- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Jueves, 7 de abril de 2005


Seguridad Pública y Protección Civil

Los ayuntamientos baleares deberán crear agrupaciones de Protección Civil

La Ley de Emergencias contempla la formación de un cuerpo autonómico de bomberos para situaciones de alto riesgo

 

Todos municipios deberán promover la creación de estructuras de protección civil así como elaborar y aprobar un plan de prevención de riesgos y de actuación en casos de emergencia. Igualmente los Ayuntamientos deberán elaborar el catálogo de recursos movilizables en casos de emergencia y programas municipales de previsión y prevención. También deberán organizar campañas de concienciación y sensibilización de la población divulgando las medidas de autoprotección y realizando prácticas y simulacros de protección civil.

La Ley de Emergencias también establece para los municipios de más de 20.000 habitantes la creación, organización y mantenimiento de servicios de prevención y extinción de incendios. Esta normativa, sin embargo, ya está en vigor y afecta a los municipios de Palma, Calvià, Inca, Llucmajor, Manacor, Marratxí, Palma, Ciutadella, Maó y Santa Eulària. La mayor parte de estos municipios tienen el servicio mancomunado con el Consell Insular.

Sobre el tema de los incendios, la ley establece que la Conselleria de Interior debe impulsar las acciones necesarias para que en todo el territorio de la comunidad autónoma se disponga de un servicio integral y homogéneo de prevención y extinción de incendios y de salvamento con las prestaciones humanas y materiales adecuadas y los mismos índices de eficacia y eficiencia estándares que se determinen. Para lograr estos objetivos, la Conselleria de Interior podrá impulsar la creación de un ente público integrado por todos los municipios de Baleares, los consells insulares y organismos de la Administración autonómica.

En el término máximo de un año desde la aprobacion de la ley, el Govern deberá elaborar la normativa que ha de regular la estructura básica de los cuerpos de bomberos, la denominación de las diversas categorías profesionales, las normas de funcionamiento del servicio, los derechos y deberes de los bomberos y el régimen disciplinario.

Por otra parte, el proyecto de ley aconseja la creación por parte del Govern de un cuerpo especializado de bomberos para atender situaciones de emergencia específica que requieran técnicas de intervención altamente cualificadas. Estas unidades serán transferidas en su caso al ente público de emergencias.

Adelantándose a la aprobación de la ley, el Govern constituyó a finales de noviembre la empresa pública Gestión de Emergencias de las Islas Baleares, sociedad que nació con un capital fundacional de 60.100 euros y el cometido de aplicar los diferentes planes frente a riesgos públicos vigentes en el Archipiélago.

El nuevo organismo está presidido por el Conseller de Interior, José María Rodríguez e integrado por representantes de distintos departamentos del Ejecutivo. Desde que a finales del 2003 se creó la Dirección General de Emergencias se han aprobado planes de seguridad ante terremotos, en las playas, para el transporte de mercancías peligrosas, frente a incendios forestales e inundaciones y se tramitan otros cuatro planes que entrarán en vigor este año. La nueva empresa pública velará por el desarrollo de estos planes.

La nueva ley también marca los protocolos de actuación en casos de emergencia. Los funcionarios de la Dirección Gerneral de Emergencias adquieren la categoría de agentes de la autoridad y tendrán la facultad de dar órdenes a la población civil y de precintar inmuebles e instalaciones en caso de riesgo. Los ciudadanos tendrán la obligación de obedecer a los agentes de Emergencias en cualquier situación de riesgo y podrán ser movilizados para colaborar en una actuación determinada como puede ser una inundación o un incendio. Del mismo modo la Dirección General de Emergencias podrá confiscar aquellos bienes que considere necesarios para hacer frente a una determinada situación de crisis. A modo de ejemplo, puede requisar combustible, agua, cualquier otro tipo de energía, medios de transporte, equipos sanitarios, maquinaria, etcétera.

Fuente: El Mundo
05.04.05

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es