Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Lunes, 28 de febrero de 2005


Seguridad Medioambiental y Protección del Entorno

Guía para no perderse en el negocio del humo

La lucha contra la contaminación se consagrará como una prioridad de gobiernos y empresas, que ya no podrán evitar asumir los compromisos de reducción de emisiones.

 

Este nuevo panorama tendrá una clara repercusión económica en las estrategias empresariales. Para internarse en el negocio del humo, aquí están las principales cuestiones que hay que conocer.

• ¿Qué es el Protocolo de Kioto? Es un acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático, que se firmó en diciembre de 1997 en la ciudad japonesa. Cien gobiernos de todo el mundo apoyaron la propuesta del diplomático argentino Raúl Estrada, que entonces presidía el programa del clima de la Naciones Unidas (ONU).

• ¿Cuál fue su origen? Con el Protocolo, Estrada respondía al compromiso planteado en la Conferencia de la Tierra de 1992, celebrada en Río de Janeiro, en la que se acordó diseñar un instrumento legal internacional para luchar contra el cambio climático.

• ¿Qué supone su ratificación? Tras firmarse en 1997, el acuerdo necesitaba el apoyo legal de un conjunto de países que supongan el 55% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (causantes del calentamiento global –el principal es el dióxido de carbono o CO2–). Los Parlamentos nacionales debían aprobar por ley la adhesión al protocolo.

¿Por qué ha sido determinante la ratificación rusa? Pese a la negativa de Estados Unidos de ratificar el protocolo, el apoyo de Rusia, que emite el 17% del CO2 mundial, garantizó ese objetivo del 55%.

¿Cuáles son sus objetivos? Kioto obliga a alcanzar una reducción mundial de las emisiones del 5,2% entre 2008 y 2012, frente a 1990. Para lograrlo, el protocolo prevé distintas obligaciones de recorte o aumento de la contaminación, que en conjunto garantizan la reducción del 5,2%.

¿Qué supone su entrada en vigor? La ONU fijó el 16 de febrero como la fecha acordada para su entrada en vigor, tras el apoyo ruso. A partir de ese día, los objetivos nacionales de Kioto se convierten en obligaciones legalmente exigibles, lo que impone a los que los Gobiernos la adopción de medidas para ajustarse a ellos.

¿Sirve para algo este acuerdo? Es posible que los objetivos de Kioto hayan perdido ambición por el retraso de siete años de negociaciones, al tiempo que los efectos del cambio climático se han acrecentado, pero la ONU mantiene que es necesario adoptar medidas cuanto antes por muy básicas que sean.

¿Cuál es el impacto en la UE? La ratificación de Kioto por parte de la UE obliga a los Estados miembros a reducir un 8% sus emisiones entre 2008 y 2012, frente a 1990. Bruselas reparte este compromiso entre los países, a través del denominado sistema de burbuja, de forma que unos tienen que recortar sus emisiones y otros (como España) pueden elevarlas pero con un límite.

¿Cuál es el objetivo español? España tiene que limitar a un 15% el incremento de sus gases entre 2008 y 2012, frente a 1990. en 2004, se estima que el aumento ya era del 45%.

¿Cómo se puede cumplir Kioto? El Protocolo prevé un conjunto de instrumentos para facilitar la reducción de la contaminación. Son los denominados ‘mecanismos de flexibilidad’. Hay tres: el comercio de emisiones, los mecanismos de desarrollo limpio (MDL), que consisten en proyectos limpios en Latinoamérica que generan reducciones de emisiones, y los proyectos de aplicación conjunta (JI, según sus siglas en inglés), que son como los MDL pero en Europa del Este y norte de África. Además, existen los fondos de carbono, promovidos por el Banco Mundial, en el que puede invertir una empresa y recibir a cambio certificados de reducción de CO2.

¿Qué medidas ha puesto en marcha Bruselas? La UE lanzó el pasado 1 de enero el mercado europeo de emisiones, al que las empresas de algunos sectores podrán acudir para comprar y vender derechos de emisiones de CO2 para ajustarse a una asignación de contaminación otorgada por sus Gobiernos, a través de un Plan Nacional de asignación (PNA).

¿A qué empresas afecta? Eléctricas, papeleras, siderúrgicas, cementeras, refinerías de petróleo, fabricantes de vidrio y cerámica e industrias con instalaciones de cogeneración de más de 20 megavatios.

¿Cómo funciona la bolsa de CO2? Cada empresa tiene que ajustarse a la asignación anual del PNA; si sus emisiones la superan, tendrá que ir al mercado a comprar derechos a otras empresas a las que les sobren.

