inspector Jefe del Servicio de  Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Madrid (14.02.05)
*
Activado el gabinete de crisis ante las dimensiones del siniestro (14.02.05)
*
El incendio de la Torre Windsor (Madrid) afecta la actividad de miles de trabajadores (14.02.05)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es