Belt Ibérica S.A. Analistas de Prevención

- Menú -

HOME

Noticias...
Se busca...
Eventos...
Legislación...
Bibliografía...
Artículos...

> MAPA del WEB <

Su opinión...

Envíenos la noticia o el comentario que desee.

 

 

Noticias Profesionales

  

Noticias

Martes, 16 de agosto de 2005


Seguridad Industrial y Prevención de Riesgos Laborales

Riesgos laborales en la oficina

Los problemas de salud relacionados con la calidad del aire interior son algunos de los riesgos y alertas que surgen en la oficina

 

Los problemas de salud relacionados con la calidad del aire interior son algunos de los riesgos y alertas que surgen en la oficina. A éstos se suman los denominados hace años como síndrome de edificio enfermo y los más recientes, atribuidos a la presencia de partículas submicroscópicas.

La incorporación de las nuevas tecnologías, como el ordenador, modificaron el aspecto y contenido de los espacios de trabajo. Este cambio exigió una especial atención a expertos y legisladores en cuanto a los posibles efectos sobre la salud que pudiera traer consigo su uso.

Por otro lado, aparecieron nuevas formas de empleo como el teletrabajo, que transformaron el concepto tradicional de lugar de trabajo -oficina en casa- y plantearon, además de sus propios riesgos, serias dificultades en la aplicación de las obligaciones legales y dudas sobre la eficacia de las medidas preventivas en este ámbito.

El impacto de la normativa preventiva ha sido muy importante durante los últimos años y en concreto, se ha notado en el trabajo en oficinas ya que tradicionalmente se asumía que en el desarrollo de esta actividad no existían riesgos relevantes. De hecho, podía considerarse así de acuerdo con el viejo esquema de daños a la salud igual a accidentes, ya que la incidencia de estos últimos en este sector, es más bien baja.

Los riesgos

En el nuevo esquema preventivo, que incorpora los conceptos de riesgo ergonómico y psicosocial, las oficinas han dejado de ser espacios libres de riesgos. Los más relevantes son:

El sedentarismo, sobre el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha centrado su atención ya que aumenta las causas de mortalidad, duplica el riesgo de enfermedad cardiovascular, de diabetes de tipo II y de obesidad. Aumenta el riesgo de hipertensión arterial, problemas de peso, osteoporosis, depresión y ansiedad.

Las posturas continuadas mantenidas durante el trabajo: porque producen patologías y dolores músculo-esqueléticos, que afectan principalmente a la espalda, hombros y cervicales.

El ambiente de trabajo: en su doble vertiente, física y psicosocial. El ambiente físico -lumínico, térmico y acústico- genera problemas visuales, de confort y de concentración que afectan al estado físico y al rendimiento de los trabajadores. En cuanto al ambiente psicosocial, genera tensiones, cansancio, irritabilidad y absentismo cuando se encuentran presentes factores como la atención al público, medios inadecuados, presión de tiempo, aislamiento, entre otros.

La prevención

Es en este terreno donde se deben centrar las principales intervenciones ergonómicas y preventivas. Aspectos importantes de estas intervenciones son:

  • Los programas de ejercicios y mantenimiento físico durante el trabajo.
  • El diseño de los lugares y puestos de trabajo.
  • La adecuada selección de los equipos utilizados.
  • El diseño y control de las condiciones ambientales.

Las medidas organizativas, como alternancia de tareas, para aminorar el efecto de los factores de riesgo y la información y formación del personal.

Por otro lado, hay que tener en cuenta el efecto que estos riesgos tienen y tendrán en un futuro y las medidas de las autoridades sanitarias para combatir el tabaquismo que afecta a los espacios comunes públicos y también a los lugares de trabajo. Se trata de diferentes acciones que modificarán igualmente la calidad del trabajo en oficinas, dirigidas a ayudar a los fumadores a abandonar este hábito.

Fuente: Expansión
03.08.05

© BELT.ES  Copyright. Belt Ibérica, S.A. Madrid - 2004. belt@belt.es