- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Viernes, 29 de abril de 2005


Seguridad Corporativa y Protección del Patrimonio

El negocio del fuego crece un 10%

El sector aboga por una mayor formación del usuario para enfrentarse a un incendio y pide una normativa más exigente que se cumpla con rigurosidad

 

Según el último estudio económico realizado por la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, Tecnifuego-Aespi, adelantando en exclusiva a este diario, el sector de la seguridad contra incendios experimentó un crecimiento del 10% en 2004, alcanzando los 2.200 millones de euros de facturación global.

El negocio del sector se distribuye entre los productos de protección activa y productos de protección pasiva. La cifra de negocio del os productos de protección activa-tales como equipos móviles, extintores y sistemas de detección, destinados a prevenir el fuego- ha ascendido a 1.300 millones de euros. Por otro lado, la facturación de los productos de protección pasiva fue de novecientos millones de euros, el año pasado.

Estos últimos están dedicados a restaurar los desperfectos ocasionados por un incendio, tales como recubrimientos, sellados, controles de humos o evacuaciones. Más allá de las cifra, lo importante en este sector es la seguridad contra incendios con la que cuentan los edificios de nuestro país.

"Hoy en día, aproximadamente el 50% de los edificios continúa con la legislación antigua. Esto quiere decir que ese porcentaje ni siquiera alcanza el mínimo de mínimos, que es el que establece la última reglamentación", asegura Rafael Sarasola, presidente de Tecnifuego-Aespi.

  Precio Observaciones
Extintor 3 kg 35 euros

El producto debe cumplir la normativa de Marcado CE. El mantenimiento del extintor es crucial

Extintor 6 kg. 45 euros Cualquier conoto de fuego puede apagarse con un extintor en 5 minutos. Si esperamos a que lleguen los bomberos, el fuego habrá arrasado, al menos, el cuarto donde surgió
Boca de incendio equipada 600 euros Equipo en caja metálica que se cuelga en al pared compuesto por mangueras y lanza
Columna seca 300 euros por planta Obligatorio en edificios de más de 28 metros o de 8 plantas o más
Hidrante 1.800 euros Aparato hidráulico conectado a red de abastecimiento de agua que surte de caudal en caso de incendio
Sistemas rociadores automáticos 20 euros por m2  
Sistemas de detección de incendios 1.000 euros Equipo compuesto por 5 detectores, una sirena, un pulsador y un sistema central de intrusión
Protección pasiva de materiales El 25% del precio de cada elemento que se quiera ignifugar El contenido, es decir, todos los elementos del mobiliario, no son responsabilidad del constructor ni del promotor
Protección pasiva del edificio

El precio por la compartimentación y estructura oscila entre el 2% y el 4% del coste de la construcción del edificio

Es responsabilidad del promotor y el constructor del edificio todo lo que garantice la estabilidad y resistencia del edificio, es decir el edificio en si

Los fabricantes se rigen por las normas UNE/EN. Los de mantenimiento e instalación de equipos por las RIPCI

"Es curioso cómo la gente, cuando ocurre una tragedia como la que ha ocurrido recientemente en el Windsor, se sensibiliza con los incendio. El problema es que se olvidan pronto. Es de vital importancia promover un mercado mejor regulado por una normativa exigente y que se cumpla rigurosamente", insiste el presidente de Tecnifuego-Aespi.

La formación es otro de los grandes retos para lograr atenuar las consecuencias de un incendio. "Es necesario que desde la Administración se apoye más la formación. La mayoría de los usuarios reconoce los peligros de no usar un extintor en los conatos de un fuego. El problema es que si se espera a que lleguen los bomberos, el pequeño fuego de hace cinco minutos habrá arrasado con la habitación en la que se originó si no ha acabado con toda la casa. Resulta irónico que la gente no tenga un extremo cuidado en mantener su casa que, seguramente, sea el mayor gasto de su vida", afirma Sarasola. Por ello, a pesar de que no sea obligatorio, desde la asociación contra incendios, recomiendan que se integre desde el principio, en el diseño del edificio, la protección contra incendios, tango de los elementos de protección  activa como los de protección pasiva. Pero esto no es suficiente. " Una vez que se ha conseguido el equipamiento debido hay que mantenerlo en buen estado" recuerdan.

Fuente: Expansión
27.04.05

Especial Torre Windsor

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es