¿Sólo hay mercado de CO2 en la UE? En los últimos años ha funcionado una bolsa informal impulsada desde Londres, donde se han intercambiado derechos de CO2. En EEUU, en Chicago funciona un mercado de derivados sobre precios de gases contaminantes. Kioto prevé el comercio internacional de emisiones como una medida, por lo que se espera que acabe surgiendo una bolsa mundial de CO2.

¿Qué periodos se prevén para este mercado? Este parqué tiene dos fases: la primera, entre 2005 y 2007, de carácter experimental, en la que las empresas han recibido derechos de forma gratuita; y la segunda, entre 2008 y 2012, en el que los gobiernos pueden cobrar por los derechos.

• ¿Quién regula el mercado europeo? Hay una autoridad europea que velará por el correcto funcionamiento, pero la UE quiere que sean las empresas, agentes privados e intermediarios los que autoorganicen la bolsa que, de momento, no tiene una sede física. Las operaciones se cierran de forma particular entre las empresas y los precios se forman en función de la oferta y la demanda.

• ¿Qué papel tiene cada Estado? Cada país tiene un registro nacional, que en España está gestionado por Iberclear, donde las empresas tendrán a partir del 28 de febrero una cuenta abierta con la asignación de derechos y en donde anualmente rendirán cuentas para garantizar que se ajustan a ese tope, con sus compraventas y proyectos limpios.

• ¿Quién puede participar en el mercado? Empresas de los sectores previstos europeas o con industrias en la UE, pero también podría permitirse a más largo plazo la entrada de compañías de fuera de la UE (como de EEUU o Rusia) que tengan certificados de reducción de emisiones de proyectos limpios (MDL o JI) o de un fondo de carbono que pueden vender como derechos. Además, la bolsa está abierta a que personas físicas compren derechos de CO2.

• ¿Qué multas se prevén para las empresas? Las empresas que superen el tope de emisiones asignado en el PNA y no compren derechos suficientes para cubrir su déficit tendrán que pagar una multa de 40 euros por cada tonelada de más que emitan, entre 2004 y 2007. Esta sanción será de 100 euros entre 2008 y 2012.

• ¿Qué pasa con los sectores no afectados por el comercio de emisiones? Bruselas también está planteando medidas de lucha contra el cambio climático, al margen de la bolsa de CO2, en el resto de la industria, el transporte y el sector residencial.

• ¿Qué pasa si no se cumplen los objetivos de Kioto? La ONU podría sancionar a los países si no se ajustan a los objetivos en 2012, aunque en la práctica esto no es habitual en los acuerdos internacionales de este organismo.

• ¿Cuál es el futuro del Protocolo de Kioto? En la Conferencia del Clima de Buenos Aires (COP 10), celebrada el pasado mes de diciembre, se empezó a hablar de la segunda fase de Kioto. Es posible que un seminario de la ONU que se celebrará en Bonn (Alemania) en primavera se relance la discusión sobre los objetivos de Kioto a largo plazo. La UE ya ha empezado a discutir estos compromisos.

Fuente: Expansión
14.02.05

Noticias relacionadas:

* El Protocolo de Kioto ya está aquí (16.02.05)
* Cambio climático: alerta en 2026 (02.02.05)
* Nueva advertencia sobre el clima (31.01.05)

* Las olas de calor serán hasta cuatro veces más frecuentes en España y el sur de Europa (20.12.04)
*
Holanda, primer país en poner en marcha los mecanismos de desarrollo limpio de Kioto (03.12.04)
* Barrera contra el cambio climático (17.11.04)
*
Rusia permite la entrada en vigor de Kioto (29.10.04)
* Kioto llega a las escuelas (15.10.04)
* Rusia ratifica el Protocolo de Kioto y obliga a España a realizar inversiones millonarias para frenar las emisiones (05.10.04)
*
España se mantiene en la cola de la UE en la protección del medio ambiente (02.09.04)
* España y Portugal son los países de la Unión Europea a los que más les afecta el cambio climático (26.08.04)

* España comenzará a reducir las emisiones de CO2 en el 2008 (16.07.04)
* Las grandes claves del reto de Kioto (22.06.04)
* El Gobierno presentará esta semana el borrador del plan de asignaciones de Kioto (16.06.04)
* Bruselas abrirá expediente a España por los gases de Kioto (27.05.04)
* Putin se compromete a que Rusia firme el Protocolo de Kioto (25.05.04)
*
La refinería de La Rábida afronta Kioto (07.05.04)
* El Gobierno permitirá uniones de las emisiones de contaminación para cumplir Kioto (06.05.04)
* Las eléctricas pagan la incertidumbre sobre Kioto (01.04.04)
* El difícil cumplimiento de Kioto pasa por la transformación del sector eléctrico español (31.03.04)
* El principal asesor de Putin quiere que Rusia no ratifique el Protocolo de Kioto (03.03.04)

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es